Dieta de tipificación metabólica: ¿verdad o mentira?

La dieta de tipificación metabólica está basada en la capacidad que tiene cada uno de degradar los macronutrientes. ¿Funciona? En este espacio lo discutimos.
Dieta de tipificación metabólica: ¿verdad o mentira?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 11 abril, 2022

Cada persona hereda un tipo de metabolismo de acuerdo a su genética. Esto explica por qué unas dietas funcionan bien para unos, pero no para otros. La dieta de tipificación metabólica se basa en la ingesta mayor o menor de ciertos nutrientes, de acuerdo a la respuesta metabólica del cuerpo.

Este modelo de alimentación fue desarrollado por los especialistas en investigación metabólica William Walcott y Trish Fahey.  Se introdujo en el 2001 como un método destinado a la pérdida de peso. Desde entonces, ha tenido algunas variaciones y ha ganado seguidores en todo el mundo. ¿Funciona? Aquí te lo contamos.

¿Qué es el metabolismo?

Para empezar, cabe recordar que el metabolismo es el «mapa de rutas» de las miles de reacciones químicas que ocurren en las células del cuerpo. Está dirigido por las enzimas, que son las que utilizan los macronutrientes (las proteínas, los carbohidratos y las grasas) para mantener vivas a las células y, de este modo, cumplir con sus funciones. Las vitaminas y minerales colaboran con estas enzimas.

Las rutas metabólicas producen y liberan energía al degradar moléculas muy complejas como el almidón. A su vez, otras rutas utilizan esa energía para construir compuestos necesarios para el funcionamiento corporal. Sin embargo, si se produce mucha energía y no se utiliza, se da la acumulación de grasa y el aumento de peso.

Mujer mide su cuerpo
El funcionamiento del metabolismo es determinante para la pérdida de peso. Si este es lento, tiende a acumularse grasa.

¿En qué se basa la dieta de tipificación metabólica?

La dieta de tipificación metabólica se basa en las diferencias individuales que hay en la degradación de los macronutrientes una vez que son absorbidos. De acuerdo a esto, se hace un plan de alimentación personalizado que tiene en cuenta el tipo de metabolismo de cada uno. Por ejemplo, podría ser una dieta alta en carbohidratos o una baja en grasa.

Entre más rápido sea el metabolismo de una persona, menos tiempo requiere para convertir los nutrientes en energía. Pero si el metabolismo es lento, entonces almacena los nutrientes como grasa en lugar de utilizarla. Según el libro de Walcott y Fahey, las variaciones en el metabolismo se deben a 2 factores hereditarios.

1. Funcionamiento del sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso autónomo del organismo se divide en los sistemas simpático y parasimpático. Estos se oponen entre sí en una variedad de funciones corporales. Por ejemplo, el simpático ayuda al cuerpo a responder al estrés, a la vez que estimula la producción de adrenalina y la quema de energía.

Por su parte, el parasimpático controla elementos del cuerpo en reposo, como el descanso y la digestión. Se cree que uno de los sistemas es más dominante que el otro y, por ende, el funcionamiento del metabolismo tiende a variar.

2. Velocidad de la oxidación celular

La oxidación de los alimentos implica qué tan rápido o qué tan lento una persona convierte los nutrientes en energía. Así, quienes lo hacen de forma rápida requieren comer nutrientes que son más lentos para degradarse.

Por ejemplo, debido a la estructura y al tipo de enlaces de las proteínas, su proceso digestivo y su oxidación es muy lenta. Entre tanto, hay personas que oxidan los alimentos de forma lenta, entonces deben comer carbohidratos, ya que estos se digieren y se oxidan rápidamente.

Tipos de dietas de tipificación metabólica

Existen 3 tipos de dietas de acuerdo al tipo de metabolismo de la persona. ¿Cómo se identifican? Los autores del libro evalúan una serie de características relacionadas al dominio del sistema nervioso y a la velocidad de oxidación.

También se realizan pruebas de azúcar, de electrólitos y de la función renal y del hígado. Se pueden incluir exámenes de sangre y de orina para un diagnóstico más completo.

1. Dieta de proteína

Este tipo de dieta está diseñada para aquellos que son oxidantes rápidos o dominantes parasimpáticos. A menudo, son personas que experimentan hambre de forma constante y que tienden a comer alimentos salados y grasos. Además, suelen fracasar con las dietas bajas en calorías y son nerviosos, ansiosos y letárgicos.

A través de este modelo de alimentación se propone una ingesta de hasta un 40 % de proteína, un 30 % de carbohidratos y un 30 % de grasas. Los alimentos recomendados abarcan las siguientes opciones:

  • Carnes de ave.
  • Vísceras.
  • Carne de res.
  • Pescados y mariscos.
  • Leche entera.
  • Crema.
  • Huevos.
  • Queso.


2. Dieta del carbo

La dieta carbo está indicada para las personas que son oxidantes lentos y dominantes simpáticos. Se cree que quienes pertenecen a este grupo dependen de la cafeína y tienen debilidad por las comidas dulces. Además, su apetito es reducido y tienen problemas para controlar su peso. 

En este caso, se sugiere un consumo de alrededor del 60 % de carbohidratos, un 20 % de proteínas y un 20 % de grasa. No obstante, se limita el consumo de carbohidratos refinados. En su lugar, algunos alimentos indicados son los siguientes:

  • Frutas.
  • Verduras.
  • Legumbres.
  • Cereales integrales.
  • Pollo, pavo, pescados y mariscos (como fuente de proteína).

3. Dieta mixta

La dieta mixta se indica en quienes no tienen un metabolismo rápido, pero tampoco lento. Hay una tendencia al consumo de alimentos dulces y su apetito es moderado. Además, tienden a ser ansiosos, nerviosos y se cansan con facilidad.

En líneas generales, se propone un consumo de partes iguales de carbohidratos complejos, grasas y proteínas. Sin embargo, pueden predominar las proteínas y las grasas.



¿Qué opinan los expertos sobre la dieta de tipificación metabólica?

Los creadores y los seguidores de la dieta de tipificación metabólica aseguran una pérdida de peso de 10 kilos en un mes. Sin embargo, no hay estudios que respalden esta afirmación. Hasta ahora, solo hay datos anecdóticos sobre sus supuestos efectos.

Lo anterior sin contar que los profesionales de la salud coinciden en que una pérdida de peso tan rápida es insostenible y de cuidado. Otros expertos también aseguran que cuando se pierde peso de forma rápida, el metabolismo se hace más lento. Por ende, la recuperación del peso perdido ocurre en un tiempo corto.

Ahora bien, el Departamento de Agricultura (USDA) sugirió una amplitud en los rangos de los macronutrientes, de modo que queden de la siguiente forma:

  • Proteínas: del 10 al 35 %.
  • Grasas: del 20 al 35 %.
  • Carbohidratos: de 45 al 65 % para los carbohidratos.

De acuerdo a esto, se pueden notar grandes diferencias con la dieta de proteína del plan de tipificación metabólica. Entre tanto, la dieta tipo carbo se encuentra dentro de los límites recomendados, mientras que la tipo mixta está en un porcentaje superior para las proteínas y las grasas.

El USDA también recomienda un conteo de calorías para promover la pérdida de peso. Esto es contrario a lo recomendado por el doctor Wolcott, quién ve como una ventaja el no conteo de las calorías. El autor de la tipificación del metabolismo asegura de que la persona no tendrá hambre entre comidas. Pero, ¿esto es totalmente cierto?

Hay que considerar que si hay condiciones de salud especiales, es fundamental consultar primeramente al médico antes de iniciar este modelo de alimentación.

En particular, los pacientes diabéticos deben tener cuidado, ya que la dieta es clave para controlar los niveles de azúcar en la sangre. Respecto a esto, un equipo de científicos determinó que las dietas bajas en carbohidratos favorecen el control del azúcar en la sangre en la diabetes tipo 1.

Alimentos con proteína
Hay varios tipos de dieta de tipificación metabólica. Estos se diferencian en la distribución de los macronutrientes.

Beneficios de la dieta de tipificación metabólica

La dieta de tipificación metabólica es una plan dietético personalizado que toma en cuenta las preferencias y las necesidades de la persona. Asimismo, limita el consumo de aquellas fuentes de carbohidratos que tienen altos valores calóricos y casi un nulo aporte de vitaminas y minerales.

  • En resumen, sus beneficios abarcan lo siguiente:
  • Pérdida de peso.
  • Control de los niveles altos de glucosa (según el tipo de dieta elegido).
  • Prevención de enfermedades crónicas.

Contras de la dieta de tipificación metabólica

A pesar de ser un modelo de alimentación que promueve un estilo de vida saludable, aún falta mucho respaldo científico para corroborar su efectividad y seguridad. Un estudio que comparó los resultados del cuestionario aplicado en esta dieta con unas pruebas de laboratorio relacionadas al metabolismo, no encontró ningún tipo de relación. 

Por otra parte, el plan de dieta proteica puede aumentar el consumo de grasa saturada relacionada con los riesgos de enfermedades del corazón y de accidentes cardiovasculares. También se observa una falta de equilibrio en las dietas carbo y mixto. Algunos desequilibrios en la alimentación pueden conllevar a la diabetes tipo 2 y a la obesidad.

¿Verdad o mentira?

Es verdad que la dieta de tipificación metabólica es una de las más personalizadas a la hora de indicar el consumo de ciertos alimentos de acuerdo al tipo de metabolismo. También es cierto que evalúa algunas características de la personalidad relacionadas al sistema nervioso dominante y que pueden afectar los resultados de la dieta.

Sin embargo, la literatura científica no ofrece mayores estudios que evidencien la optimización de este tipo de dieta para bajar de peso sin riesgo alguno. Las personas con ciertas condiciones de salud deben consultar con su médico y asesorarse con el nutricionista antes de aplicarla. Hay que hacer más investigaciones en este sentido.

Te podría interesar...
Guía detallada sobre la dieta cetogénica y sus beneficios
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Guía detallada sobre la dieta cetogénica y sus beneficios

La dieta cetogénica se ha popularizado por sus beneficios para la pérdida de peso y la salud. ¿Cómo funciona? Aquí lo detallamos.