¿Cuál es la diferencia entre celos y envidia?

Los celos y la envidia son dos emociones que todos hemos sentido en alguna ocasión. Pero, ¿las hemos gestionado bien?
¿Cuál es la diferencia entre celos y envidia?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz el 30 septiembre, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 30 septiembre, 2021

Última actualización: 30 septiembre, 2021

Aunque puede que te des cuenta ahora mismo de que los celos y la envidia son términos opuestos, en realidad, seguro que en tus interacciones con otras personas has llegado a confundirlos. Esto es algo normal, ya que a veces creemos que los celos y la envidia provocan la misma respuesta emocional. Sin embargo, esto no es así.

¿Cuál es la principal diferencia entre celos y envidia? Pues que los primeros (aunque a veces se consideran positivos) son una emoción negativa, mientras que la envidia puede ser una emoción positiva si se gestiona adecuadamente. Pero vamos a profundizar sobre cada una de ellas por separado.

¿Qué son los celos?

Cuando tu pareja le hace más caso a otra persona que a ti en una fiesta o si un amigo te ha empezado a dejar un poco de lado por otro, es posible que te invada la rabia mezclada con el miedo de perder a esa persona que quieres. Esta mezcla de sentimientos puede ser muy dañina.

Reflexionemos sobre los siguientes ejemplos:

  • Tu pareja habla con otra persona en un encuentro y la ves tan animada y feliz que empiezas a sentir celos. Lo más probable es que haya una inseguridad por tu parte y que te imagines cosas que no tienen por qué pasar.
  • Una nueva persona ha entrado a formar parte de tu grupo de amigos y notas cómo los demás le prestan demasiada atención. Esto hace que se te disparen los celos, pues tienes miedo que te dejen de lado, que ya no cuenten contigo.

Debajo de los celos subyace un miedo atroz a ser abandonado. En algunas ocasiones, tiene que ver con la autoestima; en otras, con una gran inseguridad. A veces pueden los celos surgir porque nosotros hemos hecho eso mismo antes.

Pero, ¿por qué algunas veces los celos se consideran positivos? Porque se trata de un mito del amor romántico en el que si no sientes celos por la otra persona no la amas. Pero esto no es cierto. De hecho, Walter Riso nos deja esta frase tan reveladora: “Los celos son posesión, no importa cómo quieran pintarlos. Es asfixiar al otro en nombre de un amor enfermizo”.

Celos en una pareja.
Los celos se pueden construir sobre situaciones que no tienen fundamento. A veces, solo existen los hechos en la mente de quien cela.


¿Qué entendemos por envidia?

Ahora vamos a profundizar en otra de las emociones que probablemente has sentido alguna vez: la envidia. Esta emoción puede ser negativa o positiva.

Surge cuando otra persona alcanza o tiene lo que tú desearías. Entonces, te invade un sentimiento de tristeza, de rabia y de ira. Cuando esto es así, la envidia no es sana. Sin embargo, si sientes alegría y ganas de conseguirlo también, sí lo es.

Muchas personas solo sienten la envidia de forma negativa. No importa quién haya logrado lo que ellas tanto ansiaban. Sentirán rabia y desearán que pierda todo lo conseguido. Esto no es nada sano.

La envidia sana puede hacerte sentir algo triste en un principio. Quizás pienses que no te has esforzado lo suficiente, que deberías haber trabajado más para conseguir eso. Sin embargo, te alegras porque la otra persona sí lo ha hecho y esas emociones que surgen te ayudan a ponerte en acción. De esta manera, no te quedas quieto. Haces algo para lograr lo mismo.

Envidia en la oficina.
La envidia puede ser positiva o negativa. Es importante que el sentimiento sea gestionado para estimularnos a mejorar.

Diferencias importantes entre celos y envidia

Ahora que ya sabes un poco más sobre los celos y la envidia, vas a ver de una manera más clara las diferencias importantes que hay entre estas dos emociones. Comprenderlas te permitirá gestionarlas mejor, observarlas desde una nueva perspectiva y buscar ayuda si lo necesitas.

Los celos y la mala envidia pueden provocar que te conviertas en una persona frustrada y triste:

  • Los celos hacen referencia a perder a alguien que quieres, sin embargo, la envidia la sientes cuando otra persona tiene o alcanza lo que tú desearías.
  • Cuando sientes celos, la emoción predominante es el miedo. Sin embargo, en la envidia no hay miedo, sino rabia y mucho enfado.
  • Sentir celos siempre será una emoción negativa. En ningún caso, por muy pocos celos que sientas, esto será positivo. La envidia, en cambio, sí puede ser positiva.
  • En el momento en el que celas a alguien, te centras en la situación y en lo que piensas que puede pasar. Con la envidia tienes certezas, pues alguien ha conseguido algo que tú querías.
  • Los celos pueden llegar a ser más destructivos, ya que con la envidia puedes hacer algo (trabajar para lograr lo que ha alcanzado la otra persona). Pero los celos son creencias y pensamientos que, en muchas ocasiones, no se asientan sobre ninguna base.

No te vayas sin leer: 7 tipos de personas envidiosas


Es muy probable que ni en tu casa ni en el colegio te hayan ayudado a gestionar estas emociones. Por eso, existe la chance de que alguna vez las hayas sentido en su forma más negativa. Si te ves incapaz de cambiar esto, existen profesionales que pueden ayudarte. No lo dudes.



  • Barrrientos, M. A. M. (2021). El impacto de la tecnología digital en las relaciones de pareja. Socialium5(1), 163-179.
  • Martínez, L. M. R. (2005). Celos y envidia: emociones humanas. UNAM.
  • Mola, D. J. (2017). Contenido experiencial y aspectos valorativos asociados a la envidia benigna y maligna en estudiantes universitarios de Córdoba, Argentina. Universitas Psychologica16(2).
  • Restrepo-Neira, C. (2019). Revisión narrativa de la relación entre envidia y Schadenfreude. CS, (27), 117-141.