¿Cuál es la diferencia entre un labial y un gloss?

Ya sea en un acabado mate o súper brillante, estos dos productos se comportan de manera diferente en los labios. Veamos si necesitas un labial o un gloss para tu maquillaje.
¿Cuál es la diferencia entre un labial y un gloss?

Escrito por Alejandra Maria Gonzalez Bonilla, 08 octubre, 2021

Última actualización: 08 octubre, 2021

¿Existe algo más seductor que unos labios maquillados? Quizás no. Sin embargo, los colores en los labios pueden potenciar el rostro y hacerlo lucir más llamativo, elegante o sensual, según el tono aplicado. Para eso hay que conocer las diferencias entre un labial y un gloss.

Se trata de 2 productos cosméticos que se han hecho un lugar privilegiado en el neceser de cualquier mujer. Esta razón ha llevado a que la industria de la belleza ofrezca muchas alternativas.

Y aunque los dos cosméticos tienen como objetivo maquillar los labios, existen disimilitudes de texturas, duración y luminosidad que vale la pena conocer. Veamos qué función cumplen y cuáles son las diferencias entre un labial y un gloss.

¿Qué es un labial?

Se cree que los inicios de este tipo de producto se dieron entre las mujeres de la antigua Mesopotania. En ese entonces, el labial era un cosmético similar a un crayón con una textura cremosa y sedosa. Además, se elaboraba en un amplia gama de tonalidades.

Su composición actual es muy variada, debido a que gracias a la evolución, estos productos también pueden ser hidratantes. Aun así, están compuestos principalmente de cera, emolientes, antioxidantes y aceites.

Las industrias cosméticas han hecho que tanto el diseño de este producto como sus texturas sean muy diversas, más allá del universo de color. Veamos algunos ejemplos.

Labial diferente a un gloss.
Los labiales vienen en presentaciones múltiples y cada una cumple una función puntual.

Mates

Los labiales mates son aptos para dar un color intenso en los labios, evitando la sensación pegajosa que pueden producir otros productos. Tienen una alta concentración de pigmentos y son opacos. Su efecto empolvado ayuda a redefinir la forma de los labios. No obstante, requieren retoques durante el día.

Satinados

Este tipo de labial también es llamado perlado o nacarado, debido a su acabado luminoso y satinado con el que se refleja la luz. Esto lo convierte en un producto ideal para llevar en la noche.

Cremosos

Los labiales cremosos poseen una textura nutritiva basada en vitamina E, lo que genera más hidratación. Se convierten en la mejor alternativa para personas con piel madura que han perdido el volumen de sus labios por la edad.



Tintas

La composición no grasa de las tintas hace que el pigmento se adhiera a los labios por mayor tiempo. Las tintas para labios tienen un efecto tatuaje con el que no es necesario el retoque. Además, poseen una textura fina y fluida.

¿Qué es un gloss?

El gloss tiene una textura gelificada, esponjosa y húmeda que es óptima para los días calurosos o para cuando se busca que los ojos sean los protagonistas del maquillaje. Por lo general, este producto posee un brillo extremo y translúcido.

Sin embargo, el gloss puede tener color, aunque quede difuminado y menos vivo que con el labial. Y si bien para algunas mujeres resulta refrescante, para otras puede ser incómodo, debido a la sensación pegajosa que deja sobre los labios.

Diferencias entre un labial y un gloss

La primera de las diferencias entre un labial y un gloss es que este último aporta más volumen a los labios, pero tiene menos tiempo de duración que un labial mate. Aún así, el primero ayuda a que los labios se vean mejor definidos y con mayor consistencia, gracias a que se aprecia mejor el color.

Por su parte, a diferencia del gloss, el labial contiene cera con aceite, lo que otorga mayor solidez. También se debe tener en cuenta que los labiales son más duraderos, mientras que los gloss son más fáciles de aplicar. Y aunque existen labiales que tienen ingredientes hidratantes, la mayoría tiende a resecar los labios.

En cuanto a las texturas, los labiales son más gruesos y cremosos, por lo que dan un aspecto más pesado. Por esta razón, se recomienda retirar el exceso de producto con un pañuelo. En contraste, los gloss son más resbaladizos y húmedos.

Labios con gloss.
El uso del gloss aporta un toque de humedad a los labios.


¿Cuánto duran estos productos en los labios?

Un labial convencional puede durar hasta 4 horas sin retoque. Esto solo si no se toman bebidas o no se consumen alimentos. En cuanto a los gloss, son productos que necesitan mayor frecuencia de aplicación para no perder su efecto abrillantado.

Ahora bien, existen labiales de larga duración que han sido creados para estar intactos por horas. Asimismo, estos productos tienen una pigmentación mayor, por lo que son ideales para eventos u actividades profesionales.

Finalmente, ambos productos tienen beneficios que se adaptan a cada ocasión o necesidad estética. Sin embargo, para aquellos que quieren obtener color y brillo a la vez, se pueden combinar. Todo dependerá del tipo de maquillaje que se pretenda lograr.

Te podría interesar...
¿Qué buscar en la etiqueta de tus cosméticos?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué buscar en la etiqueta de tus cosméticos?

Identificar los componentes mediante la etiqueta de los cosméticos es clave para prevenir alergias y otras afecciones en la piel.