Diferencias entre crema y loción corporal: ¿para qué sirven?

Tanto la crema como la loción corporal coinciden en favorecer la salud de la piel. Pero ambas opciones se distinguen según las necesidades cutáneas. Te enseñamos para qué es útil cada una.
Diferencias entre crema y loción corporal: ¿para qué sirven?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 30 septiembre, 2022

Hay un tipo de crema y de loción corporal para cada clase de piel. Si bien las 2 alternativas persiguen prácticamente los mismos objetivos, son las características cutáneas las que definen cuál conviene utilizar.

La Fundación Piel Sana enfatiza la importancia de la dermis como barrera mecánica y con propiedades defensivas inmunitarias, que trabaja en conexión con el resto del cuerpo. Si dicha barrera disminuye su eficacia, podrían aparecer la resequedad o las enfermedades dermatológicas.

Es cuando entran en el jugo tanto las cremas como las lociones corporales, por ser productos que ofrecen una capa de protección adicional frente a la sequedad y los contaminantes ambientales. Conoce cómo actúan estas sustancias.

¿Qué es una crema corporal y cuáles son sus ventajas?

Las cremas corporales son fórmulas preparadas con una mezcla de aceites, de agua y de emolientes. La consistencia es más espesa en comparación con otras opciones; esto se debe al contenido acuoso, que oscila entre 60 % y 70 %, otorgando mayor homogeneidad.

Ejercen poder hidratante en las pieles, penetrando con profundidad para bloquear la pérdida de agua. La formulación pesada de las cremas es concebida para atender dermis gruesas, a diferencia de tejidos delicados, como el facial.

Por lo general, los ingredientes que mezclan las cremas corporales provienen de la naturaleza. El aceite de coco, las flores y las hierbas destacan entre los extractos seleccionados para hidratar, suavizar y aliviar afecciones cutáneas.

Las cremas pueden ser humectantes, es decir, que absorben o retienen los aceites naturales de la piel. También existen las hidratantes, sugeridas para agregar aceites a la piel perjudicada por la resequedad.

Son ventajas de las cremas corporales las siguientes:

  • Previenen la irritación: la picazón o el sarpullido son tratables poniendo crema corporal un par de veces diarias, para devolverle suavidad a la dermis.
  • Aportan brillo y vitaminas: así como el cutis, la piel del resto del cuerpo demanda nutrición. Cuando creas el hábito de utilizar cremas, recibes como respuesta una piel atractiva, sin aspecto opaco y sana.
  • Protegen de los rayos ultravioleta (UV): muchísimas marcas de crema corporal incluyen filtro solar, con el fin de colaborar con la prevención de manchas y de los daños provocados por la radiación. No obstante, no sustituyen a los protectores solares.
  • Ideales para zonas ásperas: las piernas, los pies, las manos y los codos tienden a agrietarse más que otras zonas del cuerpo. En especial durante las épocas de frío, las cremas espesas contribuyen, previniendo el efecto cuarteado.
Cremas para la piel.
Las cremas son más viscosas y menos acuosas. Esto les da mayor capacidad de generar barreras en la piel.


¿Qué es una loción corporal y cuáles son sus ventajas?

Por su parte, las lociones corporales son sustancias de menor viscosidad y más ligeras que las cremas. La piel absorbe rápido estas mezclas, evaporando el efecto acuoso y dejando sensación refrescante, suavizante y calmante.

Las lociones tienen como finalidad hidratar. Poseen entre 70 % y 80 % de agua, lo que es favorable para las dermis que van de normales a mixtas.

Los principales ingredientes de esta clase de producto dermatológico son emolientes; en ocasiones, combinados con oclusivos, como los aceites. El ácido hialurónico, el ácido láctico y el escualeno son activos protagonistas en las lociones corporales.

Exponemos a continuación otras bondades de las lociones:

  • Son de uso diario: gracias a su ligereza, puedes aplicarla todos los días.
  • Humectan: la habilidad humectante de las lociones dispone de ingredientes potentes, conservando la humedad.
  • Extienden el autobronceado: al hidratar suficientemente, las lociones contribuyen con la prolongación del autobronceado.
  • Favorecen a las pieles grasas: no son pegajosas, por lo que favorecen a las pieles grasas. De hecho, es posible poner loción en una parte del cuerpo que no requiera tanta hidratación, mientras que en otra aplicas crema.


Recomendaciones para mejores efectos de la crema y la loción corporal

La piel evidencia mejor salud cuando la tratas de adentro hacia afuera. Esto quiere decir que no dejes todo el trabajo a las cremas o a las lociones; bebe entre 1,5 y 2 litros de agua todos los días. Algunas personas le huyen a este hábito, pero eso no es correcto.

Asimismo, descansa lo suficiente. Siempre que duermas al menos 8 horas diarias, ayudas al bienestar de la piel.

Sigue una dieta equilibrada para que el organismo reciba las vitaminas y los minerales que influyen en la salud cutánea. Entre los alimentos que cooperan con la buena apariencia de la piel resaltan los siguientes:

Alimentos con omega-3 para la piel.
Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 contribuyen a la salud cardiovascular y a la vitalidad de la piel.

¿Cuál elegir? ¿Cremas o lociones corporales?

Tanto la crema como la loción corporal sanan las pieles secas, otorgándoles suavidad y uniformidad. Para la hidratación diaria es aconsejable usar lociones; las cremas se reservan para casos que demandan humectación intensa. Es importante recalcar que no se trata de una regla o limitante; lo fundamental es utilizar al menos una.

De acuerdo con la Academia Americana de Dermatología, hay que consultar con el especialista la sustancia adecuada para el tipo de piel y, al momento de la elección, considerar la severidad de la sequedad que experimentas.

Te podría interesar...
Arcilla de bentonita: 9 usos para la salud y belleza del cuerpo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Arcilla de bentonita: 9 usos para la salud y belleza del cuerpo

La arcilla de bentonita es un elemento natural con beneficios para la salud y la belleza. La encuentras como suplemento, en cremas y polvo.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.