Diferencias entre las filosofías de Aristóteles y Platón

Platón y Aristóteles fueron los pensadores más influyentes de la cultura occidental. A pesar de que su relación era de maestro-discípulo, sus ideas discrepaban en gran medida.
Diferencias entre las filosofías de Aristóteles y Platón
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati el 25 agosto, 2021.

Última actualización: 25 agosto, 2021

Las filosofías de Aristóteles y Platón son, quizás, las más influyentes en el pensamiento de la cultura occidental. Pues la mayoría de las corrientes filosóficas y científicas que surgieron posteriormente las han utilizado como fundamento de sus planteamientos.

Ahora bien, aunque Aristóteles fue discípulo de Platón, este tuvo muchos desacuerdos con su maestro. Es por ello que presentaremos las principales diferencias entre las filosofías de ambos.

Diferencias entre las filosofías de Aristóteles y Platón

Las discrepancias entre las filosofías de Aristóteles y Platón se pueden agrupar en las siguientes categorías.

Diferencias ontológicas

Al momento de explicar el ser de las cosas, Platón plantea que existen dos mundos: uno sensible (físico) y otro inteligible (el de las ideas). El primero está conformado por todo aquello que podemos experimentar a través de los sentidos. Se caracteriza por la multiplicidad, por ser pura apariencia y estar en constante cambio. Por lo tanto, es falso y engañoso.

En cambio, el mundo de las ideas es verdadero, incorruptible e inmutable. Allí habitan las ideas universales y necesarias, las que son las esencias de todo lo que existe.

De esta forma, los objetos y cuerpos del mundo físico son un mero reflejo imperfecto de este mundo. Por ejemplo, en el mundo sensible existe una multiplicidad de gatos y cada individuo es diferente a otro. Pero en el mundo inteligible hay una idea absoluta de gato, que lo hace ser un gato y no otra cosa.

Aristóteles, en cambio, niega la existencia de un mundo inteligible. Para él solo hay un mundo verdadero: el sensible, que está conformado por sustancias, las que están formadas por materia y forma (su esencia).

Filósofos griegos.
La filosofía griega está en la base de gran parte del pensamiento occidental que apareció con posterioridad.


Diferencias epistemológicas

En cuanto a la explicación del conocimiento humano, Platón defendía que el verdadero conocimiento se adquiría accediendo al mundo de las ideas. Pues todo lo que hay en el mundo sensible no es más que apariencia y engaño. Pero, ¿cómo se conocen estas ideas?

Para Platón, todos los humanos tenemos alma, que se encuentra contenida dentro del cuerpo. En ella está toda la fuente de conocimiento científico, pues el alma ya conoce las ideas porque estuvo en el mundo inteligible. Por lo tanto, el término más apropiado no es conocer, sino recordar.

En este sentido, Platón es defensor de las ideas innatas y la inmortalidad del alma. Dicho esto, plantea que el único método válido para acceder a los recuerdos del alma es el dialéctico. Siendo un proceso de ascensión, a través de la razón, que va desde la ignorancia hasta la contemplación de las ideas.

Por su parte, Aristóteles defiende que el origen de la verdad se encuentra en el mundo sensible. Para este pensador solo se puede adquirir conocimiento científico a través de sus causas. De esta forma, son los sentidos el origen de todo conocimiento.

Para Aristóteles no existen ideas innatas. En su lugar, afirma que la mente es una tabula rasa y que solo a través de un proceso de abstracción es posible llegar a la forma (esencia).

De igual manera, Aristóteles rechaza el método propuesto por su maestro. Para él, la inducción y la deducción son los únicos métodos científicos de conocimiento.

Diferencias éticas

Otra diferencia entre las filosofías de Aristóteles y Platón es la concepción de lo éticamente bueno. Para Platón, la ética y el conocimiento están relacionadas. Ya que la única forma de acceder al bien y la perfección moral es a través del acercamiento progresivo a la verdad. De esta forma, todo el que obre mal lo hace por ignorante.

Esto tiene sentido dentro de su filosofía. Pues para Platón existe una idea de bien, a la que solo se puede acceder mediante el método científico por él planteado.

Aristóteles, en cambio, formula una ética finalista y eudemonista, al defender que la finalidad de la vida es alcanzar la felicidad. Según este filosofo, las acciones moralmente buenas se obtienen al lograr un punto medio entre la generosidad y el egoísmo.

Es decir, entre una actitud desprendida y altruista hacia los demás y un interés hacia el bienestar propio. Este equilibrio se identifica mediante la razón. Así que, si lo reconocemos, seremos capaces de lograr la felicidad.



Diferencias antropológicas

En cuanto a la concepción del ser humano, Platón plantea un dualismo antropológico. Pues afirmaba que todas las personas están constituidas por dos sustancias diferentes e independientes: el cuerpo y el alma. El primero pertenece al mundo sensible y la segunda al inteligible.

Como ya dijimos, para Platón el alma es inmortal y puede vivir separada del cuerpo. De manera que tras la muerte del cuerpo, esta regresa al mundo de las ideas. Por su parte, según este filosofo el alma humana tiene 3 partes: una racional, otra irascible y otra concupiscible.

En cambio, para Aristóteles el ser humano es una sola sustancia, compuesta de materia (cuerpo) y forma (alma). El alma es el motor vital, pero no puede vivir separada del cuerpo. En este caso, Aristóteles distingue 3 tipos de alma: la vegetativa, la sensitiva y la racional.

El alma en la filosofía de Platón y Aristóteles.
La cuestión del alma, de la muerte y de lo que sucede después no fue ajena a estos pensadores.

Similitudes entre las filosofías de Aristóteles y Platón

Aunque se evidencian profundas diferencias entre las filosofías de Aristóteles y Platón, no se puede negar la influencia que el maestro tuvo en su discípulo. Y es que en algo sí se parecen, pues ambos plantearon un esencialismo. Es decir, afirman que todas las cosas en el mundo tienen una esencia que hace que las cosas sean eso y no otra cosa.

Por su parte, ambos filósofos defienden la existencia de un ente eterno, que no pertenece a lo sensible y es lo más real que existe. Tanto para Aristóteles como para Platón, esta entidad es la causa de toda la realidad.

En términos religiosos sería el Dios creador del universo. No obstante, Platón lo representó con la idea del bien, mientras que Aristóteles lo hizo mediante su noción de motor inmóvil.

La filosofía después de Platón y Aristóteles

Las ideas de ambos pensadores influyeron en el surgimiento de diferentes corrientes del pensamiento occidental. Sus postulados calaron en distintas posturas filosóficas, políticas, científicas y religiosas. Solo algunas de sus influencias pueden rastrearse en el empirismo, el idealismo, el racionalismo y el cristianismo.

Te podría interesar...
Cómo se puede aplicar la filosofía en la vida cotidiana
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo se puede aplicar la filosofía en la vida cotidiana

Todos aplicamos la filosofía en la vida cotidiana, pero la mayoría no es consciente de ello. Entra y conoce en qué situaciones se concreta.