Diferencias entre los síntomas del síndrome premenstrual y el embarazo

El síndrome premenstrual y el embarazo comparten como causa de los síntomas el aumento de la progesterona. Aprende un poco a diferenciarlos.
Diferencias entre los síntomas del síndrome premenstrual y el embarazo
Mariel Mendoza

Escrito y verificado por la médica Mariel Mendoza.

Última actualización: 22 enero, 2022

Los síntomas del síndrome premenstrual y del embarazo son muy similares y tienden a confundirse. Las diferencias son discretas y hay variabilidad entre mujer y mujer.

Durante las primeras 12 semanas de gestación, los signos de embarazo son muy inespecíficos. Incluso pueden no presentarse señales, salvo la ausencia de la menstruación.

Por otro lado, el síndrome premenstrual es el conjunto de signos y síntomas que se relacionan con los cambios hormonales en el ciclo menstrual, posterior a la ovulación, cuando se produce el pico de niveles de progesterona. Estos síntomas aparecen de 1 a 2 semanas antes del inicio esperado de la menstruación y desaparecen en el momento en que esta inicia.

El síndrome premenstrual y el embarazo comparten que sus síntomas se deben a la variación en los niveles de progesterona. Es por ello que tienen tanta similitud.

Síntomas comunes del síndrome premenstrual y del embarazo

Iniciaremos hablando de los síntomas comunes entre el síndrome premenstrual y el embarazo. Son los siguientes.

Hinchazón e hipersensibilidad en las mamas

Debido al aumento de la progesterona, hay un incremento de la tensión en las mamas. El tejido se vuelve irregular y denso. Se genera dolor sordo y sensibilidad en los senos.

El síndrome premenstrual y el embarazo se diferencian en que en el primero, la hinchazón e hipersensibilidad en las mamas mejora con la menstruación. Mientras que en el embarazo puede persistir hasta el momento del parto.

Sensibilidad en los senos.
La hipersensibilidad en los senos es intensa en algunas mujeres, que padecen hasta el roce de la ropa.

Fatiga y somnolencia

Otro síntoma asociado a la elevación de la progesterona es la fatiga. El cansancio y los problemas para dormir son comunes en el síndrome premenstrual y en el embarazo.

Se diferencian debido a que en el síndrome premenstrual no es tan marcada la fatiga y desaparece de 2 a 3 días antes de la menstruación. Mientras que en el embarazo suele acompañar a la mujer hasta el momento del parto.

Cambios de humor

El síndrome premenstrual y el embarazo comparten los cambios de humor. Sin embargo, en la gestación hay más llanto, a comparación del síndrome premenstrual que tiene predominio de la irritabilidad, la ansiedad y el mal humor.

Cuando la afectación en el estado de ánimo en el síndrome premenstrual es grave e incapacitante se denomina trastorno disfórico premenstrual. En cuyo caso hay síntomas conductuales que desaparecen con la menstruación y afectan el trabajo y las relaciones interpersonales.



Cólicos abdominales

En el embarazo hay hinchazón abdominal por crecimiento progresivo del útero y retención del líquido. Además, puede haber dolor sordo y continuo, similar al que se produce durante la menstruación en la parte baja del abdomen.

Sucede igual en el síndrome premenstrual, pero en este caso el dolor suele ser de mayor intensidad y se incrementa conforme se acerca la fecha de inicio esperada de la menstruación. El dolor desaparece entre el segundo día y el final de esta.

Cambios en los hábitos alimenticios

En el síndrome premenstrual y en el embarazo hay cambios en los hábitos alimenticios. Durante el síndrome premenstrual hay ansiedad dirigida hacia el consumo de carbohidratos, azúcares, dulce y chocolate.

El embarazo se asocia más a antojos de productos muy específicos, con aversión a ciertos olores y sabores. Además, la mujer gestante tiene náuseas.


Te enseñamos sobre la Falta de apetito en el embarazo


Síntomas que difieren entre el síndrome premenstrual y el embarazo

A pesar de tener varios síntomas en común, existen algunos que son más comunes en cada caso y permiten diferenciar entre el síndrome premenstrual y el embarazo. Veamos en detalle.

Náuseas y vómitos

Las náuseas y vómitos en el embarazo son de predominio matutino y pueden acentuarse frente a ciertos olores. Se producen entre 3 a 4 semanas después de la concepción y es debido al aumento de la hormona gonadotropina coriónica humana. Permiten diferenciar el síndrome premenstrual y el embarazo debido a que en el primero no son habituales.

Náuseas matutinas en el embarazo.
Las náuseas matutinas son clásicas del embarazo. En el síndrome premenstrual no se hacen presentes.

Ausencia de menstruación

La ausencia de menstruación es el síntoma clave para diferenciar el síndrome premenstrual y el embarazo. El retraso de la regla, en especial en mujeres con ciclos regulares, es el síntoma más importante.

En el embarazo puede haber un sangrado escaso al inicio, que es previo a la fecha esperada de la menstruación y es diferente a esta. Se trata de una sangre espesa, de color rosado con tonos marrones y es un flujo ligero que suele durar de 2 a 3 días.

Se trata del sangrado de implantación y se produce cuando el óvulo fecundado se implanta en el endometrio. Sin embargo, no se da en todos los embarazos. Lo esperable es que no se produzca la menstruación hasta después del parto.

¿Se pueden diferenciar el síndrome premenstrual y el embarazo solo por los síntomas?

Los síntomas del síndrome premenstrual y del embarazo varían de mujer a mujer. Por lo que lo realmente útil sería realizar un seguimiento de los signos en búsqueda de posibles cambios a lo largo del tiempo.

La forma definitiva para diferenciar el síndrome premenstrual del embarazo es mediante una prueba de embarazo. Ante el retraso de la menstruación se puede tener la sospecha, que deberá confirmarse.

Te podría interesar...
12 primeros síntomas de embarazo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
12 primeros síntomas de embarazo

Los primeros síntomas de embarazo aparecen antes del retraso de la menstruación, a veces, aunque pueden ser sutiles y pasar desapercibidos.