Dispositivo intrauterino: ¿qué es y para qué sirve?

¿Tienes dudas con respecto al uso del dispositivo intrauterino? Te enseñamos cómo funciona, sus tipos y qué esperar luego de su implantación.
Dispositivo intrauterino: ¿qué es y para qué sirve?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 09 abril, 2022

En la actualidad existen decenas de alternativas y procedimientos para el control de natalidad. Algunos de ellos son reversibles mientras que otros son permanentes. Cada alternativa ofrece un nivel de seguridad diferente, así como de comodidades y características que se ajustan al gusto de las personas. Hoy te enseñamos qué es el dispositivo intrauterino y cómo funciona.

El dispositivo intrauterino, también conocido como dispositivo anticonceptivo intrauterino o solo DIU, se considera un anticonceptivo reversible de acción prolongada. Es uno de los métodos de control de natalidad más usados, con países como China liderando su uso frente a todo el mundo. Te enseñamos todo lo que deberías saber sobre él y respondemos a algunas dudas frecuentes.

¿Qué es un dispositivo intrauterino (DIU)?

Un DIU es un pequeño dispositivo que opera como método anticonceptivo para las mujeres. Se inserta en el útero y su particularidad es que es reversible. Es decir, se puede extraer en cualquier momento sin afectar la fertilidad de su portadora. Existen muchos tipos de dispositivos intrauterinos, aunque en general se distinguen dos:

  • Dispositivos de cobre: se trata de un dispositivo en forma de T que contiene cobre sólido en cada uno de sus brazos y un alambre de cobre que rodea el eje vertical. Los investigadores lo consideran uno de los métodos anticonceptivos más seguros en todo el mundo.
  • Dispositivos hormonales: se trata de un dispositivo (normalmente en forma de T) que libera una pequeña cantidad de progestina, una hormona sintética idéntica a la progesterona. En concreto libera levonorgestrel, aunque también los hay aquellos que liberan otras hormonas. Los expertos indican que es una opción segura y eficaz para evitar los embarazos no deseados.


Existen otros tipos de DIU, como por ejemplo los dispositivos intrauterinos inertes. Sin embargo, estos son los más comunes. Ambos se distribuyen en varios modelos, tamaños y marcas; de manera que los que puedes conseguir depende de la legislación regional o nacional. De acuerdo con los expertos, la efectividad y el tiempo de uso varía de acuerdo con el ejemplar utilizado.

¿Para qué sirve un dispositivo intrauterino (DIU)?

El dispositivo intrauterino es muy utilizado
Históricamente, el dispositivo intrauterino se ha considerado uno de los mejores métodos anticonceptivos. Se vale de mecanismos mecánicos y hormonales para lograr su función.

Los DIU se utilizan principalmente para el control de la natalidad. Se trata de un método anticonceptivo que se adapta a las necesidades y comodidades de millones de mujeres en todo el mundo. La tasa de fallo es menor al 1 %, y la tasa acumulada a largo plazo oscila entre 1 % y 5 % (en un periodo de 10 años).



El DIU tiene algunos efectos secundarios positivos que pueden ser beneficiosos para algunas pacientes. Por ejemplo, la evidencia sugiere que los DIU hormonales pueden hacer frente de manera parcial a la endometriosis, el dolor pélvico y la dismenorrea.

También pueden reducir e incluso prevenir los sangrados menstruales. Como consecuencia son útiles para tratar la menorragia.

Al margen de esto, el uso de los DIU es principalmente para el control de la natalidad. Se utilizan como sustituto o alternativa de métodos como son las pastillas anticonceptivas, el preservativo, el anillo vaginal o la inyección anticonceptiva (entre otros).

¿Cómo funciona un dispositivo intrauterino (DIU)?

El funcionamiento de los DIU varía de acuerdo con el tipo que hayas elegido. Los DIU de cobre operan alterando la motilidad de los espermatozoides para impedir que estos lleguen al óvulo (también afectan la motilidad de este). Cuando se inserta, el cuerpo “detecta” que hay un dispositivo externo alojado en el útero. Como consecuencia pone en marcha una serie de reacciones que afectan directamente a los espermatozoides y los óvulos.

Por ejemplo, aumenta la presencia de glóbulos blancos, iones de cobre y prostaglandinas. La suma de todo esto altera el moco cervical y los fluidos uterinos. Esto afecta la movilidad del espermatozoide y el pH para que estos mueran antes de llegar al óvulo. También cambia el revestimiento del endometrio, lo que impide que el óvulo se pueda implantar en él luego de la concepción.

Debido a lo anterior, el dispositivo intrauterino de cobre puede usarse como anticonceptivo de emergencia siempre y cuando el óvulo no se haya implantado en la pared del útero. Por su parte, los DIU hormonales funcionan espesando el moco cervical. Si este es más espeso, los espermatozoides no pueden llegar a su destino. Como consecuencia no hay concepción y por tanto no se produce el embarazo.

Estos dispositivos también pueden impedir que los óvulos se desprendan de los ovarios o que se implanten en la pared del útero. Aunque el funcionamiento es diferente, en ambos casos el resultado es el mismo: no existe concepción o de haberla esta no llega a su término. Este es el mecanismo detrás del dispositivo intrauterino.

Preguntas frecuentes sobre el DIU

Dado que seguro aún tienes dudas con respecto a cómo funcionan estos métodos o qué puedes esperar luego de su implantación, te dejamos con algunas respuestas a las preguntas frecuentes sobre el DIU.

¿Cuánto dura el DIU?

Depende del tipo que uses, ya que puede durar entre 3 y 10 años.

¿Es dolorosa su colocación?

Durante su implantación puedes sentir un dolor leve, hormigueo o incomodidad. Para contrarrestar esto, los expertos recomiendan la ingesta de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), agentes de maduración cervical o anestésicos cervicales locales.

¿Existen riesgos de infecciones?

El dispositivo intrauterino y sus complicaciones
A pesar de que el riesgo de complicaciones durante el uso de DIU es muy bajo, es recomendable acudir al ginecólogo ante cualquier síntoma.

Como cualquier tipo de intervención médica con cierto grado de invasión, existen probabilidades de procesos infecciosos luego del procedimiento. Esta situación se puede controlar con facilidad de la mano de tu especialista.

¿Mis parejas pueden sentirlo?

Por lo general no, aunque sí pueden sentir el lazo que permite su extracción. Este se ablanda a medida que pasan los días luego de la implantación. No ocasiona mayores molestias, aunque se puede recortar un poco en caso de que así sea.

¿Existe riesgo de expulsarlo?

En algunos contextos el DIU puede expulsarse, bien porque ha sido mal colocado o porque las contracciones de la matriz durante la menstruación lo mueven y facilitan su expulsión.

¿Me lo puedo quitar en cualquier momento?

Sí, puedes quitarte el DIU en cualquier momento. Los investigadores enfatizan que no afectará en absoluto tu fertilidad, de manera que puedes salir embarazada en cualquier momento luego de un par de semanas de retirarlo.

¿Quién no puede usar el DIU?

El DIU no está recomendado para las mujeres con cáncer de ovario, SIDA, en estado de embarazo, enfermedad inflamatoria pélvica, tuberculosis pélvica, anormalidades anatómicas del útero o del cuello uterino y demás. Consulta con el especialista sobre todos los contextos en los que los riesgos son mayores que los beneficios.

Recuerda que el DIU no te protege frente a las enfermedades de trasmisión sexual (ETS). Debes tomar entonces las medidas correspondientes para evitarlas. En general el dispositivo intrauterino es una alternativa eficaz y segura para el control de la natalidad.

Te podría interesar...
5 métodos anticonceptivos no hormonales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 métodos anticonceptivos no hormonales

Los métodos anticonceptivos no hormonales pueden evitarnos problemas como los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual.



  • Allen, R. H., Bartz, D., Grimes, D. A., Hubacher, D., & O'Brien, P. Interventions for pain with intrauterine device insertion. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2009; (3).
  • Arrowsmith, M. E., Aicken, C. R., Saxena, S., & Majeed, A. Strategies for improving the acceptability and acceptance of the copper intrauterine device. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2012; (3).
  • Grimes, D. A. Intrauterine device and upper-genital-tract infection. The Lancet. 2000; 356(9234): 1013-1019.
  • McNicholas, C., Maddipati, R., Zhao, Q., Swor, E., & Peipert, J. F. Use of the etonogestrel implant and levonorgestrel intrauterine device beyond the US Food and Drug Administration–approved duration. Obstetrics and gynecology. 2015; 125(3): 599.
  • Nelson, A. L., & Massoudi, N. New developments in intrauterine device use: focus on the US. Open access journal of contraception. 2016; 7: 127
  • Vercellini, P., Viganò, P., & Somigliana, E. (2005). The role of the levonorgestrel-releasing intrauterine device in the management of symptomatic endometriosis. Current Opinion in Obstetrics and Gynecology. 2005; 17(4): 359-365.