¿Qué es la distorsión cognitiva y cómo nos puede afectar?

A veces los pensamientos nos juegan malas pasadas, provocando que percibamos la realidad de una forma errónea. Esto puede tener consecuencias sobre nuestra autoestima.
¿Qué es la distorsión cognitiva y cómo nos puede afectar?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz el 15 junio, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 15 junio, 2021

Última actualización: 15 junio, 2021

La distorsión cognitiva es habitual que aparezca cuando hay un trastorno de ansiedad o se mantiene una relación de dependencia con una pareja. Lo que ocurre es que procesamos la información de manera errónea, repleta de negatividad y de irrealidad.

Todos, en mayor o menor medida, hemos sufrido un episodio de distorsión cognitiva con el que hemos visto la vida a través de unos cristales de feria. Es decir, se nos devuelve una imagen irreal y distorsionada de lo que nos rodea, como explica la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME). Por lo tanto, conviene conocerla con mayor profundidad.

¿Qué es la distorsión cognitiva?

En pocas palabras, la distorsión cognitiva es una forma de interpretar la realidad de una forma subjetiva y errónea. En ocasiones, esto tiene que ver con malos hábitos de pensamiento. Cuando las distorsiones son habituales, frecuentes y diarias terminan convirtiéndose en la única forma en la que vemos la realidad, de una manera equívoca.

El gran problema que tienen las distorsiones cognitivas es que generan un gran malestar. Los pensamientos erróneos provocan que nos autocastiguemos, que nos sintamos culpables y que aparezca la ansiedad. Por ello debemos saber hacerles frente.

Tipos de distorsión cognitiva

No existe solo un tipo de distorsión cognitiva, sino que esta manera de interpretar la realidad de forma errónea puede tener varios desencadenantes. Tomaremos como referencia la clasificación que hace la AEESME, que ya citamos, ya que es muy clara y fácil de entender.

Sobregeneralización

Alguna vez hemos cometido algún error en el trabajo y nos hemos dicho “siempre me pasa lo mismo”. Ese siempre es una sobregeneralización, pues si lo pensamos con calma, no siempre hacemos todo mal. Debemos aprender a sacar del vocabulario los términos absolutos.

Distorsión cognitiva en el trabajo.
El ambiente laboral es propenso a que atravesemos situaciones de distorsión que nos limitan en nuestro desarrollo.

Filtraje

El filtraje es un tipo de distorsión cognitiva en la que nos olvidamos de lo positivo para centrarnos en lo negativo. De esta manera, al hablar con alguien solo nos focalizamos en que no ha estado de acuerdo con nuestra opinión, en que ha hecho una mueca que nos hace pensar que desaprueba una decisión que hemos tomado. A esto último también se le conoce como lectura de pensamiento.

Pensamiento de todo o nada

Este tipo de distorsión sucede cuando hay extremos de negro o blanco, de bueno o malo. No hay término medio. Esta manera de percibir la realidad es bastante nociva. Puede causarnos mucho dolor, ansiedad y tristeza.

Catastrofismo

A la exageración de acontecimientos que todavía no han ocurrido se le llama catastrofismo. Esta anticipación genera mucha ansiedad e intranquilidad. El pensamiento es “¿y si me ocurriera a mí?”.

¿Cómo nos afecta la distorsión cognitiva?

La distorsión cognitiva nos afecta de manera importante. Tal y como explica el Instituto R. Coullaut de Psiquiatría, nos puede generar angustia, miedo y tristeza.

Como solo vemos lo malo que hay a nuestro alrededor, al final pensamos que nada nos sale bien. Asumimos que no somos buenos en nuestro trabajo o que nadie nos va a querer nunca para tener una relación de pareja.

Las distorsiones cognitivas resultan adictivas. Una vez nos adentramos en este tipo de pensamientos es difícil salir de ellos. Tal vez porque la autoestima se deteriora, lo que provoca que alimente todavía más la irrealidad.

Mujer con baja autoestima y distorsiones cognitivas.
Nos miramos de manera distorsionada cuando estos pensamientos cobran relevancia y persisten en el tiempo.

¿Cómo hacer frente a las distorsiones cognitivas?

Existen algunas formas de hacerle frente a las distorsiones cognitivas. Una de ellas es cambiar la manera en la que nos hablamos. Cuando nos demos cuenta de que nos viene a la cabeza un pensamiento negativo, debemos de racionalizarlo. Escribir puede ayudar en este proceso.

Realizar ejercicios de relajación, como yoga o meditación, facilitarán el hecho de detectar distorsiones cognitivas. No es fácil ponerle freno a nuestros pensamientos, darnos cuentas de ellos y gestionarlos adecuadamente.

Por último, será de gran ayuda buscar ayuda profesional. Nos permitirá gestionar nuestras emociones, analizar de dónde parten esas distorsiones y adoptar medidas eficaces para evitar que condicionen la vida. Este es un paso fundamental.

Puede que mañana una distorsión cognitiva nos amargue el día. A veces son impredecibles, pero lo más importante es saber detectarlas, analizarlas y no permitir que nos hagan ver la vida de una manera poco real. Debemos evitar caer en sus redes.

Te podría interesar...
Aprende a eliminar los pensamientos negativos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Aprende a eliminar los pensamientos negativos

A continuación, te enseñaremos a eliminar los pensamientos negativos para que puedas disfrutar de una mejor calidad de vida. ¡A por ello!



  • de la Peña Fernández, M. E., & Rodríguez, J. M. A. (2012). Distorsiones cognitivas: una revisión sobre sus implicaciones en la conducta agresiva y antisocial. Psicopatología Clínica Legal y Forense12(1), 85-99.
  • Loinaz, I. (2014). Distorsiones cognitivas en agresores de pareja: análisis de una herramienta de evaluación. Terapia psicológica32(1), 5-17.
  • Londoño, N. A., Vargas, C. Á., Bustamante, P. L., & Gómez, S. P. (2005). Distorsiones cognitivas asociadas al trastorno de ansiedad generalizada. Informes psicológicos7, 123-136.