Dolor de espalda en el embarazo: cómo evitarlo

Más de la mitad de las mujeres presentan dolor de espalda durante el embarazo, el que puede ser muy molesto e impedir la realización de las actividades diarias. ¿Deseas saber cómo evitarlo? ¡Sigue leyendo!
Dolor de espalda en el embarazo: cómo evitarlo
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 14 diciembre, 2020.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 14 diciembre, 2020

Última actualización: 14 diciembre, 2020

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes en el embarazo. Puede aparecer en cualquiera de las etapas de la gestación. Esta afección ha adquirido gran importancia debido a su impacto en la calidad de vida y las pérdidas económicas que genera.

La zona afectada con mayor frecuencia es la parte baja de la espalda, por lo que el término médico adecuado es lumbalgia asociada al embarazo. La intensidad del dolor varía de persona a persona, llegando a ser muy molesto en la mayoría de los casos.

El tercer trimestre del embarazo es el período en el que esta afección es más frecuente, observándose un gran aumento en la intensidad del dolor entre las semanas 24 y 36. En este sentido, existen algunas técnicas que las mujeres pueden aplicar para evitar su aparición o reducir su repercusión.

Causas del dolor de espalda durante el embarazo

Es importante saber que la zona lumbar tiene una curvatura natural hacia adentro, no obstante, la misma puede variar hasta 28 grados para compensar el peso producido por la barriga. De esta manera, aparece una condición fisiológica conocida como hiperlordosis lumbar, la que desaparecerá después del parto.

La hiperlordosis causará diversos cambios en las vértebras y los discos vertebrales, generando así la aparición del dolor. Por otro lado, el aumento en el tamaño del bebé provocará la necesidad de reajustar el centro de gravedad del cuerpo, por lo que las mujeres suelen inclinarse hacia atrás.

El dolor de espalda en el embarazo también se asocia a los cambios hormonales. Estudios han demostrado que una hormona llamada relaxina aumenta el rango de movimiento de las articulaciones sacroilíacas con la finalidad de adaptar la pelvis para el desarrollo fetal.

Factores como el estrés, la debilidad en los músculos abdominales o la congestión en los vasos epidurales favorecen la aparición del síntoma. No obstante, no existe suficiente evidencia científica que demuestre la repercusión en estas situaciones.

Estrés en el embarazo.
El estrés durante el embarazo se asocia a la aparición de dolores diversos, entre ellos la lumbalgia.

Quizás te pueda interesar: 6 tipos de parto y sus características

Recomendaciones para evitar el dolor de espalda en el embarazo

En la actualidad no existe una manera 100 % efectiva de prevenir la aparición del dolor de espalda en el embarazo, ya que se trata de una consecuencia de un proceso fisiológico. No obstante, es posible disminuir su repercusión y hacer que el mismo sea tolerable.

Todas las medidas estarán destinadas a reducir la presión que se ejerce en la zona lumbar y fortalecer los músculos ubicados en la misma. En este sentido, entre las recomendaciones que se pueden seguir destacan las siguientes.

Cuidar la postura

Como ya se dijo, el dolor en la espalda durante este período aparece producto de una hiperlordosis lumbar. Por ello, corregir la hipercurvatura y mantener una postura correcta ayuda en gran medida a reducir el padecimiento.

En este sentido, se debe procurar sentarse y pararse de forma erguida, buscando alinear toda la espalda con la parte inferior del cuerpo. Además, es importante no mantener la misma posición durante mucho tiempo para evitar el aumento de la presión sobre los músculos lumbares.

En términos generales, algunos consejos útiles para mantener una buena postura son los siguientes:

  • Mantener la espalda recta y erguida.
  • Elevar el pecho.
  • Llevar los hombros ligeramente hacia atrás.
  • No trabar las rodillas.

Adecuar lo que se utiliza durante esta etapa

El embarazo es una etapa especial en la que el cuerpo de las mujeres sufre algunos cambios, por lo que se deberá cambiar el estilo de vida y adaptarlo. De esta manera, es importante utilizar asientos que posean soporte lumbar y, a su vez, elevar las piernas para mejorar la circulación sanguínea.

Por otro lado, el colchón que se vaya a utilizar para dormir deberá ser rígido, ofreciendo un soporte adecuado a la columna. También se recomienda dormir de lado, sobre todo del izquierdo, ya que le confiere al cuerpo gestante una posición más anatómica.

Para finalizar, si se desea prevenir el dolor de espalda en el embarazo se deberán cambiar las prendas de ropa. En este sentido, es necesario usar zapatos de tacón bajo que ofrezcan más estabilidad y sean cómodos. Además, los pantalones de maternidad ofrecen un soporte extra a la región lumbar.

Realizar ejercicio de forma regular

El ejercicio físico ayuda a fortalecer todos los músculos del cuerpo, incluidos los abdominales y aquellos que le dan soporte a la columna. Por ello, realizar ejercicios durante los dos primeros trimestres del embarazo ayuda a reducir el dolor padecido en la etapa final.

Actividades como nadar y caminar son muy beneficiosas, así como los estiramientos. Sin embargo, siempre es recomendable consultar con el médico antes de iniciar cualquier rutina de entrenamiento.

Ejercicios para el dolor de espalda en el embarazo.
Los ejercicios de Kegel, conocidos por sus efectos sobre la pelvis embarazada, también fortalecen la zona inferior que da soporte a la columna lumbar.

No hacer mucho esfuerzo

Los movimientos bruscos y repentinos están contraindicados en el embarazo. Pueden hacer que los músculos abdominales y lumbares se tensen, generando un gran dolor.

Los movimientos cotidianos, como levantarse de una silla, deben realizarse con la espalda recta. Si se desea girar el tronco o levantar un objeto del piso se deberá realizar de forma pausada.

¿Qué hacer ante el dolor de espalda en el embarazo?

Durante muchos años el dolor de espalda en el embarazo fue un síntoma menospreciado. La terapéutica a seguir consistía en tan solo guardar reposo, lo que no aliviaba la sintomatología. Hoy en día se ha demostrado la eficacia de métodos como los ejercicios acuáticos y la fisioterapia para aliviar el dolor.

A su vez, se pueden ingerir analgésicos como el paracetamol, el que no es nocivo para el bebé. Es importante recordar que este síntoma es completamente normal en la última etapa del embarazo, sin embargo, siempre es recomendable consultar con el médico ante la presencia del mismo.

Te podría interesar...
Cómo combatir el dolor articular durante el embarazo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo combatir el dolor articular durante el embarazo

Si padeces de dolor articular durante el embarazo, no debes perderte este artículo. Te contamos cómo combatir estas molestias en el embarazo.



  • Gallo-Padilla D, Gallo-Padilla C, Gallo-Vallejo F, Gallo-Vallejo J. Lumbalgia durante el embarazo. Abordaje multidisciplinar. SEMERGEN - Medicina de Familia. 2016;42(6):e59-e64.
  • Bujanda Miguel M, Álvarez Pérez M, Maestro de la Rosa R. Disfunción sacroilíaca y dolor lumbar relacionado con el embarazo: ¿son efectivas las terapias médico-manuales?. Rehabilitación. 2012;46(4):282-286.
  • Munjin M, Ilabaca F, Rojas J. Dolor lumbar relacionado al embarazo. Rev Chil Obstet Ginecol. 2007; 72(4): 258-265.
  • Molina Rueda M, Molina Rueda F. El dolor pélvico en la embarazada: ejercicio y actividad. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. 2007; 7(27):266-273.
  • Sequeira C, Sánchez L, Sandoval L, Murillo S, Sánchez M. Lumbalgia en el embarazo: abordaje para el médico general. Rev Clin Esc Med. 2019;9(5):34-38.
  • Back Pain During Pregnancy [Internet]. American Pregnancy Association. 2017. Available from: https://americanpregnancy.org/healthy-pregnancy/pregnancy-health-wellness/back-pain-during-pregnancy-943/