Dormir de lado el último trimestre de embarazo podría reducir el riesgo de muerte fetal

Al dormir boca arriba, el peso del bebé, sumado al del útero materno, pueden ejercer presión sobre los vasos sanguíneos y dificultar el paso tanto de sangre como de oxígeno al feto.
Dormir de lado el último trimestre de embarazo podría reducir el riesgo de muerte fetal
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 06 Enero, 2019.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 11 Diciembre, 2017

Última actualización: 16 Marzo, 2021

El embarazo no suele ser una etapa en que las mujeres consiguen un sueño reparador. El vientre en crecimiento y la necesidad continua de orinar se convierten en un impedimento para poder dormir sin interrupciones. Sin embargo, muchas procuran adoptar la postura más cómoda posible, como dormir de lado. Así, por lo menos esto, no será un mayor problema.

La cuestión es que, al parecer, durante el último trimestre de embarazo no es conveniente dormir boca arriba. Esto podría acarrear graves riesgos para el feto.

Esto es lo que afirma una investigación realizada en Inglaterra y publicada en el Journal of Obstetrics and Gynaecology. Según este estudio, dormir tumbada sobre la espalda en esta etapa del embarazo puede duplicar el riesgo de muerte fetal.

Contrario a esto, los investigadores descubrieron que las madres que duermen sobre uno de sus costados tienen menos riesgo de sufrir este desenlace fatal.

Estudio: dormir de lado podría reducir el riesgo de muerte fetal

dormir durante el embarazo

En este estudio de la que hablamos se recopilaron los datos de unas 1000 mujeres en su último trimestre de embarazo. Los autores del estudio MiNess llegaron a la conclusión de que la postura de costado a la hora de dormir es más segura para el bebé.

En detalle, los expertos sugieren que dormir de lado a partir de la semana 27 de embarazo disminuye en un 3,7 % los nacimientos de bebés muertos. Además, dormir sobre la espalda, después de la semana 28, podría aumentar hasta 2,3 veces el riesgo de muerte fetal tardía. En este sentido, estas madres estarían sujetas a más riesgos en comparación con las que duermen sobre uno de sus costados.

Esta investigación se ha convertido en la más extensa en este campo de las últimas décadas. Además, confirma los hallazgos de otros estudios más pequeños. Estos se realizaron previamente en Nueva Zelanda y Australia, según datos de la cadena BBC.

Este mismo medio recopila que en Reino Unido, lugar en el que se realizó dicha investigación, uno de cada 225 embarazos acaban en muerte fetal.

¿Por qué se incrementa el riesgo al dormir boca arriba?

dormir boca arriba durante el embarazo

Hasta el momento no existe una razón concluyente para explicar la relación entre dormir de espalda y el mayor riesgo de muerte para el feto. No obstante, una de las hipótesis sugiere que cuando una mujer está boca arriba, el peso del bebé, combinado con el del útero, ejerce una presión sobre los vasos sanguíneos, lo que podría restringir la circulación y el oxígeno para el bebé.

Con todo, la razón no ha sido confirmada y requiere de un mayor estudio. Sin embargo, como medida preventiva los investigadores recomiendan controlar la posición al dormir durante el último trimestre del embarazo, al igual que si se hace por el lado derecho o izquierdo. De hecho, para lograrlo, se pueden emplear trucos, como poner una almohada en la espalda para evitar darse la vuelta.

¿Debo preocuparme si despierto baca arriba y no de lado? ¿Corre peligro mi bebé?

Embarazo

Los expertos aclararon que las embarazadas no tienen que sentir preocupación si se despiertan boca arriba. Lo más importante en estos casos es la posición en la que se duermen, ya que es en la que suelen permanecer durante más tiempo.

Alexander Heazell, director clínico del Tommy’s Stillbirth Research Centre en el St Mary’s Hospital (Manchester), fue también el director de la investigación centrada en el Reino Unido. Este especialista recomienda, adicionalmente, que las mujeres en esta etapa del embarazo procuren dormir de lado. Además, deberían hacerlo para cualquier episodio de sueño, incluso durante las siestas del día.

Al respecto, afirma lo siguiente:

“Lo que no quiero es que las mujeres se despierten boca arriba y piensen: Dios mío, le he hecho algo horrible a mi bebé. La pregunta que formulamos fue específicamente en qué posición se fue la gente a dormir. Y eso es importante, ya que pasas más tiempo en esa posición que en cualquier otra. Y, además, no puedes hacer nada con respecto a la posición en la que te despiertas, pero sí con respecto a la posición en la que te vas a dormir.”

-Alexander Heazell-

Te recomendamos leer: 8 tipos de cómo dormir mejor en el embarazo

En este sentido, la publicación del estudio y las recomendaciones del investigador coinciden con el lanzamiento de la campaña Sleep On Side. Esta ha sido dirigida por la organización benéfica Tommy’s.

El objetivo de dicha campaña es educar a las madres gestantes sobre los posibles riesgos de quedarse dormidas de espaldas en los últimos meses del embarazo. Así, la organización recopiló algunas sugerencias y trucos para las mujeres con dificultades para quedarse dormidas de lado.

En definitiva, lo más recomendable durante los últimos meses de embarazo es dormir de lado para evitar al máximo posible causarle daños al feto. Sin embargo, tampoco habría que preocuparse si en algún momento la mujer gestante amanece bocarriba.

No obstante, ante cualquier tipo de duda, lo más recomendable siempre es consultar con un especialista. Él sabrá qué aconsejar a cada mujer dependiendo de cuál sea su caso.

Te podría interesar...
La diabetes gestacional
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
La diabetes gestacional

La diabetes gestacional se produce por el aumento de la glucosa en sangre durante el embarazo. ¿Conoces sus riesgos? Te contamos de qué se trata.



  • Heazell, A. E., Li, M., Budd, J., Thompson, J. M. D., Stacey, T., Cronin, R. S., ... & McCowan, L. M. E. (2018). Association between maternal sleep practices and late stillbirth–findings from a stillbirth case‐control study. BJOG: An International Journal of Obstetrics & Gynaecology, 125(2), 254-262. https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/1471-0528.14967