Edulcorantes sintéticos: ¿son adecuados para los niños?

La utilización de edulcorantes sintéticos es un tema bastante controversial. En el caso de los niños, se ha convertido en un tema de interés, sobre todo por el creciente índice de sobrepeso y obesidad. ¿Qué debes saber?
Edulcorantes sintéticos: ¿son adecuados para los niños?
Irene Nora Melamed

Escrito y verificado por la médica Irene Nora Melamed el 22 mayo, 2021.

Última actualización: 22 mayo, 2021

En los últimos años han incrementado de manera alarmante los trastornos nutricionales en la infancia. En concreto, existe una gran preocupación por el alto índice de niños afectados con sobrepeso y obesidad. Debido a esto, muchos padres se han empezado a preguntar si los edulcorantes sintéticos son adecuados para los menores. Por eso, a continuación, abordaremos este tema.

Uso de edulcorantes sintéticos en los niños

De acuerdo con un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la creciente epidemia de obesidad, que muchas veces tiene origen en los hábitos alimentarios (sin descuidar por ello la influencia genética), obliga a identificar las mejores respuestas y llevarlas a la práctica. En este sentido, en ese mismo reporte se destaca que:

“Los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen una función crucial en la prevención de la obesidad”.

Paralelamente, la identificación de los riesgos y beneficios del consumo de edulcorantes sintéticos, y en particular su uso desde y en la infancia, son objeto de numerosas investigaciones debido al aumento creciente en el último tiempo de estos productos.

Así, la Sociedad Argentina de Pediatría señala en una publicación del 2018 que “Los edulcorantes no nutritivos (ENN) son la opción para proveer dulzor a los alimentos y bebidas con un muy bajo o nulo aporte energético; sin embargo, su uso extendido conduce a nuevas preocupaciones, entre las que se pueden mencionar el efecto perturbador del sabor, el apetito, los patrones de consumo y los niveles de seguridad, especialmente, durante la infancia”.

Además, es esencial considerar que en repetidas veces estos productos no solo están contenidos en productos dietéticos, sino también en diferentes preparaciones alimentarias.

Uso de edulcorantes sintéticos en los niños
El uso de edulcorantes sintéticos en los niños debe ser moderado, ya que se han relacionado con un impacto negativo en su apetito y patrones de consumo.

Datos para tener en cuenta

  • Desde la cantidad hasta la calidad de estos productos, así como la frecuencia de utilización, son factores que se deben considerar.
  • La ingesta diaria admisible (IDA), tanto en Argentina como en otros países, según destacan los investigadores Garavaglia MB, Rodríguez GarcíaV, Zapata ME y colaboradores, Sociedad Argentina de Pediatría, es la centésima parte de una cantidad que, suministrada diariamente, no es capaz de provocar daño para la salud.
  • Si bien los autores refieren que el margen de seguridad para superar el valor de IDA es elevado, la estimación del consumo se realiza teniendo en cuenta los miligramos de edulcorantes según los kilogramos de peso del individuo. Por lo tanto, el riesgo de superar la IDA en los niños es mayor por su menor peso corporal. Este elemento anterior es una de las cuestiones a las que se le debe prestar atención especial.

¿Cuáles son entonces las recomendaciones?

  • Por un lado, es de importancia determinar el consumo de edulcorantes no nutritivos y los alimentos de donde provienen. A partir de esto, se debería ofrecer información adecuada a través de campañas educativas, políticas públicas y procesos regulatorios, porque es habitual que se considere que solo los productos dietéticos, light o reducidos en calorías contienen ENN.
  • También es importante, como se señala en la publicación del 2018, que la “sociedad identifique las fuentes alimentarias de ENN, incluso, en aquellos alimentos en los que su aporte es inadvertido, especialmente, en edades tempranas”.
  • La exposición al sabor dulce en la infancia, su impacto en la formación de preferencias alimentarias y las consecuencias fisiológicas, son áreas importantes para la investigación por el rol que tiene el consumo de alimentos en el aumento de la prevalencia de exceso de peso desde edades tempranas.

Algunas sugerencias posibles para el uso de edulcorantes sintéticos en los niños

La Asociación Española de Pediatría (AEP) respecto de la utilización de edulcorantes sintéticos en los niños enfatiza que “Aunque algunos estudios cuestionan los posibles beneficios, tanto en adultos como en niños, las revisiones sistemáticas y metaanálisis relacionados con este asunto concluyen que el uso de edulcorantes es beneficioso en los programas de control de peso y de la diabetes asociados a unos hábitos de vida saludables”.

Sin embargo, en cuanto a los edulcorantes, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), según señala el documento de la AEP que acabamos de mencionar, para asegurar un uso adecuado sin posibilidad de efectos adversos, propone unas cantidades de ingesta diaria admisible y destaca lo siguientes:

“En el lactante, es difícil encontrar edulcorantes en los productos que consumen, ya que están prohibidos en fórmulas lácteas, cereales o tarritos. En edades posteriores, habría que controlar alimentos como bebidas refrescantes, zumos de frutas o lácteos que estén azucarados o edulcorados”.

Sugerencias posibles para el uso de edulcorantes sintéticos en los niños
Los edulcorantes no suelen estar presentes en los productos disponibles para lactantes. Sin embargo, sí están presentes en bebidas y alimentos para niños. Por eso, habría que reconocerlos para evitar que se exceda su ingesta.

Considerando lo anterior, y según la normativa europea (Directiva 89/398/CEE), los edulcorantes artificiales no se utilizarán en:

  • Las fórmulas para lactantes.
  • Fórmulas de continuación.
  • Cereales.
  • Alimentos infantiles.
  • Alimentos dietéticos para niños de corta edad destinados a usos médicos especiales (excepto cuando se indique expresamente).

Resumiendo

  • En función de los materiales consultados, es de importancia no añadir edulcorantes en los alimentos destinados a lactantes y niños de corta edad. Además, no es aconsejable su empleo en pequeños de 1 a 3 años.
  • Es recomendable que los profesionales sanitarios adquieran los conocimientos adecuados para aconsejar o proceder a la elección de un determinado edulcorante sobre la base de sus propiedades.
  • Asimismo, es necesario continuar la investigación específica para determinar el uso adecuado de los edulcorantes en niños.
  • Finalmente, lo más recomendado por nutricionistas y expertos es ofrecerles a los más pequeños alimentos sanos y naturales, como frutas, vegetales y cereales integrales.
Te podría interesar...
Prevenir la obesidad infantil es posible, descubre cómo hacerlo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Prevenir la obesidad infantil es posible, descubre cómo hacerlo

Una buena alimentación y la práctica de actividades deportivas pueden prevenir la obesidad infantil. ¿Qué más se debe tener en cuenta?