9 ejercicios de respiración para niños

Los ejercicios de respiración para niños son prácticos, fáciles de hacer y por sobre todo muy efectivos. Descubre algunos que puedes usar con tu pequeño.
9 ejercicios de respiración para niños
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 05 noviembre, 2021

A menudo asociamos los momentos de estrés, ansiedad o de frustración solo con adultos. Olvidamos que los más pequeños de la casa también pueden desarrollar estas actitudes, las cuales se acompañan de emociones intensas difíciles de controlar. Es por esto que reunimos los mejores ejercicios de respiración para niños que puedes usar en estas situaciones.

Aunque el contexto en el que surgen las actitudes es diferente, ello no implica que la carga emocional o sentimental sea menor. Una pelea por un juguete, una molestia por la ausencia de un postre o una rabieta ocasional son el mejor ejemplo. Con nuestros ejercicios de respiración para niños podrás gestionar todo esto de una manera más oportuna.

Los mejores ejercicios de respiración para niños

Antes de enseñarte los mejores ejercicios de respiración para niños primero queremos hablarte de su efectividad. De acuerdo con un artículo publicado en 2021 en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, los ejercicios de respiración profunda están recomendados para promover estados psicológicos y fisiológicos de relajación.



Esto ha llevado a algunos expertos a utilizar los ejercicios de respiración para niños en pacientes que sufren de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Aunque su objetivo es diferente, también existe evidencia de que los ejercicios de respiración para niños son útiles para aquellos diagnosticados con asma.

En todo caso, este tipo de ejercicios son muy prácticos para controlar una situación en la que las emociones o los sentimientos del pequeño estén descontrolados. Existen cientos de ellos, pero a continuación te enseñamos una selección de los mejores.

1. Haciendo burbujas de jabón

Los ejercicios de respiración para niños pueden imitar juegos
La mejor manera de enseñarle a tus hijos ejercicios de respiración es hacer que se diviertan con ellos. ¡Nada como las burbujas para lograrlo!

Hacer burbujas o pompas de jabón es una actividad que todo niño disfruta. Para dotar a los ejercicios de respiración para niños de una experiencia lúdica y dinámica, no hay nada como emular juegos que le causan alegría.



Anima entonces al pequeño a imitar la acción de hacer pompas de jabón. Para dotar de mayor realismo, puedes valerte del soplador o del juguete para hacer las burbujas e intentar crear pompas imaginarias. La inhalación debe ser profunda y la exhalación hacerse extendiendo los labios al igual que se hace al jugar con pompas verdaderas.

Dado que lo que queremos es que se relaje y que amaine sus emociones, no es una actividad que deba hacerse rápidamente. Acompáñalo para que este imite la velocidad, la profundidad y la frecuencia de tus respiraciones. Si se hace bien, será una experiencia lúdica muy divertida.

2. Aliento de dragón

Otra dinámica que puedes intentar es la que denominamos aliento de dragón. Al igual que en el caso anterior, consiste en un juego que oculta tras de sí un ejercicio de respiración para niños.

Es muy simple: pídele que entrelace los dedos de sus manos y que los sitúe debajo de la barbilla en posición horizontal. Luego media para que inhale profundamente y, al hacerlo, eleve los codos hacia arriba sin separar las manos de su barbilla.

El exhalar, por el contrario, descenderá los codos. El arco que forma sus brazos será el de las alas de un dragón, y la exhalación el fuego que sale de su boca. Al igual que todos los ejercicios de nuestra lista, la respiración debe ser suave, profunda y relajante. Funciona mejor cuando tú lo acompañas y haces también la dinámica.

3. Oler flores imaginarias

Otro tipo de acción imaginaria que puedes imitar es la de oler flores imaginarias. En caso de que tengas a la mano flores artificiales, puedes usarlas para hacer la dinámica más realista. Consiste en respirar profundamente por la nariz y exhalar por la boca. Se hace de manera lenta y lo más profundo que se pueda.

Si te fijas bien, los tres ejercicios de respiración para niños que hemos presentado utilizan técnicas diferentes. Por supuesto, la dinámica también lo es, pero la manera en que el aire entra a los pulmones o la actividad se asocia con cierta sensaciones que permiten proporcionar tranquilidad.

4. Apagar velas de pasteles imaginarios

Un truco que también puedes usar es imitar el soplo que se hace al apagar un pastel de cumpleaños. En este caso, tanto la inhalación como la exhalación se hará por la boca, con una mayor fuerza y profundidad en el caso de la exhalación.

Puedes situar velas no encendidas en frente, e incluso usar un objeto o una base que simule un pastel de cumpleaños. Mientras más realista, mejor, así se evitará asociar la actividad con algo aburrido, obligatorio o que se hace con desinterés.

5. Siseo de serpiente

La respiración por siseo es diferente a los anteriores ejercicios de respiración para niños, de manera que no puedes dejar de incluirla en tu repertorio. Además, es uno de los más fáciles de camuflar como un juego o una actividad lúdica real.

Pídele al pequeño que imite el siseo de una serpiente. Para ello debe inhalar por la nariz y luego exhalar todo el aire que pueda por la boca. Lo hará con los labios y la lengua posicionados de manera se produzca un sonido sibilante. Para ser más realista, el sonido debe ser suave y bajo, lo que a su vez ayudará a prolongar la sesión.

6. Zumbido de abeja

Muy similar al anterior ejercicio puedes incluir el zumbido de abeja durante la sesión. Es muy simple: pídele que inhale por la nariz y que luego exhale imitando el zumbido de una abeja. Es decir, reproducirá el siseo de la serpiente, solo que esta vez hará vibrar sus cuerdas vocales.

Para que conecte con la actividad puedes decirle que se tape los oídos, así podrá escuchar con precisión la vibración dentro de sí. Al igual que con todos los ejercicios de respiración fáciles para niños que hemos expuesto, puedes usar objetos realistas como apoyo. Imágenes, vídeos o juguetes de abeja son un buen ejemplo.

7. Inflar un globo de aire

El último ejercicio dinámico que te proponemos es imitar la acción de inflar un globo. De hecho, no es necesario que se deje en el plano de la imaginación, ya que puedes usar un globo real para que este lo infle. Por supuesto, debes estar atento para saber cuándo desinflarlo y volver a empezar (no quieres añadir más estrés con un estallido).

Si no tienes un globo disponible, siempre pueden hacer la dinámica juntos a través de la imaginación. Sitúen las manos frente a la boca e imiten el acto inflar un globo de aire. Procura que las exhalaciones sean profundas, de ser posible completas.

8. Movimientos de hombros

Los ejercicios de respiración para niños permiten su relajación
Todos estos ejercicios pueden servir para que los niños canalicen sus energías y puedan afrontar mejor las situaciones estresantes.

Dejamos el aspecto lúdico y cerramos esta selección de ejercicios de respiración para niños con movimientos clásicos. El primero de ellos es el movimiento de hombros, un actividad en la que inhalas y exhalas al término que subes y bajas tus hombros.

Pídele entonces que inhale lo más profundo que pueda al término que sube sus hombros en dirección hacia sus orejas. Entonces, exhalará bajándolos hacia el suelo. Este simple movimiento ayuda a potenciar la capacidad pulmonar, elimina el estrés del cuello y los hombros y funciona como un elemento distractor.

9. Movimientos laterales

Como complemento del ejercicio anterior, también puedes usar los movimiento laterales. Opera bajo el mismo principio anterior: el pequeño inhalará girando su torso hacia un flanco, y luego exhalará girando hacia el opuesto.

Los ejercicios de respiración para niños son efectivos, muy fáciles de realizar y funcionan además como un espacio para conectar con el pequeño. No dejes de incluirlos en tu día a día, ya sea que lo hagas para aliviar su estrés, como alternativa para una terapia de asma o una terapia de lenguaje.

Te podría interesar...
10 frases que se les deben decir a los niños frecuentemente
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 frases que se les deben decir a los niños frecuentemente

Conoce frases útiles que decir a los niños frecuentemente y mejora tanto su autoestima como su respuesta ante las adversidades.



  • Multani, N. K. Comparison of breathing exercises and aerobic exercise in asthmatic children. Journal of exercise science and physiotherapy. 2012; 6(2): 112-119.
  • Sonne, T., & Jensen, M. M. Chillfish: A respiration game for children with adhd. In Proceedings of the TEI'16: Tenth International Conference on Tangible, Embedded, and Embodied Interaction. 2016; 271-278.
  • Toussaint, L., Nguyen, Q. A., Roettger, C., Dixon, K., Offenbächer, M., Kohls, N., ... & Sirois, F. Effectiveness of progressive muscle relaxation, deep breathing, and guided imagery in promoting psychological and physiological states of relaxation. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2021.