El cáncer y el embarazo

Cáncer y embarazo son situaciones que, ocasionalmente, pueden coincidir en la misma mujer al mismo tiempo. La ciencia ha avanzado en los tratamientos para poder afrontar la situación con la mejor esperanza para la madre y para el feto.
El cáncer y el embarazo
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 02 febrero, 2020.

Última actualización: 02 febrero, 2020

La combinación entre el cáncer y el embarazo es un tema que preocupa mucho a estas pacientes. Se deben valorar variados aspectos antes de empezar con un tratamiento.

El cáncer asociado al embarazo es toda enfermedad cancerígena que se diagnostica durante la gestación o hasta un año después del parto. No obstante, algunos expertos reducen el período de un año a 6 meses.

El diagnóstico de cáncer durante el embarazo es una situación compleja de abordar y llena de sentimientos contradictorios. La gestación es un proceso con esperanza de vida. Sin embargo, la neoplasia supone una amenaza real.

Debido a la alta complicación que supone un cáncer durante la gestación, es necesario valorar una serie de factores para saber cómo hacer frente. Algunas de las cuestiones sobre las que se debe informar a las pacientes son:

  • El esquema diagnóstico y terapéutico que se debe seguir.
  • ¿El embarazo empeora el pronóstico para la madre?
  • ¿Se aconseja interrumpir la gestación?
  • Cómo afecta el tumor al feto.

Esquema terapéutico para el cáncer durante el embarazo

Cuando esta situación ocurre, el principal objetivo terapéutico es el de curar a la pacientes sin que se produzca ningún tipo de afectación al feto. Sin embargo, este fin ideal muchas veces es muy difícil de conseguir, por lo que en muchas ocasiones se deben tomar iniciativas que causen males menores.

En los casos en los que se haya diagnosticado el cáncer durante el primer trimestre y principios del segundo, debe primar el estado materno y no debe escatimarse tratamiento, aunque éstos puedan conllevar la muerte del feto.

No obstante, es fundamental resaltar la importancia de valorar el tipo de cáncer, el estadío, el tratamiento que haya que aplicar y el estado de la gestación en cada caso para orientar a la paciente. De esta forma, se le ofrecerá una información detallada y clara para que en último término sea ella quien pueda adoptar la decisión que considere mejor, de acuerdo con sus creencias y valores.

Causas de la diarrea en el embarazo

Efecto del embarazo en la enfermedad

A pesar de que hay opiniones divididas al respecto, cada vez tiene más relevancia la idea de que el embarazo no altera la historia natural de la enfermedad. El mecanismo mediante el cual el organismo materno permite el crecimiento de un cuerpo extraño puede inducir a pensar en cierta permisividad de sistema inmunitario.

Esta mayor facilidad para el desarrollo tumoral es estudiada constantemente en las investigaciones, ya que sería una llave para planear tratamientos seguros. No obstante, parece que mientras en el embarazo sí se tolera el crecimiento ordenado de la gestación, no parece existir esta facilidad con un crecimiento desordenado como la neoplasia.

Efectos del tumor en el embarazo

Tampoco parece haber un efecto importante en el feto o en la evolución del embarazo. La tasa de abortos y partos prematuros resulta similar en ambos casos, y solo en algunos cánceres concretos -leucemia, cáncer de cérvix- aumentan las complicaciones propias como infecciones, hemorragias o dificultad para el parto vaginal.

Por lo tanto, es importante saber que el feto se ve afectado en muy pocas ocasiones. Y, en el caso de producirse, la estadística indica que se dan complicaciones fetales en mayor medida con los melanomas.

Bases del tratamiento del cáncer en el embarazo

El tratamiento de esta enfermedad se sustenta sobre cuatro opciones principales:

  • Quimioterapia: también debe evitarse durante el primer trimestre de gestación, evadiendo sobre todo los fármacos que alteran el metabolismo de los folatos, como el metrotexato y la aminoteptirina. Se recomienda el tratamiento con un solo tipo de quimioterápico, como la vinblastina o la doxorrubicina.
  • Agentes biológicos.
Mujer en consulta médica

Lactancia y cáncer

 

La mayoría de los médicos recomiendan que las mujeres que hayan tenido a sus bebés y que vayan a recibir tratamiento para el cáncer suspendan la lactancia. En el caso del cáncer de mama, si se contempla realizar una cirugía del seno, la suspensión de la lactancia ayudará a reducir el flujo de sangre a los senos, haciendo que éstos reduzcan su tamaño, lo que puede ayudar con la operación.

Muchos de los medicamentos utilizados en el tratamiento del cáncer pueden filtrarse en la leche materna. Por lo tanto, la lactancia no se recomienda si se está bajo tratamiento de quimioterapia, terapia hormonal o terapia dirigida.

Conclusión

El cáncer en el embarazo es una situación muy comprometida en la que se deben valorar muchos aspectos. Es posible superar el cáncer a pesar de estar embarazada sin afectar negativamente al feto.

No obstante, como estamos ante una situación delicada, debemos entender que no es fácil de afrontar. Consulta con el médico todas las opciones disponibles y que te ayude a comprender cuál es la más apropiada para cada situación.

Te podría interesar...
El consumo de alcohol durante el embarazo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El consumo de alcohol durante el embarazo

Desde el punto de vista médico, nunca se debe beber alcohol durante el embarazo. Hacerlo supone poner en grave riesgo al bebé.