El colesterol en la mujer: ¿cómo reducirlo?

La mujer, al igual que los hombres y los adultos mayores, debe prestar atención especial a sus niveles de colesterol. Los cambios hormonales y factores del estilo de vida pueden aumentar sus niveles.
El colesterol en la mujer: ¿cómo reducirlo?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 27 mayo, 2020.

Última actualización: 27 mayo, 2020

La revisión periódica de los niveles de colesterol en la mujer son tan importantes como en los hombres o los adultos mayores. De igual forma, es fundamental conocer cómo reducirlo y mantenerlo en niveles estables para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Y es que, como lo explica Erin Donnelly Michos, experta en salud cardiovascular del  Centro Ciccarone para la Prevención de Enfermedades del Corazón, muchas mujeres tienen riesgo de sufrir por el colesterol alto y ni siquiera lo saben. 

Aproximadamente el 45 % de las mujeres mayores de 20 años tienen un colesterol total de 200 mg /dl o más, lo que se considera elevado. Sin embargo, hasta un 76 % desconoce cuáles son sus valores de colesterol. – explica Michos en una publicación de Johns Hopkins Medicine.

El agravante de todo esto es que, en las mujeres, los niveles de triglicéridos – un tipo de grasa que se mide junto al colesterol – también tienden a representar un riesgo. Por eso, es importante prestarle atención y hacer cambios en el estilo de vida para contribuir a su control. 

¿Qué es el colesterol y para qué sirve?

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra de forma natural en cada una de las células de nuestro organismo. La mayor parte es fabricada por el hígado, pero también se absorbe de algunos alimentos. Además, principalmente hay dos tipos de colesterol:

  • Colesterol LDL: corresponde a las lipoproteínas de baja densidad o también llamado colesterol malo. Sus niveles altos contribuyen a la acumulación de placa en las paredes arteriales.
  • Colesterol HDL :  son las lipoproteínas de alta densidad o colesterol bueno.  Es un tipo de colesterol esencial para la salud, pues su función es ayudar al cuerpo a eliminar el colesterol LDL.

Un tercer colesterol es el llamado colesterol total, que es la suma de colesterol malo y bueno. Sus niveles altos también suponen un riesgo para la salud cardiovascular. Por lo tanto, es fundamental que se encuentre en niveles estables para evitar problemas.

El colesterol en la mujer está implicado en la síntesis de hormonas, así como la vitamina D y los ácidos biliares. Estos últimos absorben la grasa durante la digestión. Por eso, en cierta medida, el colesterol es necesario. El inconveniente se da cuando sus niveles son altos y se depositan en las arterias.

Según una publicación en la revista Medical Principles and Practice, tener niveles altos de colesterol malo y bajos niveles de colesterol bueno aumenta el riesgo de enfermedad coronaria. A su vez, esto eleva las probabilidades de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otras enfermedades cardíacas crónicas.

¿Qué es el colesterol y para qué sirve?
La acumulación de colesterol malo en las arterias aumenta el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Causas del colesterol en la mujer

El tema del colesterol en la mujer sigue llamando la atención, ya que es una población vulnerable a los riesgos que implica la acumulación de esta sustancia en las arterias. Según el estudio DARIOS, publicado en Revista Española de Cardiología (REC), en la mujer los niveles de colesterol tienden a incrementarse a partir de los 40 y con la menopausia.

Esto se debe a la disminución de los niveles de estrógenos, hormonas sexuales femeninas, que desempeñan un papel importante sobre los niveles de colesterol HDL o colesterol bueno. Cuando se reduce la producción de estas hormonas, los niveles de HDL también descienden, lo que aumenta la acumulación de otras grasas como los triglicéridos y el colesterol LDL (malo).

Por lo anterior, la mayoría de mujeres mayores de 55 años tienen problemas de colesterol y su riesgo de enfermedades cardiovasculares es superior. Otros factores que se asocian a un aumento del colesterol en la mujer son:

  • Embarazo.
  • Hipotiroidismo.
  • Insuficiencia renal.
  • Sobrepeso y obesidad.

¿Cómo reducir el colesterol en la mujer?

Un óptimo control sobre los niveles de colesterol en la mujer es determinante para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas más graves. Lo ideal es que la mujer tenga niveles de colesterol bueno de 50 mg/dl o más. Asimismo, los niveles de colesterol malo deben ser inferiores a 100 mg/dl. El nivel de colesterol total debe ser inferior a 200 mg/dl.

Por fortuna, hacer algunos ajustes en la dieta y en el estilo de vida puede ayudar a regular los niveles de este lípido. A continuación detallamos algunas de las estrategias para alcanzar medidas de colesterol saludables.

¿Cómo reducir el colesterol en la mujer?
Mejorar los hábitos alimentarios es determinante para favorecer el control del colesterol. Además, se debe complementar con ejercicio físico.

Dieta y estilo de vida para reducir el colesterol en la mujer

De acuerdo con información de la revista médica American Family Physician, algunas de las medidas que contribuyen a controlar el colesterol en la mujer son: 

  • Bajar de peso en caso de tener sobrepeso u obesidad. Una reducción de al menos un 10 % del peso corporal total produce interesantes beneficios.
  • Adoptar una rutina de ejercicio físico. La actividad física desempeña un papel importante en el control del colesterol y la reducción del riesgo cardiovascular. Vale la pena dedicarle como mínimo 30 minutos, 3 veces a la semana.
  • Incrementar el consumo de alimentos con fibra, como verduras, frutas, granos y panes, cereales y pastas integrales.
  • Moderar o limitar el consumo de alimentos ricos en grasa, como mantequilla, queso, carne y algunas grasas vegetales (aceite de palma y manteca de cacao).

Tratamiento farmacológico

Si el médico lo considera pertinente, será necesario el uso de medicamentos como las estatinas. Asimismo, de acuerdo con la publicación de American Family Physician, el médico puede sugerir otras opciones como resinas, fibratos y niacina, según el caso. 

La terapia hormonal de remplazo de estrógenos parece reducir el nivel de colesterol malo y aumentar el de colesterol bueno. No obstante, no hay evidencias que demuestren que puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Colesterol en la mujer: ¿por qué es importante?

Los cambios hormonales que atraviesa la mujer inciden sobre los niveles de colesterol. Por eso, el tema del colesterol en la mujer merece atención especial. Cuánto más pronto se realicen chequeos regulares, más rápido se puede intervenir en caso de hipercolesterolemia.

Te podría interesar...
Hipercolesterolemia familiar: todo sobre esta enfermedad genética
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Hipercolesterolemia familiar: todo sobre esta enfermedad genética

La hipercolesterolemia familiar es una enfermedad de origen genético donde se produce alguna mutación que afecta al metabolismo del colesterol y se...



  • Elshourbagy NA, Meyers HV, Abdel-Meguid SS. Cholesterol: the good, the bad, and the ugly - therapeutic targets for the treatment of dyslipidemia. Med Princ Pract. 2014;23(2):99–111. doi:10.1159/000356856
  • Eapen DJ, Kalra GL, Rifai L, Eapen CA, Merchant N, Khan BV. Raising HDL cholesterol in women. Int J Womens Health. 2010;1:181–191. Published 2010 Aug 9. doi:10.2147/ijwh.s5110
  • Grau, M., Elosua, R., Cabrera De León, A., Guembe, M. J., Baena-Díez, J. M., Vega Alonso, T., … Marrugat, J. (2011). Factores de riesgo cardiovascular en España en la primera década del siglo XXI: Análisis agrupado con datos individuales de 11 estudios de base poblacional, estudio DARIOS. Revista Espanola de Cardiologia64(4), 295–304. https://doi.org/10.1016/j.recesp.2010.11.005