¿Qué se considera emergencia dental?

Sufrir una emergencia dental es una situación incómoda y molesta. Aquí te contamos cuáles son las circunstancias más frecuentes y cómo debes actuar en cada caso.
¿Qué se considera emergencia dental?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 15 septiembre, 2021.

Última actualización: 15 septiembre, 2021

Más allá del cuidado que se le dé a la salud bucal, una emergencia dental puede suceder en cualquier persona y en el momento menos esperado. Saber cómo actuar y dónde dirigirse según el problema, ayuda a mejorar el pronóstico de la situación.

En este artículo te contamos las circunstancias dentales que se consideran emergencia y qué debes hacer en cada caso. Además, aclaramos cuándo es necesario correr al hospital y qué puede hacer para prevenir las lesiones en la boca.

¿Qué se considera una emergencia dental?

Una emergencia dental es toda aquella situación aguda que afecta las piezas dentarias y la mucosa oral y que requiere ser resuelta con prontitud. La sintomatología del proceso afecta la vida cotidiana de la persona y su funcionamiento social.

Una emergencia dental puede aparecer por sufrir algún accidente. O bien, como la evolución y agudización de un proceso crónico que no se ha tratado a tiempo.

Por esta razón, se debe buscar atención dental que resuelva los síntomas y controle el daño. El tratamiento final, en el que se corrige de manera definitiva la lesión que ocasiona el problema, se realiza en consultas posteriores, cuando ya ha pasado la situación aguda.

Emergencias dentales más frecuentes

Existen varias situaciones que se consideran emergencias dentales y que llevan a la persona a buscar atención odontológica inmediata. A continuación, mencionamos las más frecuentes y detallamos cómo actuar en cada caso.

Dolor dentario

El dolor en una pieza dentaria suele ocasionarse por la presencia de caries avanzadas. De todos modos, existen otras situaciones que también generan molestias en los dientes, como las piezas retenidas, la pericoronaritis y las infecciones.

Las molestias en los elementos dentarios pueden sentirse de diferente manera y con distinta intensidad. Es importante prestar atención si el dolor es constante, o aparece y empeora ante ciertos estímulos como el frío, el calor, los dulces o al colocarse en posición horizontal.

Cuando el dolor es intenso y constante, interfiere con las actividades cotidianas de la persona. Esto hace que se considere una emergencia dental, pues se debe buscar un alivio con prontitud hasta tanto se diagnostique el origen del problema y se realice el tratamiento definitivo.

En el caso de sufrir dolor de dientes, lo ideal es acudir al dentista para que valore la situación. Muchas veces la sintomatología se puede contener con medicación hasta que se realice el tratamiento definitivo.

Otras veces, también es necesario realizar la apertura del diente hasta llegar a la zona pulpar para aliviar la presión que origina las molestias. El odontólogo es la persona capacitada para realizar los abordajes adecuados que frenen la sintomatología.

De todos modos, hasta tanto se pueda acudir al dentista, algunas medidas caseras pueden disminuir la sensibilidad. Cepillarse los dientes, usar hilo dental y hacer enjuagues con agua tibia pueden eliminar residuos que hayan quedado atrapados en las muelas o entre los dientes. No se debe utilizar ningún objeto punzante o cortante para estas tareas.

También es bueno evitar alimentos muy fríos o muy calientes, pues pueden empeorar el dolor. Si se nota inflamación en la cara, colocar una compresa fría sobre la mejilla ayuda a sentirse mejor.

Es importante no automedicarse ni colocar medicamentos sobre las piezas dentarias. En todo caso, si no es posible realizar una visita odontológica inmediata, una llamada telefónica al dentista de confianza para pedir sus indicaciones es de utilidad.

Dolor odontológico es una emergencia.
El dolor referido a un diente puede ser tan intenso, que afecte el normal desarrollo de las actividades cotidianas.

Fractura de una pieza dental

Una pieza dentaria puede romperse de manera parcial luego de recibir un golpe brusco o morder algo demasiado duro. Perder una parte del diente es una emergencia dental, pues no solo afecta la estética. Los bordes filosos del diente roto pueden dañar las mucosas y se ocasiona una lesión en la pulpa.

Es importante buscar una solución con prontitud para evitar otras complicaciones. Además, es importante que un odontólogo evalúe la situación para detectar si existen daños en otras estructuras.

Antes de correr al dentista, si es posible, se debe buscar el fragmento de diente roto y limpiarlo con cuidado. También se debe enjuagar cuidadosamente la boca con agua tibia para eliminar restos de comida o tierra que hayan quedado. Aplicar una compresa fría sobre la cara ayuda a disminuir la inflamación que pudo ocasionar el golpe.

Al llegar al dentista, el profesional evaluará los daños y propondrá las distintas alternativas para reconstruir la pieza dañada. En algunos casos, si hay daño pulpar, puede que sea necesario realizar una endodoncia.

Pérdida de un diente

Al sufrir un golpe muy fuerte en la boca, una pieza dentaria puede salir despedida fuera de la cavidad bucal. Esta situación se conoce como avulsión dentaria y es una emergencia dental que requiere actuar con rapidez.

Es importante mantener la calma y buscar la pieza que se ha salido. Se debe evitar tocar la zona de la raíz. Una vez hallado, el diente se lava suavemente con agua y se lo coloca en un frasco con solución fisiológica o leche para trasportarlo, evitando que se deshidrate.

No es recomendable volver a introducir la pieza dentaria en su orificio. Lo ideal es ejercer presión con una gasa sobre la encía para detener el sangrado y acudir con urgencia al odontólogo. Cuanto antes se reciba tratamiento, mejor es el pronóstico de la situación, así que en estos casos actuar con velocidad es fundamental.

El dentista evaluará el daño. Si es posible, reimplantará la pieza dentaria en su lugar, inmovilizándola con férulas por un tiempo. En caso de que esto no sea posible, explicará al paciente otras alternativas para resolver la pérdida.

Diente flojo

Luego de recibir un golpe en la boca, puede suceder que la pieza no se rompa ni se salga, pero sí que se afloje. En estos casos también es necesario acudir con urgencia al dentista.

Es importante no tocarse ni mover el diente con los dedos o la lengua. Tampoco es buena idea apretarlo con las piezas antagonistas o colocar una gasa.

Lo aconsejable es visitar al dentista tan pronto como sea posible. El profesional tomará radiografías para evaluar al daño, inmovilizará la pieza y dará las indicaciones necesarias para los cuidados posteriores. Puede que con el tiempo se requiera realizar una endodoncia si hubo compromiso en la pulpa dental.

Infecciones y abscesos

Las infecciones dentales y el acúmulo de pus provocan dolor y complicaciones que necesitan ser atendidos a la brevedad. Los abscesos pueden ubicarse en las raíces de las piezas dentarias, dañar la encía e incluso diseminarse a otros tejidos vecinos.

Es importante acudir al odontólogo para que se ocupe de la situación y evitar que la misma progrese. El avance de la infección y la propagación de los microorganismos a otras partes del cuerpo puede traer consecuencias graves.

Si el absceso es de gran tamaño, involucra el cuello, el piso de la boca o las mejillas, es fundamental acudir con urgencia a un centro de salud. También si provoca fiebre o dificultad para mover la lengua, hablar o respirar.



Heridas en las mucosas

Las lastimaduras en los labios o la lengua por mordeduras accidentales provocan sangrado y dolor. De todos modos, en general se resuelven por sí mismas y no significan una emergencia dental.

Pero existen casos de traumatismos más grandes por accidentes o en la práctica de algunos deportes que generan lesiones extensas. Antes de acudir al odontólogo se debe intentar detener el sangrado, ejerciendo presión sobre la herida con una gasa estéril.

En el caso de que el sangrado no se detenga, la herida sea muy grande o el dolor muy intenso, será necesario acudir al dentista para que evalúe los tejidos dañados. En algunos casos, serán necesarios puntos de sutura.

También pueden ocasionarse heridas en las mucosas como consecuencia del uso de aparatos de ortodoncia. Los extremos del arco pueden moverse e irritar los tejidos blandos.

En esos casos, se coloca cera de ortodoncia o una gasa para evitar que continúe el trauma hasta tanto se pueda visitar al odontólogo. Si se rompe un trozo del aparato o se despega un bracket, es importante recuperarlo y guardarlo para llevar los fragmentos al profesional.

En los casos en los que la ortodoncia penetre los tejidos blandos, como lengua, mejillas o encías, será necesario acudir de inmediato al ortodoncista para que resuelva la situación.



Fractura mandibular

La rotura de los maxilares no es algo que ocurra de manera frecuente. Un accidente de tránsito o un golpe muy violento sobre el hueso pueden ocasionar una fractura.

Se trata de una emergencia dental grave y es necesario acudir con urgencia al hospital. La valoración la hará un cirujano maxilofacial, quien se encargará de realizar las intervenciones necesarias.

Complicaciones posquirúrgicas

La aparición de complicaciones posoperatorias es otro tipo de emergencia dental. Luego de haberse sometido a prácticas odontológicas pueden aparecer síntomas que impliquen regresar al profesional.

El dolor severo o la hinchazón de la cara luego de una endodoncia o de haber recibido una extracción dentaria, una cirugía periodontal o la colocación de implantes, requerirá una consulta con el dentista. Las hemorragias o una alveolitis también son posibles complicaciones luego de una operación dental.

La pérdida de un empaste o la salida de una corona es también una posibilidad de requerimiento de la intervención de un dentista. A menos que se trate de una pieza dentaria anterior y se vea muy afectada la apariencia de la persona, en general no se requiere una atención inmediata. De todos modos, es una situación que se debe resolver a la brevedad para evitar complicaciones.

Emergencia dental tras una endodoncia.
Los procedimientos quirúrgicos odontológicos pueden derivar en complicaciones que obliguen a consultas de urgencia.

Cómo identificar una emergencia dental

Ya hemos mencionado las emergencias dentales más comunes. Como has visto, no todas tienen la misma gravedad.

Si bien lo indicado es buscar atención oportuna lo antes posible, hay situaciones que ameritan actuar con mayor rapidez. A continuación, mencionamos síntomas que indican que es necesario contactar de inmediato a la atención médica:

  • Sangrado abundante que no se detiene.
  • Dolor severo que no calma con analgésicos.
  • Golpe fuerte en la cara, boca o dientes.
  • Pérdida o rotura de alguna pieza dentaria.
  • Fractura o dislocación de la mandíbula.
  • Inflamación y edema en la cara o la boca.
  • Dificultad para hablar, tragar, abrir la boca o respirar.

En estos casos se sugiere buscar atención urgente y, si no es posible contactar al odontólogo, se debe acudir de inmediato al hospital más cercano. Es importante no perder tiempo ante situaciones que pueden ser potencialmente mortales.

¿Qué hacer si tienes una emergencia dental?

Como ya mencionamos, al sufrir una emergencia dental lo más importante es buscar atención odontológica. Comunicarse de inmediato con el dentista permite que el profesional vaya guiando al paciente sobre cómo proceder con el problema.

El odontólogo programará una cita inmediata si es necesario o indicará qué medicación utilizar. También podrá calmar al paciente y sugerir posponer la atención si el problema no amerita actuar con prisa.

Cuanto antes se intente resolver el problema y se obtenga una opinión profesional, mejores serán los resultados. Por lo tanto, más allá del tipo de emergencia dental, la mejor solución es buscar a un odontólogo.

¿Cómo prevenir las emergencias dentales?

En algunos casos no es posible evitar una emergencia dental, pues la misma aparece de manera accidental y sorpresiva. Pero otras veces, con medidas simples se puede disminuir el riesgo de sufrir problemas bucales agudos:

  • No usar los dientes para abrir empaques o cortar objetos.
  • Evitar el consumo de alimentos duros.
  • Usar protector bucal para deportes de contacto.
  • Siempre llevar el cinturón de seguridad.
  • Mantener una higiene oral adecuada.
  • Visitar con regularidad al dentista para tratar cualquier patología presente y mantener la boca sana.

Y en el caso de que no se pueda evitar y se presente una emergencia dental, actúa con calma y rapidez. Busca apoyo en tu odontólogo para resolver la situación y recuperar la sonrisa.

Te podría interesar...
Conoce estas razones por las que no puedes esperar para ir al dentista
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Conoce estas razones por las que no puedes esperar para ir al dentista

Ir al dentista es algo que muchos quisieran evitar. No obstante, visitarlo al menos una vez al año podría ayudar a prevenir muchos problemas.



  • Zaldivar, H. A. N. (2017). Traumatismos dentarios: un acercamiento imprescindible. 16 de Abril56(265), 113-118.
  • Morell, L. R., Pérez, A. A., Marrero, L. C., & Rocha, A. M. (2021). Nivel de conocimiento sobre la prevención de traumatismos dentarios en padres y educadores de niños de edad preescolar. 16 de Abril60(Suppl), 1236.
  • del Mazo, L. D., Rodríguez, A. G., Colomé, M. E. S., González, S. F., & Botta, B. L. V. (2017). Valoración clínico-epidemiológica de pacientes con pericoronaritis aguda de los terceros molares. Medisan21(11), 3188-3195.
  • Rodríguez Reyes, O., García Cabrera, L., Bosch Núñez, A. I., & Inclán Acosta, A. (2013). Fisiopatología del dolor bucodental: una visión actualizada del tema. Medisan17(9), 5079-5085.
  • VALLEJO, E. D. Q. (2019). MANEJO CLÍNICO DE DIENTE PERMANENTE AVULSIONADO. REPORTE DE CASO. Odontología Activa Revista Científica4(3), 47-52.
  • Ricardo, M., Crimaldi, D. N., Paleo, M. A. C., Obiols, C. I., Armendano, A. S., Rasse, J. N., ... & Tomaghelli, E. R. (2018). Tipificación de las Urgencias odontológicas atendidas en el área de Emergencias del SEPOI. In III Jornadas de Actualización en Prácticas Odontológicas Integradas SEPOI-PPS (La Plata, 2018).
  • Campos Rosales, D. A. (2020). Conducta ante el dolor dental y el nivel socioeconómico-cultural en pobladores de la zona urbana del distrito de Salcabamba-Huancavelica, 2020.
  • Migueláñez Medrán, B. C., Goicoechea García, C., López Sánchez, A., & García, M. (2019). Dolor orofacial en la clínica odontológica. Revista de la Sociedad Española del Dolor26(4), 233-242.
  • De Jesús Pozos Guillén, A., Bañuelos, A., Patricia, M. C., & Pérez Urizar, J. (2008). Manejo clínico-farmacológico del dolor dental. Revista ADM65(1).
  • Neira, A., & Olaya, A. (2010). Manejo farmacológico de dolor orofacial: revisión. Revista Med18(1), 58-66.
  • Landróguez Salinas, S., Flores López, A. R., Delgado Pérez, E., García Pantoja, J., Merina Díaz, R., & Pérez Román, M. D. (2016). Alternativas de uso y Eficacia Analgésica en el Dolor de Origen Dental en un Servicio de Urgencias de Atención Primaria. International journal of odontostomatology10(2), 221-228.