Enfermedad de las arterias carótidas: causas y tratamiento

El mal estado de las arterias carótidas compromete la nutrición del cerebro y aumenta el riesgo de un accidente cerebrovascular. ¿Se puede prevenir esta condición?
Enfermedad de las arterias carótidas: causas y tratamiento
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 26 octubre, 2022

El sistema cardiovascular es indispensable para el funcionamiento, la nutrición y el mantenimiento de todos los órganos del cuerpo humano. Existen varias patologías que comprometen la salud de las arterias y las venas. ¿Te interesa conocer más acerca de la enfermedad de las arterias carótidas? A continuación te contamos.

Las carótidas son un par de arterias de gran calibre que se sitúan a ambos lados del cuello. Son responsables de suministrar sangre desde la aorta hasta la cara, el cerebro y diversas estructuras craneales. A nivel encefálico, nutren regiones relacionadas con las funciones motoras y sensitivas, así como con el habla, el pensamiento y la personalidad.

La enfermedad de las arterias carótidas aumenta en gran medida el riesgo de accidentes cerebrovasculares (ACV). Estudios estiman que esta condición es responsable de más del 11 % de los casos de ACV isquémicos anuales en Argentina.

¿Qué es la enfermedad de las arterias carótidas?

La enfermedad de las arterias carótidas también es denominada estenosis de la arteria carótida. Se produce cuando existen un estrechamiento o bloqueo de estos vasos sanguíneos.

Por lo general, la oclusión carotídea se origina por la acumulación de colesterol y el depósito de sustancias grasas en las paredes de las carótidas. La formación de placas en los vasos sanguíneos se conoce como aterosclerosis.

El bloqueo vascular reduce el flujo de sangre al cerebro y aumenta el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular isquémico. Este último ocurre ante una oclusión o interrupción total de la irrigación en las carótidas. En este sentido, el cese de flujo de sangre al cerebro deja a las neuronas sin oxígeno y estas mueren.

La enfermedad de las arterias carótidas tiene una base fisiopatológica similar a la enfermedad coronaria, siendo el infarto del miocardio el desenlace final de esta última. Por otro lado, la estenosis carotídea puede afectar una o ambas arterias y su abordaje terapéutico temprano mejora la calidad de vida.



Síntomas comunes

En la mayoría de los casos, la enfermedad de las arterias carótidas evoluciona lentamente y pasa desapercibida en estadios iniciales. En este sentido, es común que esta condición no genere ningún signo hasta que sea grave.

Los ataques isquémicos transitorios son cuadros bruscos que aparecen ante la oclusión temporal de un vaso cerebral de pequeño calibre. La duración varía desde algunos minutos hasta varias horas. Las manifestaciones desaparecen por completo a las 24 horas, pero su persistencia orienta el diagnóstico a un derrame cerebral.

En ambos casos es posible encontrar los siguientes síntomas:

  • Debilidad repentina en una extremidad o en la mitad del cuerpo.
  • Parálisis de un brazo o de una pierna de un lado del cuerpo.
  • Incapacidad para realizar ciertos movimientos.
  • Pérdida de la capacidad de coordinación de movimientos.
  • Confusión, mareos y dolor de cabeza intenso.
  • Pérdida de la sensibilidad en la cara o en el cuerpo.
  • Entumecimiento o parestesias en las extremidades.
  • Visión borrosa o pérdida total de la visión.
  • Dificultad para articular palabras y hablar claramente.
Ante la evidencia de algún síntoma de accidente cerebrovascular se debe buscar atención médica lo antes posible. Se trata de una condición con alto riesgo de mortalidad que requiere manejo profesional.
Accidente cerebrovascular por enfermedad de las arterias carótidas.
Muchos ACV son una consecuencia de la obstrucción al flujo sanguíneo en las carótidas.

¿Por qué se produce la enfermedad de las arterias carótidas?

Investigaciones afirman que la principal causa de la enfermedad de las arterias carótidas es la aterosclerosis. La misma se origina por la acumulación y el aglomeramiento de colesterol, calcio, residuos celulares y tejido fibroso en las paredes de los vasos sanguíneos. El resultado final será una placa que obstruya el flujo normal de sangre en la arteria.

En general, las paredes de las carótidas sometidas a este fenómeno tienden a hacerse más duras con el tiempo, estrechando la luz vascular. De esta forma, las mismas no serán capaces de mantener un flujo adecuado a los órganos vitales.

Factores de riesgo

Existe una gran variedad de condiciones que aumentan la probabilidad de padecer enfermedad de las arterias carótidas. La mayoría de los factores de riesgo son similares a los de otras afecciones cardiovasculares, dentro de los cuales se encuentran los siguientes:

Complicaciones asociadas

La estenosis u oclusión carotídea aterosclerótica causa alrededor del 30 % de las isquemias cerebrovasculares, según investigaciones. Esta es una complicación de alto riesgo con una gran tasa de mortalidad si no se recibe tratamiento oportuno.

Los accidentes cerebrovasculares por enfermedad de las arterias carótidas se producen por los siguientes mecanismos:

  • Disminución del aporte sanguíneo.
  • Trombos por rupturas de placas ateroscleróticas.
  • Formación de coágulos y obstrucción de la luz vascular.

¿Cómo se diagnóstica la enfermedad de las arterias carótidas?

La enfermedad de las arterias carótidas es diagnosticada de forma tardía casi siempre, después de experimentar algún tipo de accidente cerebrovascular. En este caso, el estudio detallado de la causa desencadenante da como resultado la identificación de la estenosis carotídea.

De igual forma, durante el examen físico minucioso es posible encontrar ciertos hallazgos que orienten al clínico a sospechar un bloqueo carotídeo. Un signo de esta patología es la percepción de un sonido o soplo anormal, similar a un silbido, durante la auscultación del cuello con el estetoscopio.

Además, el médico especialista suele evaluar lo neurológica, así como las capacidades físicas y mentales. Por otro lado, existen varias pruebas que son de gran utilidad en el diagnóstico de la enfermedad de las arterias carótidas:

Arteriografía para detectar enfermedad de las arterias carótidas.
Los métodos de imagen invasivos permiten introducir un catéter para visualizar el flujo de sangre en las carótidas.

Tratamiento médico

El tratamiento de la estenosis carotídea está destinado a frenar la evolución y progresión de la enfermedad. El objetivo principal es prevenir el desenlace de un accidente cerebrovascular. El plan terapéutico depende del grado de oclusión y del estado general de la persona.

Ante la detección temprana de esta condición es necesario iniciar con modificaciones en el estilo de vida. En este sentido, se recomienda seguir una dieta saludable, realizar ejercicio, bajar de peso, evitar el consumo de cigarrillos y disminuir la ingesta de sal.

En los casos leves a moderados, el especialista suele indicar medicamentos para controlar la tensión arterial y evitar la formación de placas ateroscleróticas. Además, en personas de edad avanzada se pueden prescribir antiagregantes, como la aspirina, así como anticoagulantes.

Por otro lado, en la enfermedad de las arterias carótidas grave o en personas con antecedentes previos de algún accidente cerebrovascular, se suele indicar la resolución quirúrgica. Las opciones de abordaje son las siguientes:

  • Endarterectomía carotídea: es el procedimiento de elección para eliminar el bloqueo de las arterias carótidas. Consiste en el abordaje y disección vascular con el fin de extraer la placa aterosclerótica.
  • Angioplastia carotídea con colocación de stent: se utiliza en casos avanzados que no son aptos para la resolución por endarterectomía. Durante el procedimiento se inserta un pequeño balón en el interior del vaso sanguíneo para expandirlo y luego colocar una malla o stent que prevenga el estrechamiento vascular.


Un estilo de vida saludable es clave para detener la enfermedad

La enfermedad de las arterias carótidas es una patología asociada a la formación de placas ateroscleróticas en estos vasos y su consiguiente oclusión. El riesgo de mortalidad es elevado en aquellas personas con hábitos pocos saludables que aceleran la evolución de la patología.

Una alimentación balanceada, así como la práctica de actividades físicas, mejoran en gran medida la calidad de vida y el pronóstico a largo plazo. Ante cualquier inquietud, no dudes en consultar con tu médico de confianza.

Te podría interesar...
Arteriosclerosis en las extremidades: causas y tratamiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Arteriosclerosis en las extremidades: causas y tratamiento

La arteriosclerosis en las extremidades afecta las piernas y los pies. ¿Quieres saber cómo aliviar estas dolencias? Te damos toda la información.



  • Sposata L. Enfermedad carotídea aterosclerótica extracraneal. Neurología Argentina. 2011; 3(1): 25-63.
  • Consenso de Estenosis Carotídea. Rev. argent. cardiol. 2006;  74( 3 ): 160-174.
  • Reina T, Martínez I. Las carótidas enfermas. Libro de salud cardiovascular. 2010; 4(1): 527- 535.
  • Villaverde J, Gallardo F. La endarterectomía carotídea debe persistir como la técnica de elección para la mayoría de los pacientes con estenosis carotídea en la era endovascular. Sociedad Española de Angiología. 2016; 68(2):127-138.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.