Enfermedades asociadas al síndrome metabólico

Conoce qué es el síndrome metabólico, cuáles son algunas enfermedades asociadas a él y cuáles son los hábitos cotidianos que pueden controlarlas o prevenirlas para evitar complicaciones a futuro.
Enfermedades asociadas al síndrome metabólico
Sofía Quintana Alonso

Revisado y aprobado por la fisioterapeuta Sofía Quintana Alonso el 22 marzo, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 10 abril, 2018

Última actualización: 22 marzo, 2021

El síndrome metabólico es un conjunto de alteraciones del metabolismo que ocurren simultáneamente, y que aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes.

Los trastornos metabólicos a los que hacemos referencia y que detallaremos a continuación son los siguientes:

  • Aumento de la presión arterial.
  • Exceso de grasa corporal alrededor de la cintura.
  • Azúcar alta en la sangre.
  • Niveles anormales de colesterol o de triglicéridos.

El síndrome metabólico es una alteración que se ha convertido en un problema grave de salud pública. Incluso va en aumento debido a una mayor incidencia de la obesidad y a los cambios de hábitos, como el sedentarismo, la dieta rica en calorías y grasas, el envejecimiento de la población, etc.

Enfermedades asociadas al síndrome metabólico

El síndrome metabólico no es una enfermedad en sí mismo. Sin embargo, es una señal de que una persona podría llegar a desarrollar problemas de salud más graves. Por lo tanto, reconocer estos trastornos asociados ofrece la posibilidad de tomar las medidas necesarias para prevenir potenciales enfermedades futuras.

1. Aumento de la presión arterial

Hipertensión arterial. enfermedades asociadas al sindrome metabólico

La hipertersión o presión arterial alta, se podría definir como la fuerza o presión que la sangre ejerce contra las arterias. Esto podría no ser un problema, sin embargo tener la presión alta puede derivar en:

  • Derrames cerebrales.
  • Insuficiencia cardiorespiratoria.
  • Infarto.
  • Insuficiencia renal.

Por estos motivos, es muy importante tener la presión arterial controlada. Con ejercicio, dieta y, en algunos casos, medicamentos, puede mantenerse en sus niveles adecuados.

2. Exceso de grasa en la zona abdominal

El exceso de grasa en la zona de la cintura (abdominal) suele favorecer el desarrollo de la diabetes. Se considera síndrome metabólico cuando el perímetro abdominal es, aproximadamente, superior a 102 centímetros en varones y 88 cm en mujeres.

Las personas que tienen aumento de la grasa abdominal presentan un incremento importante del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

La obesidad abdominal tiene peores consecuencias para el metabolismo, ya que favorece el desarrollo de diabetes y gota. Además, quienes la padecen tienen altas posibilidades de acumular grasa también en otros órganos, lo que favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares.

3. Azúcar alta en sangre

Diabetes

La diabetes puede formar parte de las enfermedades asociadas al síndrome metabólico. La causa puede ser la resistencia a la insulina. La insulina es una hormona que produce el cuerpo para ayudar a convertir el azúcar de los alimentos en energía para el organismo.

En las personas con resistencia a la insulina, las células no responden normalmente a la insulina. Entonces, la glucosa no puede ingresar a las células con tanta facilidad. Como resultado, los niveles de glucosa en sangre aumentan, a pesar de que el cuerpo intente controlarla generando más y más insulina.

Como consecuencia, la resistencia a la insulina genera un exceso de azúcar en la sangre y, de este modo, prepara el escenario para la aparición de la diabetes. Muchas personas que padecen diabetes tipo 2 también tienen síndrome metabólico.

4. Niveles anormales de colesterol o de triglicéridos

El nivel de colesterol alto, junto con la hipertensión, pueden contribuir a la acumulación de placas en las arterias, o ateromas. Estas placas estrechan y endurecen las arterias, lo que puede conducir a un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Por este motivo, es importante controlar los triglicéridos que son la grasa que se encuentra en la sangre y los niveles de colesterol.

Cómo prevenir o tratar el síndrome metabólico

Vida sana

El síndrome metabólico es una enfermedad que dura toda la vida. Sin embargo, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlar los factores de riesgo y reducir el riesgo de cardiopatía isquémica y diabetes. Por lo tanto, el objetivo del tratamiento es reducir el riesgo de sufrir estas enfermedades.

Un estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir el síndrome metabólico. Esto incluye perder peso si tienes sobrepeso. También conviene hacer más actividad física y comer una dieta saludable; dejar el tabaco, si fumas, y evitar el exceso de alcohol si bebes.

Si esos cambios no son suficientes, tu doctor puede sugerir medicamentos para ayudar a controlar la presión arterial, los niveles de colesterol, y la glucosa en la sangre.

Te podría interesar...
10 razones por las que es ideal el yoga para personas con sobrepeso
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
10 razones por las que es ideal el yoga para personas con sobrepeso

¿Tienes algunos kilos de más y quieres practicar una actividad física que te ayude a adelgazar? Conoce más sobre el yoga para personas con sobrepes...