¿Qué es la epilepsia y cómo vivir con ella?

La epilepsia es una patología que requiere de conocimiento en múltiples áreas. Aquí te mostramos una serie de claves que todo paciente epiléptico debe saber para mejorar su calidad de vida.
¿Qué es la epilepsia y cómo vivir con ella?
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 09 diciembre, 2020.

Última actualización: 09 diciembre, 2020

La epilepsia es un trastorno neurológico del sistema nervioso central en el que la actividad cerebral se vuelve anormal, lo que provoca episodios de convulsiones, comportamientos atípicos o pérdidas de conciencia, tal y como indica la Clínica Mayo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 50 millones de personas padecen epilepsia en el mundo, lo que la convierte en uno de los trastornos neurológicos más comunes a nivel global. Por desgracia, el 70 % no recibe el tratamiento que necesitan por imposibilidad económica.

Vivir con epilepsia puede parecer un verdadero reto tras el diagnóstico, pero la realidad es que los fármacos recetados suelen actuar de forma muy positiva en la mayoría de los casos. Si quieres saber qué hábitos debe llevar una persona epiléptica en su día a día, continúa leyendo.

Hábitos de vida que debe llevar una persona con epilepsia

Tal y como indican los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC), la epilepsia no es el final del camino ni del bienestar individual. Los fármacos actúan de forma efectiva en dos de cada tres pacientes que la sufren y, en algunos casos, la cirugía y otros abordajes también son opciones a seguir.

El portal Vivir con epilepsia y otras muchas fuentes nos indican ciertos consejos para mejorar la vida de los pacientes en lo cotidiano. Te contamos de forma somera algunos de ellos.

1. Practica ejercicio

El ejercicio es esencial para todas las personas, pues promueve un correcto bienestar físico, emocional y fisiológico. Según la fuente ya citada, varios estudios apuntan a que el deporte puede elevar el umbral convulsivo y reducir las descargas epileptiformes, lo que contribuye a gestionar mejor las crisis.

Mujer con epilepsia realiza actividad física.
El deporte podría reducir el riesgo de crisis epilépticas, por lo que se recomienda su práctica regular.

Para saber más: Tipos de epilepsia

2. Mantén tu vida social, pero extremando precauciones

Las organizaciones que conciencian sobre la epilepsia en ningún caso desaconsejan que el paciente abandone la vida social. Somos animales gregarios y, como tales, requerimos de la compañía de otros seres humanos para desarrollarnos de forma adecuada. Aun así, hay que tener cuidado con ciertos factores:

  • Las salidas nocturnas no están desaconsejadas, pero ten mucho cuidado con las luces estroboscópicas y el ruido de algunos establecimientos.
  • Limita el consumo de alcohol y de tabaco. El primero se correlaciona con algunos episodios de crisis y el tabaco no, pero se recomienda reducir ambos por motivos obvios.
  • No te prives de horas de sueño. Se ha demostrado que los trastornos y la privación del sueño pueden desencadenar la aparición de crisis epilépticas.

3. La conducción presenta ciertas reservas

Este tema está envuelto en polémica, pues ciertas fuentes argumentan que hay documentos que estiman que las personas que tienen las crisis epilépticas bajo control presentan un riesgo de siniestralidad bajo, mientras que otras investigaciones afirman que sí existe un riesgo inherente.

En países como España está prohibido que una persona epiléptica conduzca si ha presentado crisis durante el último año, por su seguridad y por la de todos. Habla con tu especialista médico o con la Dirección General de Tráfico de tu región si tienes dudas.

Cómo evitar una crisis si tienes epilepsia

Hay una serie de medidas a seguir para evitar la aparición de crisis convulsivas en los pacientes epilépticos. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Toma tus medicamentos sin faltar a una sola dosis y habla con tu médico de confianza si te sientes extraño o tienes alguna duda.
  • Duerme bien: portales como Apiceepilepsia.org nos avisan que la disminución de horas de sueño puede promover la aparición de crisis. Trata de mantener entre 7 a 10 horas de sueño al día.
  • Limita la ingesta de bebidas alcohólicas: el alcohol excita las neuronas cerebrales, altera el patrón de sueño normal y puede interactuar con los medicamentos de la epilepsia. Esto es un caldo de cultivo perfecto para la aparición de una nueva crisis.
  • No consumas drogas: las drogas excitantes como la cocaína, el éxtasis o las anfetaminas pueden promover la aparición de crisis epilépticas.
  • Evita llevar una vida demasiado estresante: los períodos de estrés pueden fomentar la falta de sueño o el olvido de la toma de medicamentos por parte del paciente.

¿Cómo puede ayudarse a una persona durante una crisis epiléptica?

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos nos resume la base de la actuación ante una crisis convulsiva en varios puntos esenciales. Estos son los siguientes:

  1. Cuando se produce una convulsión el objetivo principal es proteger al individuo de una lesión. Por ello, hay que colocar a una persona que está sufriendo una crisis epiléptica en el suelo, tumbada en un área segura libre de muebles y objetos puntiagudos.
  2. Tras esto, es necesario dejar descansar la cabeza.
  3. Afloja la ropa apretada, en especial la que está alrededor del cuello.
  4. Voltea a la persona de lado en caso de que empiece a vomitar. Esto previene que dicho vómito sea regurgitado y desviado a los pulmones.
  5. Busca un brazalete de identificación médica con datos sobre el paciente y número al que llamar. Este debería llevarlo consigo si ha sufrido episodios convulsivos en tiempos recientes.
  6. Permanece con el paciente hasta que llegue ayuda. Mientras tanto, monitoriza como puedas sus signos vitales (pulso y frecuencia respiratoria).

Lo que no debes hacer bajo ningún concepto es inmovilizar a la persona, meterle un objeto en la boca para que no se muerda la lengua ni realizar respiración u otras técnicas de reanimación. Simplemente mantén la calma, coloca al paciente en una posición adecuada y monitoriza hasta que llegue ayuda.

Epilepsia en un joven.
Los ataques de crisis epilépticas requieren calma de quien está cerca para controlar los signos, voltear de costado al paciente y evitar lesiones.

Quizás te pueda interesar: Lisencefalia, el cerebro liso

Reducir el riesgo en lo cotidiano

Como has podido observar, la epilepsia es una patología que requiere de múltiples consideraciones en el día a día de la vida del paciente. Aún así, siguiendo las pautas establecidas y bajo el tratamiento adecuado una persona epiléptica puede llevar una vida casi normal y sin graves percances.

Las medidas diarias para evitar las crisis convulsivas se basan en dormir bien, evitar el consumo de drogas y alcohol y no someterse a eventos que causen emociones demasiado intensas o estresantes. Si sigues estos consejos minimizarás el riesgo de sufrir un ataque.

Te podría interesar...
Epilepsia y embarazo: todo lo que necesitas saber
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Epilepsia y embarazo: todo lo que necesitas saber

La epilepsia durante el embarazo debe ser controlada de forma estricta, sobre todo en el uso de los medicamentos anticonvulsivos.