9 errores que cometes al reciclar

Facundo Martin Desimone·
02 Abril, 2021
Estás reciclando tus residuos porque quieres contribuir al cuidado del medio ambiente, pero quizás haya cosas que no hagas bien. Te acercamos los errores al reciclar más habituales.

La aglomeración de basura de diversa índole conlleva un conjunto de problemas que, aún hoy, la mayoría de las ciudades del mundo no logran solucionar de forma definitiva, según un artículo publicado en la revista Universidad y Sociedad. La opción más eficaz hasta el momento parece ser el reciclaje y en esta nota te contamos los errores más frecuentes al momento de reciclar.

El problema de los residuos conlleva la formación de focos de contaminación aérea, acuática y terrestre que, además de dañar al planeta, terminan incidiendo en los alimentos que comemos y en nuestra salud. Valiéndonos de las distintas técnicas de reciclaje podremos no solo disminuir la magnitud de los residuos y la contaminación, sino también optimizar la eficacia económica.

El concepto del reciclaje se funda, según la tesis presentada por Carina Magaly Álvarez Gomez de Coz a la Universidad Rafael Landívar, en pensar y gestionar la basura como un recurso en vez de como meros desechos. De esta forma, se pueden emplear acciones tendientes a recuperar y transformar los residuos.

Errores comunes al reciclar

En una nota citada por el medio cubano Ciencia en su PC, se profundiza sobre la viabilidad de transformar los residuos en energía renovable. No obstante, se aclara que este método resulta muy complejo, a causa de la variedad de procedimientos de conversión y de la diversidad de los distintos materiales existentes. Por ellos, es común que se cometan ciertos errores al reciclar.

1. Contaminar con toallitas higiénicas y servilletas de papel humedecidas

Las toallitas higiénicas, a pesar de que contienen celulosa de papel, poseen fibras derivadas de combustible fósil. Por otro lado, las servilletas de papel manchadas o humedecidas no son reciclables. Ambos objetos deben desecharse como sólidos.

2. Incorporar cartones de comidas a domicilio

Los cartones de comidas a domicilio, como por ejemplo la comida china, las hamburguesas, la piza o el sushi, suelen estar manchados de aceite o de grasa. Esto los vuelve inutilizables e irrecuperables. Por lo tanto, deben ir al cesto de basura no reciclable.

3. Creer que todos los plásticos se pueden reciclar

Uno de los errores más comunes al reciclar es creer que todos los plásticos son reciclables. Las envolturas de celofán no pueden reciclarse, como tampoco las bolsas que no son biodegradables, los plásticos marcados con la sigla PLA, los envases larga vida ni los cepillos de dientes usados.

Plásticos que no pueden reciclarse.
No todos los plásticos son reciclables. Existen diferentes variedades que se identifican en los envoltorios, usualmente.

4. Desaprovechar los residuos orgánicos

Una buena forma de reducir los desechos orgánicos es utilizar verduras, cáscaras de huevos y frutas para realizar composta de forma casera. Una vez que haya desarrollado las cualidades necesarias, podrás usarlo como nutriente para las plantas de tu jardín.

5. Pensar que todos los tipos de vidrios pueden ser reciclados

Si creíste que podías arrojar al bote de residuos reciclables las copas y los vasos rotos, es un error garrafal. Estos elementos no están hechos de vidrio, sino de cristal, que tiene óxido de plomo en su composición.

Tampoco se pueden reciclar los vidrios de autos y ventanas, los focos de luz, las ampollas de medicina ni los espejos.

También te puede interesar: 7 cosas que no deberías tirar a la basura si te importa nuestro planeta

6. Mezclar las pilas usadas con otros objetos reciclables

La mejor alternativa, cuando se trata de pilas y se pretende cuidar el medio ambiente, es usar baterías recargables. Si esta posibilidad no está dentro de nuestras opciones y nos vemos forzados a utilizar pilas comunes, hay que recordar que no se deben tirar ni como reciclables ni como residuos sólidos, sino que se deben acumular por separado y acarrearlas a lugares específicos.

7. Mezclar diversos materiales sucios o con restos de comida

Materiales como envases de plástico, latas y botellas deben ser perfectamente lavados y estar secos a la hora de depositarlos con los demás residuos reciclables. De lo contrario, no solo quedarían inutilizados estos en sí mismos, sino que además podrían inutilizar toda la carga.

8. Arrojar envolturas de alimentos industriales

Aunque parezca contra intuitivo y fuera del sentido común, los papeles que envuelven productos como golosinas, papas fritas de paquete o galletas no se deben tirar como residuos reciclables, sino como desechos sólidos, ya que es usual que permanezcan en ellos restos de los alimentos que solían envolver.

9. Considerar como material reciclable al poliestireno expandido

Por último, pero no por eso menos importante, cabe destacar algo que tal vez muchas personas no sepan. El poliestireno expandido, ese material que resulta tan útil para la creación de cajas de envíos a domicilio, tazas descartables para café o té, bandejas para alimentos e incluso para rellenos aislantes en las construcciones, es un derivado del petróleo y del plástico. Por lo tanto, no es factible de ser reciclado.

Reciclaje con contenedores.
Entender los materiales que son reciclables y los que no lo son es básico para no cometer errores en el proceso.

Importancia de reciclar y cuidar nuestro planeta

Nuestro planeta y sus condiciones de habitabilidad tienen fecha de vencimiento. Contaminación aérea, terrestre y acuática, efecto invernadero, deforestación indiscriminada, calentamiento global.

El reciclaje es un comienzo y está en las manos de todos. Pero, lamentablemente, no alcanza solo con eso. Para lograr un proceso más efectivo y paliar errores al reciclar, el editorial de la Revista Argentina de Microbiología propone un modelo de economía circular.

Este concepto, que se basa en los principios de la escuela ecologista, implica la idea de reutilización inteligente de los residuos, ya sean orgánicos o tecnológicos, para convertirlos en materia prima que pueda nutrir los ciclos de la naturaleza o para transmutarlos en fragmentos de nuevos productos, con un mínimo costo de energía.

Puedes leer también: 3 maneras de reciclar los restos de jabón

Centros de reciclaje con inclusión de fuentes alternativas de energía como compensación de los errores al reciclar

Se ha propuesto la creación de este tipo de centros como solución categórica al problema de los errores al reciclar y al deficiente manejo de la basura en general, en los centros urbanos de los países.

La creación de un centro de reciclaje implicaría la generación de un clúster económico que permitiría, además de reducir, reciclar y procesar adecuadamente los residuos, producir energía eléctrica a bajo costo, a diferencia de los sistemas convencionales de generación y distribución de energía eléctrica.

Las ideas están sobre la mesa. Faltan decisiones personales, sociales y políticas para mejorar el procesado de los residuos y, de una buena vez, poner fin a la posibilidad de catástrofe ecológica.

  • Ciencia en su PC, Núm. 3.  El reciclaje, la industria del futuro. Cuba 2006.
  • Revista Argentina de Microbiología, Vol. 46, Núm. 1.  Lett, Lina A. Las amenazas globales, el reciclaje de residuos y el concepto de economía circular. Argentina 2014; 1-2.
  • Universidad Rafael Landívar.  Álvarez Gómez de Cos, Carina Magaly. Reciclaje y su aporte en la educación ambiental. Guatemala 2013.
  • Universidad y Sociedad, Vol. 9, Núm. 1.  El reciclaje: un nicho de innovación y emprendimiento con enfoque ambientalista. Ecuador 2017; 36-40.