Errores comunes que cometemos al planchar

Cuando no humedeces la ropa, utilizas agua destilada o regulas la temperatura, vuelves más difícil la tarea del planchado. Te mostramos los errores que debes evitar para no dañar tu ropa ni el electrodoméstico.
Errores comunes que cometemos al planchar

Escrito por Maria Margarita Barrios Quintero, 27 agosto, 2021

Última actualización: 30 agosto, 2021

Pese a tus intentos de comprar ropa que no demande el uso de la plancha, es imposible eludir del todo esta tarea. Puede que tu falta de práctica te haga incurrir una y otra vez en los errores más comunes al planchar.

Telas ligeras y vaporosas como el lino y la seda, ideales para usar en verano, deben ser planchadas si no quieres dar la imagen de una persona descuidada. Te decimos más al respecto.

9 errores que puedes estar cometiendo al planchar

Para algunos resulta una labor tediosa, mientras otros parecen disfrutarla. Quizás esto se deba a que los últimos han descubierto la forma de no repetir los hábitos que te impiden lograr una ropa sin arrugas. Descubre cuáles son.

1. Dejas la ropa delicada para lo último

Si eres de los que no disfruta planchar, es probable que dejes la ropa delicada para lo último porque requiere un cuidado especial. Sin embargo, esto no solo hará que pierdas más tiempo, sino que también aumentará tu odio por esta tarea.

Para evitar dañar tus prendas delicadas con las altas temperaturas, la recomendación es que las hagas primero. Plancha esta ropa cuando el electrodoméstico aún se esté calentando.



2. No humedeces la ropa

Cuando la ropa está demasiado seca, no importa cuántas veces pases la planches, las arrugas se mantendrán. Además, esto puede afectar los tejidos de tus prendas y aumentar la probabilidad de que las quemes.

En ese sentido, si la ropa está seca, procura humedecerla con el vaporizador de la plancha. De no contar con uno, también puedes usar un spray de agua.

Planchar la ropa.
Planchar la ropa no es una tarea que agrade a todos. Esto lleva a cometer errores frecuentes.

3. No utilizas agua destilada

Como hemos dicho, humedecer la ropa antes del planchado es esencial para eliminar las arrugas. Sin embargo, no todos los tipos de agua son buenos para realizar esta tarea. Un ejemplo de ello es el agua dura.

Por esta razón, si vas a usar el agua del grifo, asegúrate de que no sea dura. Si lo es, tendrás que comprar agua destilada, que al estar libre de impurezas y minerales protege la plancha y reduce el tiempo de la faena a la mitad.

4. Olvidas regular la temperatura

Uno de los errores más comunes a la hora de planchar es colocar el electrodoméstico a su máxima temperatura. Pero esto, en lugar de agilizar la tarea, puede arruinar tu ropa.

Considera que no todos los tipos de tela responden de la misma forma a las altas temperaturas. Así que habrá algunas prendas que deberás planchar con los grados más bajos.

5. No volteas las prendas

Si en tu guardarropa tienes prendas con estampados delicados, de seguro querrás voltearlas antes de planchar. De lo contrario, tendrás parte del diseño en la plancha y ¡no querrás esto!

Para evitar un desastre, es mejor que te acostumbres a planchar toda la ropa desde el revés. Toma en cuenta que así también se mantiene por más tiempo el color original de la tela.

6. No limpias la plancha

Es probable que te preguntes por qué hay que limpiar la plancha si la ropa está limpia. Aunque no lo creas, sí se ensucia. Debes procurar pasar un paño de algodón húmedo cuando la plancha esté a temperatura ambiente, antes y después de usarla.

7. Planchas toda la ropa al mismo tiempo

Puede que una de las razones por las que aborreces tanto planchar se trate de que dejas que se acumule una montaña de ropa a la que tienes que dedicarle varias horas. Esto puede ser contraproducente tanto para la plancha como para la ropa, ya que el electrodoméstico termina por recalentarse. Por ello, la recomendación es que dividas el planchado en varios turnos.

8. Utilizas mal el almidón

El almidón resulta beneficioso al momento de planchar. Hay quienes afirman que puede mejorar la apariencia de los tejidos, al mantener su color, textura y suavidad por más tiempo, así como eliminar las arrugas y las manchas.

Ahora bien, si no se usa de forma correcta puede tener un efecto contrario. Procura no excederte al rociar este producto y espera a que penetre en la tela antes de comenzar a planchar.

9. No vacías el depósito de la plancha

Si planchas y no vacías el depósito de agua puedes arruinar el electrodoméstico. Con el transcurso del tiempo, el agua puede afectar sistemas y partes. Así mismo, el agua estancada tiende a manchar las prendas cuando la usas para humedecer.

Ropa planchada sin errores.
Controlar los errores del planchado mejora el tiempo de vida útil del aparato.


Aprende a planchar sin cometer errores

Planchar puede ser una tarea llevadera, que incluso termine por disfrutar. La diferencia está en cometer la menor cantidad de errores. Por ello, cuando te dispongas a eliminar las arrugas de tu ropa, procura limpiar la plancha, voltear y humedecer la ropa.

Así mismo, recuerda graduar la temperatura, utilizar agua destilada y vaciar el depósito del aparato. De no hacerlo, podrías terminar manchando la ropa en el siguiente planchado.

Te podría interesar...
10 ideas para guardar la tabla de planchar sin perder espacio en casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 ideas para guardar la tabla de planchar sin perder espacio en casa

Guardar la tabla de planchar es posible con estos trucos que maximizan el espacio que dispones en casa. Almacena de manera fácil e ingeniosa.