7 errores al pintar los azulejos del hogar

Aunque no tengas experiencia pintando azulejos, puedes hacerlo si te lo propones. Estos son los 7 errores que debes evitar.
7 errores al pintar los azulejos del hogar

Última actualización: 06 abril, 2022

Renovar la casa es algo que a la mayoría le gusta, pero en ocasiones no se cuenta con el presupuesto para hacerlo. Por ello, nos toca ponernos manos a la obra, incluso en tareas más complejas como la de pintar los azulejos del hogar. Suena simple, aunque hay quienes cometen errores.

Si buscas darle un aire fresco a los azulejos de tu cocina o baño, con un acabado profesional, debes saber que existen esmaltes profesionales, que además le añaden brillo. Pero esto no es todo. Para lograr un resultado de calidad, la técnica que apliques también es importante.

Los errores que debes evitar al pintar los azulejos de tu casa

Una persona sin experiencia puede pintar los azulejos de su hogar con éxito, solo si no comete los típicos errores que casi siempre son irreversibles. Te los enlistamos.

1. No usar pintura especial

Si aplicas pintura satinada, de caucho e incluso de aceite, lo más probable es que los azulejos terminen arruinados al punto de verse peor de lo que estaban en un principio.

La peladura de la pintura y las manchas aparecerán en poco tiempo, en especial si los azulejos son del baño o de la cocina de tu casa. Para evitar estos errores debes adquirir una pintura especial para estos revestimientos. Acude a una tienda y pregunta por ellas.

De este modo, la pintura se podrá adherir a los azulejos de forma óptima, sin importar que se trate de un lugar húmedo como el baño. Además, estos productos se caracterizan por repeler el agua, la grasa y el polvo.



2. Pintar sin ayuda de una brocha o paletina

El rodillo agiliza el trabajo de pintar. De eso no hay duda. Pero necesitarás la ayuda de una paletina para hacer buenos acabados, ya que el rodillo puede dejar áreas sin pintar por las juntas.

Por ello se recomienda comenzar pintando con la paletina o brocha, poniendo especial atención en las juntas y los poros. Finalizas con el rodillo por toda el área a tratar en una sola dirección y de forma prolija.

Rodillo de pintura.
El rodillo ahorra tiempo, pero no es una herramienta para acabados finos en los detalles.

3. El rodillo que elegiste es inadecuado

El tipo de rodillo dependerá del tamaño y la textura de los azulejos. Si son grandes, ten presente que necesitarás pintura suficiente para cubrirlos. Por ello se recomienda el uso de rodillos de espuma.

En cambio, los rodillos de lana sirven para aquellos pintores que no cuentan con mucha experiencia, ya que absorben más la sustancia y hacen más fácil medir la cantidad.

4. No limpiar la superficie antes de pintar

Quizás porque queremos ver la transformación rápido o porque nos da flojera, pero lo cierto es que solemos saltarnos la limpieza de la superficie a tratar.

Ten presente que la suciedad, la grasa y los restos de jabón que se adhieren a los azulejos hacen que la superficie no sea uniforme. Así las cosas, la pintura no se va a adherir de manera óptima y, por otro lado, te puede quedar grumosa. Limpiar los azulejos es un paso que no debes saltar.

5. Comenzar a pintar sin delimitar los bordes

Al terminar de limpiar la cerámica, usa un paño para secarla. En ese punto es momento de delimitar la zona de trabajo, con ayuda de una lona de plástico para proteger el piso y una cinta de carrocero para el resto de los bordes.

6. Repintar los azulejos sin lijar

Si ya habías pintado los azulejos y buscas repintarlos, debes lijar la superficie o te arriesgarás a que quede grumosa y desprolija. Recuerda que la pintura previa puede estar en mal estado. Luego de que limpies los azulejos, procede a lijarlos con ayuda de una lija de mano.

De igual modo, si lo consideras necesario, usa una lijadora eléctrica para quitarle un poco del brillo propio al azulejo. Así, los productos a aplicar podrán fijarse sin que se corran con el tiempo.

7. Saltarte la imprimación para azulejos

Con los azulejos ya limpios y lijados, si es el caso, debes aplicar una capa de fijador. Este producto lo puedes adquirir tanto en tiendas físicas como online. Es necesario para que la pintura especial tenga un mejor agarre.

La técnica a emplear es usar una paletina para iniciar, aplicando fijador por las juntas. Luego hazte del rodillo pequeño para cubrir toda la zona.

Pintura para azulejos.
El cambio que se puede lograr con una pintura básica de azulejos es suficiente para transformar la cara de la cocina o del baño.


Pintar tú mismo los azulejos de casa es posible si evitas los errores

Lo que te garantiza el éxito al pintar los azulejos del hogar son los materiales adecuados y seguir las indicaciones del fabricante. Por lo que además de guiarte por nuestras recomendaciones, debes garantizar un tiempo de secado suficiente entre el sellante y la pintura.

Así mismo, la sugerencia es una temperatura ambiente de entre 15 y 25 grados centígrados, por lo que si tienes calefacción o caldera, debes apagarla hasta terminar de pintar la cerámica. No olvides tener a la mano un producto especial o diluyente para limpiar las brochas al terminar.

Te podría interesar...
Pasos y consejos para pintar los azulejos del baño o cocina
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Pasos y consejos para pintar los azulejos del baño o cocina

Conoce cómo pintar los azulejos del baño o de la cocina para renovar tus espacios sin tener que romper ninguna pared ni gastar tanto.