¿La escoliosis produce dolor?

La escoliosis se relaciona con un mayor riesgo de sufrir dolor crónico de espalda, pero también con alteraciones del aspecto y de la autoestima.
¿La escoliosis produce dolor?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 27 Mayo, 2020.

Última actualización: 27 Mayo, 2020

La escoliosis es el término médico que se utiliza para referirse a una desviación lateral de la columna vertebral. La mayoría de veces se produce durante la infancia, con el desarrollo del niño, entre los 5 y 8 años de edad.

No obstante, la gran parte de casos de escoliosis se detectan durante la adolescencia. Se estima que esta condición afecta en torno a un 3 % de toda la población, aunque muchas de esas personas lo desconocen.

Esto es así porque un gran número de casos son desviaciones leves que no producen ningún síntoma ni complicación. Sin embargo, también hay que destacar que uno de cada 500 niños necesita tratamiento para corregir la escoliosis.

Además, aunque muchos casos no se detecten, producen problemas posteriores. Por eso, a continuación vamos a hablar del dolor que aparece a consecuencia de la escoliosis, especialmente en la edad adulta.

¿En qué consiste la escoliosis?

Como ya hemos mencionado, la escoliosis consiste en una desviación lateral de la columna vertebral. Es decir, esta, en lugar de trazar una línea recta, se desvía en alguno de sus puntos hacia el lado derecho o el izquierdo.

Lo cierto es que se desconoce la causa por la que se produce. Se cree que existe un factor hereditario importante, aunque también puede deberse a algún tipo de alteración muscular. Incluso, puede ser debida a lesiones de la propia columna que no se han tratado correctamente.

Normalmente, la escoliosis es leve y no produce síntomas. De manera visual, en algunos casos se puede observar que hay un hombro más alto que otro o una asimetría en la cintura. Incluso, una escápula puede estar más prominente que la otra.

Complicaciones de la escoliosis

El problema es que hay ciertos grados de escoliosis que comprometen toda la estructura de la columna. Cuando la desviación es muy grande, es posible que las costillas sobresalgan más en un lateral del cuerpo que en el otro.

Cuando esto ocurre, puede que los pulmones se dañen debido a la presión de las propias costillas. Además, debemos tener en cuenta que, si la escoliosis es de mucho grado, el aspecto de esa persona puede afectarse y eso también conlleva problemas de autoestima.

Pero lo más importante es que las personas con escoliosis, independientemente del grado, tienen más riesgo de sufrir dolor de espalda a lo largo de su vida. Sobre todo, en la etapa adulta.

¿Cómo se puede aliviar el dolor de espalda?

El dolor que causa la escoliosis puede aliviarse normalmente corrigiendo los hábitos posturales. Por ejemplo, es muy importante sentarse manteniendo la espalda lo más recta posible. Para ello, se recomienda escoger para trabajar sillas con respaldo y reposabrazos, que sean cómodas.

Del mismo modo, debemos fijarnos en nuestra forma de caminar y corregirla. Muchas personas tienden a encorvarse hacia delante. Hay que mantener los hombros rectos, caminando con la cabeza erguida y el abdomen contraído.

Los expertos recomiendan hacer ejercicios que potencien la musculatura de la espalda pero sin forzarla demasiado. Por ejemplo, la natación es muy adecuada. El yoga o el pilates también pueden servir, ya que también ayudan a estirar la musculatura.

Además, debemos tener presente que, si el dolor es persistente, lo mejor es consultar a un especialista. En ocasiones, se necesitan medicamentos antiinflamatorios o analgésicos para aliviar la situación.

Lo que debemos recordar es que la escoliosis, aunque pase desapercibida, se relaciona con el dolor crónico de espalda y con otras complicaciones. Por eso, es importante cuidar los hábitos posturales e ir a las revisiones pertinentes con el médico o fisioterapeuta.

Te podría interesar...
Las mochilas escolares y el dolor de espalda
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Las mochilas escolares y el dolor de espalda

Existe una clara relación entre las mochilas escolares y el dolor de espalda, no por las mochilas en sí sino por su inadecuado uso y otros factores.