Estreñimiento: causas y pautas a seguir

Miriam·
11 Mayo, 2021
Los cambios de hábito son una de las mejores maneras de aliviar los síntomas del estreñimiento. Consulta con tu médico para recibir el tratamiento más adecuado para tu condición.

El estreñimiento es una preocupación a veces vergonzosa y que no sabemos tratar adecuadamente. Según datos de la Societat Catalana de Digestología, las dificultades de ir al baño afectan al 30% de la población general, siendo más frecuente en el sexo femenino. De hecho, 2 o 3 mujeres por hombre sufrirían de esta dolencia.

A pesar de que no es un problema grave para la salud, puede resultar muy incómodo para quien lo sufre. Afortunadamente, existe un tratamiento dietético eficaz para esta condición.

El estreñimiento y sus posibles causas

Las causas del estreñimiento pueden ser muy variadas. Entre las más comunes citadas por el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases encontramos:

  • Una mala alimentación.
  • Consumo insuficiente de fibra.
  • Desayunos flojos y cenas exageradas.
  • Comer muy deprisa.
  • Beber poco líquido.
  • Llevar una vida sedentaria.
  • Padecer sobrepeso.
  • Tomar determinados medicamentos favorecen que tengamos problemas de tránsito.

También el aguantar la necesidad de ir al servicio, incluso el estrés diario, podrían afectarte y producir estreñimiento.

A veces nos alertamos si no vamos un día al baño, el rango de normalidad de visitar el servicio sería desde tres veces por semana hasta tres veces por día.

Para hablar del estreñimiento deberíamos de encontrarnos en la situación de ir menos de tres veces a la semana, y que suponga un gran esfuerzo.

Quizá te interese: “7 maneras de aumentar el consumo de fibra para tratar el estreñimiento”

Dentro del estreñimiento, existen dos tipos:

  • El agudo, que es el que puede aparece en cualquier persona, por cambios en los hábitos normales, y que es también el que padecen algunas mujeres embarazadas, adultos mayores y niños por lo general, después de un cuadro febril.
  • El crónico, señala la Asociación Española de Gastroenterología que sería el más complicado, ya que podría persistir por meses e incluso años, produciendo constantes molestias como hinchazón abdominal, insomnio, decaimiento físico, dolor de espalda, etc. Este tipo podría llegar a causar serias enfermedades como dilatación del colon, obstrucción del intestino y fisuras o hemorroides.

La fibra y su importancia

Entre las recomendaciones habituales, destaca consumir fibra habitualmente. Un estudio publicado en World Journal of Gastroenterology sugiere que la ingesta de fibra dietética podría aumentar la frecuencia de la evacuación de heces, previniendo así el estreñimiento.

Sin embargo, otro estudio del año 2012 de la misma publicación señaló que el estreñimiento idiopático (es decir, el tipo crónico) y sus síntomas podrían reducirse al disminuir o incluso, eliminar la ingesta de fibra de la dieta. 

Frente a los resultados contrapuestos, te aconsejamos visitar a tu médico si padeces de estreñimiento. Nadie mejor que él podrá ayudarte a definir el mejor tratamiento y los cambios de hábitos necesarios para aliviar tu sintomatología.

Ahora bien, supongamos que el doctor te ha recomendado consumir fibra para mejorar tus síntomas. En ese caso, debes tener en cuenta que esta sustancia no tienen porqué incluirse en nuestras comidas en forma de cereales con fibra o galletas.

Normalmente cuando a alguien le hablan de que tome fibra, piensa en hidratos de carbono, pero hay muchas maneras de incluir fibra a tu dieta, como las verduras, hortalizas, frutas, frutos secos, y zumos.

Lee: “Las fibras vegetales y sus beneficios en la alimentación”

Remedios caseros para aliviar el estreñimiento

Los remedios caseros que compartimos contigo a continuación podrían ser efectivos para algunas personas y totalmente inadecuados para otras. Tu médico es la persona más adecuada para ayudarte a discernir los pasos a seguir para mejorar tu estreñimiento.

  • Algunas personas mejoran los síntomas al tomar un buen desayuno por la mañana. El mismo debería ser rico en fibras, proteínas y líquidos; por ejemplo un bol de cereales con leche, una pieza de fruta, un zumo, yogur y queso.
  • Al final del día podría ser recomendable cenar ligero, ya que el intestino no funciona igual por la mañana que por la noche, y al cenar mucho podemos hacer más lento nuestro tránsito.  También se suele aconsejar cenar no más tarde de las nueve, y nunca según nos vamos a acostar.
  • Sobre la comida, se recomienda incluir ensaladas, verduras y legumbres a la dieta. También el pescado o la carne a la plancha o hervido, o una tortilla, siempre con una guarnición vegetal y fruta de postre.
  • Además sería recomendable no fumar, reducir el consumo de alcohol, dulces y platos precocinados para mitigar en lo posible los problemas de estreñimiento.
  • Puede resultar una buena solución la inclusión en la pauta dietética de un suplemento de probióticos. Estas bacterias son capaces de ayudar a manejar los problemas intestinales, según un estudio publicado en Advances in Nutrition.

Con una buena dieta se pueden manejar los problemas intestinales

El estreñimiento es una dolencia molesta que afecta el día a día de las personas. No aguantes los síntomas y acude al especialista para obtener las mejores recomendaciones para mejorar tu jornada. Recuerda que la práctica deportiva te ayudará.

  • Yang J., Wang HP., Xu CF., Effect of dietary fiber on constipation: a meta analysis. World Journal of Gastroenterology, 2012.
  • Ho K., Mei Tan C., Seow Choen F., Stopping or reducing dietary fiber intake reduces constipation and its associated symptoms. World Journal of Gastroenterology, 2012.
  • Dimidi E, Christodoulides S, Scott SM, Whelan K. Mechanisms of Action of Probiotics and the Gastrointestinal Microbiota on Gut Motility and Constipation. Adv Nutr. 2017 May 15;8(3):484-494. doi: 10.3945/an.116.014407. PMID: 28507013; PMCID: PMC5421123.