Estreñimiento: causas y pautas a seguir

El estreñimiento es un problema común y potencialmente grave en vista de todas las complicaciones (físicas y psicológicas) que pueden aparecer. Te explicamos sus principales características.
Estreñimiento: causas y pautas a seguir
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 26 octubre, 2022

El estreñimiento o constipación es una preocupación a veces vergonzosa y que no sabemos tratar de forma adecuada. Según datos de la Societat Catalana de Digestología, las dificultades para ir al baño afectan al 30 % de la población general, siendo más frecuente en el sexo femenino. De hecho, 2 o 3 mujeres por cada hombre sufrirían de esta dolencia.

A pesar de que no es un problema grave para la salud, puede resultar muy incómodo para quien lo sufre. Por suerte, existe un tratamiento dietético y unas pautas cotidianas muy eficaces para esta condición. Te explicamos más a continuación.

El estreñimiento y sus posibles causas

Las causas del estreñimiento pueden ser muy variadas. Entre las más comunes citadas por la National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases encontramos las siguientes:

  • Mala alimentación.
  • Consumo insuficiente de fibra.
  • Desayunos flojos y cenas exageradas.
  • Comer muy deprisa.
  • Beber poco líquido.
  • Llevar una vida sedentaria.
  • Padecer sobrepeso.
  • Tomar determinados medicamentos.
  • Padecer un tránsito lento de las heces a través del colon o trastornos funcionales del tracto gastrointestinal, como el síndrome de intestino irritable.
  • Algunas enfermedades previas que tienen entre sus posibles efectos secundarios la constipación: celiaquía, divertículos, enfermedad de Parkinson, diabetes o hipotiroidismo, entre otras.

También el aguantar la necesidad de ir al servicio e incluso el estrés diario podrían afectarte y producir estreñimiento. A veces nos alertamos si no vamos un día al baño, si bien en ocasiones esto no bastaría para considerarse estreñimiento. E l rango de normalidad de visitar el servicio sería desde tres veces por semana hasta tres veces por día.

Según una publicación de la Clínica Mayo, para hablar de estreñimiento deberíamos de encontrarnos en alguna o varias de estas situaciones:

  • Defecar menos de tres veces por semana.
  • Hacer un gran esfuerzo cuando se va al lavabo.
  • Presencia de heces duras o grumosas.
  • Sensación de obstrucción en el recto que impide ir al baño.
  • Sentimiento de vaciamiento incompleto del recto al evacuar.


Tipos de estreñimiento

El estreñimiento tiene varios tipos
Dependiendo del tiempo de evolución de los síntomas y también de su intensidad es posible clasificar los casos de estreñimiento.

En la mayoría de las ocasiones se distinguen dos tipos de estreñimiento en función de su evolución: agudo y crónico.

  • Agudo: es el que puede aparecer en cualquier persona por cambios en los hábitos normales. Este también es el que padecen algunas mujeres embarazadas, adultos mayores y niños, por lo general después de un cuadro febril.
  • Crónico: este es el más complicado, ya que podría persistir por meses e incluso años, produciendo constantes molestias como hinchazón abdominal, insomnio, decaimiento físico, dolor de espalda, etc. Este tipo podría llegar a causar serias enfermedades como dilatación del colon, obstrucción del intestino y fisuras o hemorroides. Como señalan los expertos de la Clinica Mayo, se puede considerar estreñimiento crónico cuando se padecen dos o más de los síntomas indicados durante por lo menos 3 meses.

Cuando se presentan cambios en el hábito de ir al lavabo es importante consultar con el especialista. De esta forma se puede establecer un diagnóstico adecuado, determinar el origen del estreñimiento y adoptar las medidas necesarias.

Además, esta consulta es imprescindible si aparece sangre en las heces, dolor abdominal constante y fuerte o si existe pérdida de peso sin motivo aparente.

La fibra y su importancia

Entre las recomendaciones habituales para prevenir y superar el estreñimiento, destaca la de hacer un consumo adecuado de fibra. Un estudio publicado en World Journal of Gastroenterology sugiere que la ingesta de fibra dietética podría aumentar la frecuencia de la evacuación de heces, previniendo así el estreñimiento.

Sin embargo, otro estudio del año 2012 de la misma publicación señaló que el estreñimiento idiopático y sus síntomas podrían reducirse al disminuir o incluso eliminar la ingesta de fibra de la dieta. 

Frente a los resultados contrapuestos, te aconsejamos visitar a tu médico si padeces de estreñimiento. Nadie mejor que él podrá ayudarte a definir el mejor tratamiento y los cambios de hábitos necesarios para aliviar tu sintomatología.

Ahora bien, supongamos que el doctor te ha recomendado consumir fibra para mejorar tus síntomas. En ese caso, debes tener en cuenta que esta sustancia no tiene porqué incluirse en nuestras comidas en forma de cereales con fibra o galletas.

En general, cuando a alguien le hablan de que tome fibra, piensa en hidratos de carbono, pero hay muchas maneras de incluir fibra a tu dieta, como las verduras, hortalizas, frutas y frutos secos.



Pautas dietéticas para aliviar el estreñimiento

El estreñimiento tiene tratamiento
Hay algunas medidas dietéticas que pueden adaptarse para aliviar los episodios de constipación.

Las directrices que compartimos contigo a continuación podrían ser efectivas para algunas personas pero inadecuadas para otras. Tu médico es la persona más adecuada para ayudarte a discernir los pasos a seguir para mejorar tu estreñimiento.

  • Algunas personas mejoran los síntomas al tomar un buen desayuno por la mañana. El mismo debería presentar una buena dosis de fibra dietética, proteínas y líquidos; por ejemplo un bol de cereales con leche, una pieza de fruta, un zumo, yogur o queso.
  • Al final del día podría ser recomendable cenar ligero, ya que el intestino no funciona igual por la mañana que por la noche, y al cenar mucho podemos hacer más lento nuestro tránsito. También se suele aconsejar no cenar más tarde de las nueve.
  • Sobre la comida, se recomienda incluir ensaladas, verduras y legumbres a la dieta. También el pescado o la carne a la plancha o hervido, o una tortilla, siempre con una guarnición vegetal y fruta de postre. Para todo ello el mejor aliño es el aceite de oliva.
  • Aparte de la comida es importante tener en cuenta la hidratación, pues el agua ayuda a que la fibra pueda ejercer su función de forma correcta. Por este motivo se aconseja beber unos 8 vasos de agua al día.
  • Además sería recomendable no fumar, reducir el consumo de alcohol, dulces y platos precocinados para mitigar en lo posible los problemas de estreñimiento.
  • Puede resultar una buena solución la inclusión en la pauta dietética de un suplemento de probióticos. Estas bacterias son capaces de ayudar a manejar los problemas intestinales, según un estudio publicado en Advances in Nutrition.

Otros consejos para mejorar y prevenir el estreñimiento

Muchas personas pueden mejorar los problemas para ir al baño aplicando cambios en la dieta. Estos se ven reforzados por otras pautas que favorecen el tránsito intestinal y pueden incluso evitar que la constipación aparezca.

Las personas que realizan actividad física con regularidad no suelen presentar esta problemática. El ejercicio activa el colon y fortalece los músculos del abdomen y el diafragma, y ambos tienen un papel crucial en este cometido.

Ahora bien, puede ser que empezar a ejercitarse no mejore de un día para otro esta dificultad. Según una publicación de Harvard Health Publishing, en general se considera que es mucho más efectivo para ayudar a las personas mayores que suelen ser más sedentarias. Asimismo es importante cambiar algunas rutinas relacionadas con el hábito de ir al baño:

  • No reprimir las ganas de defecar.
  • Buscar un momento fijo para ir cada día al lavabo. Este debe ser tranquilo, sin distracciones ni urgencias.

Al considerarse el estrés como una de las posibles causas del estreñimiento, es importante encontrar una forma adecuada de mantenerlo bajo control.

Con una buena dieta se pueden manejar los problemas intestinales

El estreñimiento es una dolencia molesta que afecta el día a día de las personas. No aguantes los síntomas y acude al especialista para obtener las mejores recomendaciones para mejorar tu jornada. Recuerda que la práctica deportiva te ayudará.

Te podría interesar...
Los 8 mejores remedios para el estreñimiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los 8 mejores remedios para el estreñimiento

El estreñimiento se puede curar de forma natural. Estos 8 remedios para el estreñimiento son ideales para ayudar a mejorar la digestión y evitar el...



  • Dimidi E, Christodoulides S, Scott SM, Whelan K. Mechanisms of Action of Probiotics and the Gastrointestinal Microbiota on Gut Motility and Constipation. Adv Nutr. 2017 May 15;8(3):484-494. doi: 10.3945/an.116.014407. PMID: 28507013; PMCID: PMC5421123.
  • Harvard Health Publishing. Common causes of constipation. Harvard Medical School. Febrero 2021.
  • Ho K., Mei Tan C., Seow Choen F., Stopping or reducing dietary fiber intake reduces constipation and its associated symptoms. World Journal of Gastroenterology, 2012.
  • Mayo Clinic. Estreñimiento. Octubre 2021.
  • Medline Plus. Cuidados personales para el estreñimiento. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Julio 2020.
  • National Institute of Diabetes, and Digestive and Kidney Diseases. Síntomas y causas del estreñimiento. National Institutes of Health. U. S. Department of Health and Human Services. Mayo 2018.
  • Yang J., Wang HP., Xu CF., Effect of dietary fiber on constipation: a meta analysis. World Journal of Gastroenterology, 2012.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.