Examen de urea y creatinina en orina: significado de los resultados

Niveles alterados de urea y creatinina pueden indicar un mal funcionamiento renal, aunque también se asocian con la alimentación proteica, la hidratación y el ejercicio. Sigue leyendo para conocer más.
Examen de urea y creatinina en orina: significado de los resultados
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 29 agosto, 2022

El examen de urea y creatinina en orina es utilizado para conocer el funcionamiento de los riñones, con relación a su capacidad de filtrar productos de desecho en la sangre. Se solicita esta prueba cuando hay síntomas asociados con enfermedad renal.

También se emplea cuando se está bajo tratamiento por problemas en los riñones o se padece alguna afección que podría incidir en el funcionamiento de estos órganos. Aquí vale mencionar a la diabetes y la hipertensión arterial.

En cuanto a los resultados, los valores de creatinina en orina en adultos, considerados normales, oscilan entre 15 y 25 mg/kg de peso/24 horas. Los de la urea se ubican entre 12 y 20 gramos en 24 horas.

Urea y creatinina: qué son y cuál es su función

La urea es una sustancia de desecho producida por el hígado durante el proceso en el que las proteínas de los alimentos que consumimos se metabolizan en aminoácidos. Esto genera amoníaco, que luego se transforma en urea.

Es oportuno señalar que el nitrógeno de urea es el medio de transporte que utiliza el cuerpo para eliminar el exceso de nitrógeno. De hecho, la medición de laboratorio se denomina, de manera exacta, nitrógeno ureico.

La urea es liberada por el hígado, pasando a la sangre. Luego llega a los riñones, donde es filtrada y finalmente eliminada a través de la orina.

Por su parte, la creatinina es otra sustancia de desecho, subproducto de la creatina. La misma es producida por los músculos como consecuencia de su actividad normal. También el sistema excretor filtra la creatinina de la sangre para expulsarla del cuerpo con la orina.

Cuando hay problemas en los riñones, los valores de ambas sustancias suelen aumentar.
Riñones.
Los riñones son órganos de filtrado. La medición de urea y creatinina tiene la función de evaluar esta tarea que deben llevar a cabo los órganos.


¿Por qué hacer un examen de urea y creatinina?

Un examen de urea y creatinina se solicita cuando la persona presenta síntomas de uremia o si hay disfunción renal y se encuentra bajo tratamiento médico, con miras a monitorear la eficacia del mismo o la respuesta del organismo. Incluso cuando se hace diálisis.

Asimismo, se puede recomendar cuando se padece de alguna afección que puede incidir en la aparición o empeoramiento de la enfermedad renal. O para evaluar el funcionamiento de los riñones en pacientes con enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión arterial y la insuficiencia cardiaca congestiva.

También se realiza si hay antecedentes familiares de problemas renales o si se presentan ciertos síntomas, entre los que cabe mencionar a los siguientes:

  • Orina espumosa.
  • Pérdida de apetito.
  • Retención de líquidos.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Cambio de color en la orina.
  • Micción frecuente con disminución de la cantidad excretada.

Por otra parte, la mayor parte de patologías que afectan al hígado pueden repercutir sobre los niveles de creatinina. Así, si hay una lesión o enfermedad hepática, podría disminuir o aumentar la concentración de dicha sustancia en la orina.



¿Cómo se hace el examen?

El examen de urea y creatinina se puede solicitar dentro del llamado perfil renal. También forma parte de un panel metabólico completo, en el que se miden electrolitos, minerales, proteína y glucosa en la orina.

La creatinina y la urea se analizan tanto en la sangre como en la orina. En este segundo caso, el paciente debe recoger en un recipiente toda la excreción durante un período de 24 horas, almacenando y manteniendo refrigerada la muestra.

No se requiere un tipo especial de preparación. Sin embargo, es posible que para la creatinina se le pida a la persona que no consuma carnes rojas hasta 1 día antes de la prueba.

¿Qué indican los resultados?

Los valores considerados normales para la urea y la creatinina en orina pueden variar según los estándares de un país o incluso de un laboratorio a otro. Asimismo, por la técnica utilizada para la cuantificación.

La creatininuria normal oscila entre 15 y 25 mg por cada kilogramo de peso del paciente, en una orina de 24 horas. Los del nitrógeno ureico se ubican entre 12 y 20 gramos totales, excretados en 24 horas.

La creatinina puede presentar valores menores en las mujeres.

Concentraciones elevadas pueden significar un deterioro de la función renal. Aunque se deben considerar otros factores influyentes, como la edad.

La concentración en adultos mayores de 60 años es un poco más alta.

Urea elevada en la orina

En determinadas situaciones, pueden elevarse los niveles nitrógeno ureico en la orina. Esto puede indicar que hay una gran cantidad de dicha sustancia metabolizada por el hígado o que los riñones no están trabajando de manera apropiada para filtrar las toxinas.

Por su parte, la disminución de estos niveles no suele ser motivo de preocupación. De hecho, es algo poco común, pudiendo deberse a falta de proteínas en la dieta, mala absorción o sobrehidratación. Aunque también hay otras causas, como el embarazo y la falla hepática.

Entre las condiciones que pueden determinar un aumento de la urea en orina se tienen las siguientes:

Deshidratación causa uremia.
La deshidratación es capaz de alterar el equilibrio del medio interno. En esa circunstancia se incrementan las concentraciones de sustancias que los riñones deberían filtrar.
Cuando los niveles de urea aumentan, puede haber toxicidad, presentándose el síndrome urémico o uremia.

Creatinina alta en orina

En cuanto a la creatinina alta en orina, es posible que indique una condición temporal, como embarazo, alto consumo de proteínas, actividad física intensa y reacción a algunos medicamentos.

También puede ser signo de una enfermedad que afecte el funcionamiento renal:

  • Infecciones bacterianas.
  • Enfermedades autoinmunes (como lupus).
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Diabetes.

¿Qué hacer si los valores de urea y creatinina están alterados?

Una vez realizado el examen de urea y creatinina en orina y conocidos los resultados, será el profesional de la salud quien determine el tratamiento a seguir. Esto, por supuesto, dependerá de la causa.

Si se trata de una situación asociada con el ejercicio, la dieta o un medicamento, la persona deberá seguir las recomendaciones del médico. Las insuficiencias renales, por su parte, son más complejas y ameritan una evaluación interdisciplinaria.

Te podría interesar...
¿Cómo se trata la urea alta en la sangre?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo se trata la urea alta en la sangre?

Cuando nos hacemos un análisis de sangre y nos indican que tenemos la urea alta es posible que tengamos algún problema en los riñones.



  • Casamen Anasi A. Prevalencia de alteraciones séricas de urea y creatinina en adultos mayores con síndrome metabólico, atendidos en el Centro de Salud “A” Amaguaña durante el periodo enero-diciembre 2017. Quito: Universidad Central del Ecuador, 2018.
  • Estévez del Toro M, Chico Capote A, Jiménez Paneque R, et al. Supervivencia en pacientes cubanos con lupus eritematoso sistémico: influencia de las características iniciales de la enfermedad. Rev cubana med. 2008; 47(3). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75232008000300003&lng=es.
  • Iglesias P, Heras M, Díez J. Diabetes mellitus y enfermedad renal en el anciano. Nefrología (Madr.). 2014;  34(3): 285-292.
  • Lagos A. Determinación de cistatina C e identificación de la relación con la creatinina sérica en el diagnóstico de insuficiencia renal en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Ambato – Ecuador: Universidad Técnica, 2017.
  • Lou Arnal L, Campos Gutiérrez B, Cuberes Izquierdo M, et al. Prevalencia de enfermedad renal crónica en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 atendidos en atención primaria. Nefrología (Madr.). 2010;  30(5): 552-556.
  • Meyer T, Hostetter T. Uremia. N Engl J Med. 2007; 357: 1316-1325. DOI: 10.1056/NEJMra071313
  • Ordóñez Sánchez J, Gallardo León J, Patiño Zambrano V, Alvarado Álvarez A. Nivel de creatinina en pacientes diabéticos hospitalizados en el área de clínica. RECIMUNDO: Revista Científica de la Investigación y el Conocimiento. 2017; 4(1): 610-617.
  • Rivas Liza L, Zavala Blas C. Niveles séricos de urea y creatinina en los pobladores adultos de 18-60 años de edad del Asentamiento Humano Virgen del Socorro - Parque Industrial - distrito La Esperanza - Trujillo. marzo del 2010”. Trujillo (Perú): Universidad Nacional, 2010.
  • Rosado Barzola E, Ramos Villalobos M. Relación de valores de la urea y creatinina en los adultos mayores de la Casa Hogar San Martin de Porres. Lima: Universidad Norbert Wiener, 2019.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.