Fiebre maculosa de las montañas rocosas: síntomas y tratamientos

19 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
La fiebre maculosa de las montañas rocosas es una patología potencialmente letal que se transmite mediante picaduras de garrapatas. Con un tratamiento precoz, el pronóstico es muy positivo.

La fiebre maculosa de las montañas rocosas (RMSF por su traducción al inglés: rocky mountain spotted fever) es una enfermedad bacteriana transmitida por garrapatas. Rickettsia rickettsii es el microorganismo que provoca la infección, un cocobacilo gram-negativo endémico de América central, norte y sur (en especial en el nordeste de Estados Unidos).

Las cifras de afectados por R. rickettsii han aumentado en los últimos años. En Estados Unidos, en el 2000 se registraron 495 casos, mientras que en el 2017 esta cifra ascendió a los 6248 afectados. Además, como realizar pruebas serológicas fiables es muy difícil, no se tiene del todo claro qué agente es el causal en muchos de los casos.

Los primeros síntomas de la fiebre maculosa de las montañas rocosas son el dolor de cabeza severo y la fiebre alta, que van acompañados de una erupción cutánea en muñecas y rodillas. Si quieres conocerlo todo sobre esta patología infecciosa, sigue leyendo.

¿Qué es la fiebre maculosa de las montañas rocosas?

La fiebre maculosa de las montañas rocosas se define como una infección bacteriana de naturaleza febril, causada por la bacteria Rickettsia rickettsii y transmitida por diversas especies de garrapatas (Amblyomma, Dermacentor y otras). Su tratamiento es sencillo en los primeros estadios, pero si no se llega a abordar tiene una tasa de muerte del 80 %.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reportan una serie de datos muy interesantes para comprender la naturaleza y prevalencia de la enfermedad en Estados Unidos:

  • La fiebre maculosa de las montañas rocosas (RMSF) es una condición que se notifica a nivel nacional en este país desde el año 1920.
  • A día de hoy, todos los cuadros clínicos similares a RMSF se engloban en una misma categoría: rickettsiosis de fiebre maculosa (SFR). Como no se pueden distinguir a nivel serológico, aquí se incluyen la RMSF, la rickettsiosis exantemática, la rickettsiosis por Rickettsia parkeri y la fiebre de garrapatas de la costa del Pacífico.
  • La tasa de mortalidad de estas rickettsiosis es del 0,5 % de todos los casos, siendo la fiebre de las montañas rocosas la más letal. En el caso de la RMSF, aproximadamente el 10 % de los cuadros clínicos son mortales.
  • Estas patologías ocurren durante todos los meses del año, pero la estacionalidad es marcada, sobre todo en mayo-agosto.

De media, se estiman unas 500 a 2500 infecciones por R. rickettsii anuales, pero solo en el 20 % de las ocasiones se llegan a encontrar las garrapatas que transmiten al patógeno. Por fortuna, a pesar de que el número de casos haya aumentado exponencialmente, la tasa de letalidad es menor, debido al uso de fármacos adecuados.

Picadura de garrapata que transmite fiebre maculosa.
Las garrapatas son vectores de variadas patologías. Algunas más graves que otras y con diferentes tasas de mortalidad. El diagnóstico es difícil siempre.

Para saber más: Las garrapatas como vector de enfermedades

Causas de la fiebre maculosa de las montañas rocosas

Para entender la causa de la fiebre de las montañas rocosas debemos diseccionar a la bacteria y al vector. Ambos son esenciales para que la enfermedad pueda transmitirse al ser humano.

Sobre la bacteria

La bacteria Rickettsia rickettsii es un microorganismo intracelular parásito gram-negativo. Es uno de los integrantes más patogénicos dentro del género Rickettsia y tiene una incidencia marcada en el hemisferio occidental.

Tal y como indica el portal StatPearls, una vez ingresa en el hospedador, la bacteria invade el interior de las células endoteliales, que son las que recubren la cara interna de los vasos sanguíneos y capilares. Esto se traduce en una inflamación diseminada, pérdida de la función biológica de las barreras internas y permeabilidad vascular disfuncional en todo el cuerpo.

La bacteria puede colonizar órganos como el cerebro, la piel y el corazón a través del torrente sanguíneo. Por todas estas razones, el patógeno se considera letal, sobre todo en ancianos y pacientes inmunodeprimidos.

Sobre la garrapata

La garrapata es el vector, es decir, actúa como vehículo de transporte que permite la entrada de la bacteria al torrente sanguíneo del hospedador. Los principales invertebrados que portan a este patógeno son Dermacentor variabilis, Dermacentor andersoni y Rhipicephalus sanguineus.

Tal y como indica la Clínica Mayola garrapata debe permanecer en la piel del hospedador durante un periodo relativamente corto para transmitir la enfermedad. A diferencia de otras patologías propiciadas por picaduras, es suficiente con que esté adherida por un par de horas, aunque lo normal es que pasen 6-10 horas.

Se estima que un 1-3 % de las garrapatas en las zonas de mayor incidencia presentan a la bacteria en su interior. Por ello, esta patología se considera rara, ya que no toda picadura se traduce en la manifestación del cuadro clínico. Los casos aumentan de forma exponencial en verano, que es cuando estos invertebrados muestran su pico de actividad.

Síntomas de la fiebre maculosa de las montañas rocosas

Tal y como indican los Manuales MSDlos síntomas aparecen a los 3-12 días tras la picadura por la garrapata. Debido al intervalo temporal entre el evento y el desarrollo de signos clínicos, muchos pacientes no se acuerdan de haber sido picados en primera instancia, lo que dificulta aún más el proceso diagnóstico.

Al cabo de unos días aparecen síntomas como fiebre alta y cefaleas intensas. Entre el primer y el sexto día de fiebre surgen las famosas erupciones enrojecidas en manos, tobillos, pies y antebrazos. También son comunes las petequias, formadas por la extravasación de eritrocitos cuando se daña un capilar.

La alteración de la permeabilidad cardiovascular y la inflamación diseminada se traducen en síntomas del sistema nervioso central (SNC). El dolor de cabeza severo, la confusión generalizada y la inestabilidad cardiovascular son signos típicos de esta patología.

Posibles complicaciones

Tal y como indica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y otras fuentes, las complicaciones si la enfermedad no se aborda a tiempo son muy comunes. Del 30 al 80 % de los pacientes fallecen si no se les trata.

Entre los posibles efectos más letales de la bacteria encontramos los siguientes:

  • Daño cerebral: si las bacterias migran al cerebro se produce un evento inflamatorio conocido como encefalitis. Se caracteriza por dolor de cabeza, fiebre, fatiga y, en los peores casos, pérdida de conocimiento con daño tisular irreparable.
  • Insuficiencia cardíaca: recordamos que las bacterias invaden el endotelio de los vasos sanguíneos. Esto puede dificultar el flujo de sangre y propicia que aparezcan problemas de coagulación.
  • Endocarditis: si las bacterias llegan al corazón pueden provocar una inflamación de sus tejidos.

Diagnóstico y tratamiento

Como hemos dicho, es prácticamente imposible distinguir entre las rickettsiosis. Para ello suelen realizarse pruebas sanguíneas en el paciente, pero estas demoran varias semanas. Si el profesional sospecha de una fiebre maculosa de las montañas rocosas se comienza el tratamiento con antibióticos de manera inmediata.

El abordaje precoz ha reducido la tasa de mortalidad de un 20 % a un 5 % en los últimos años, así que ante los síntomas pertinentes se hace esencial acudir de forma inmediata al médico. El fármaco de elección siempre es la doxiciclina.

La sustancia se administra por vía oral si la infección es leve, pero se acude a la vía intravenosa si el cuadro es severo. La fiebre desaparece en los 3 primeros días tras el inicio del tratamiento, aunque debe tomarse el fármaco durante 7 días, sin excepciones.

No se suelen recetar antibióticos a personas que han sido picadas por una garrapata, pero que no presentan síntomas. De todas formas, nunca está de más notificar la picadura a los profesionales sanitarios.

Lugares con alta prevalencia de garrapatas.
El verano es la época que concentra mayor notificación de casos de la enfermedad, debido al aumento de las actividades al aire libre.

Prevención de la fiebre maculosa de las montañas rocosas

Esta patología se considera rara, en tanto que solo un máximo del 3 % de las garrapatas poseen las bacterias en su interior. De todas formas, siempre se pueden tomar ciertas medidas preventivas a la hora de salir al campo, como llevar prendas largas, autoexaminarse el cuerpo tras una caminata o utilizar repelentes de insectos.

También es positivo desparasitar a las mascotas del hogar y desinfectar toda superficie en la que viva un perro, de vez en cuando. Recordamos que Rhipicephalus sanguineus puede transmitir la enfermedad y esta es la garrapata típica de los caninos domésticos.

Quizás te pueda interesar: ¿Cómo eliminar pulgas y garrapatas naturalmente?

Una patología que tiene cura

La fiebre maculosa de las montañas rocosas no es contagiosa y, por tanto, el paciente no requiere aislamiento social. Si se detecta y trata a tiempo, el pronóstico es muy positivo, ya que prácticamente todos los casos se resuelven en un máximo de 7 días tras la administración de doxiciclina.

Patologías como esta ponen en evidencia la necesidad del autocuidado y vigilancia a la hora de interactuar con mascotas o, en su defecto, en los paseos y actividades campestres. Siempre es una buena idea acudir con un compañero y examinarse mutuamente en búsqueda de garrapatas al final de la jornada.

  • Rocky mountain spotted fever, epidemiology and statistics. Recogido a 5 de abril en https://www.cdc.gov/rmsf/stats/index.html
  • Snowden, J., & Simonsen, K. A. (2020). Rickettsia Rickettsiae (Rocky Mountain Spotted Fever). StatPearls [Internet].
  • Rocky mountain Spotted fever, mayoclinic. Recogido a 5 de abril en https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/rocky-mountain-spotted-fever/symptoms-causes/syc-20361032
  • Fiebre maculosa de las montañas rocosas, MSDmanuals. Recogido a 5 de abril en https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/infecciones/infecciones-por-rickettsias-e-infecciones-relacionadas/fiebre-maculosa-de-las-monta%C3%B1as-rocosas
  • Fiebre maculosa de las montañas rocosas, medlineplus.gov. Recogido a 5 de abril en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000654.htm