6 consejos para empezar a hacer ejercicio

Los consejos para empezar a hacer ejercicio te vendrán de maravillas, sobre todo te darán el envión que necesitas para dar los primeros pasos.
6 consejos para empezar a hacer ejercicio
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor.

Última actualización: 02 junio, 2022

Existen decenas de consejos para empezar a hacer ejercicio, pero antes debes responder algunas preguntas que te ayudarán a detectar barreras. ¿Quieres comenzar a entrenar pero no sabes qué hacer o cómo tener una rutina? ¿Te cuesta ir al gimnasio o a una clase una vez que te apuntas? ¿Te gustaría saber qué ropa usar para ejercitarte?

Los consejos para empezar a hacer ejercicio te vendrán de maravillas, sobre todo te darán el envión que necesitas para dar los primeros pasos.

Cuáles son los mejores consejos para empezar a hacer ejercicio

Hacer ejercicio es bueno para tu salud, tanto física como mental. No importa la edad que tengas ni si haz entrenado alguna vez en tu vida o no. Comienza lo antes posible eligiendo algo que realmente te guste y así será más difícil que lo dejes el primer día.

A continuación te daremos algunos consejos para empezar a hacer ejercicio que pueden ser de gran utilidad si te está costando dar ese gran paso:

1.Fija un objetivo

¿Por qué o para qué quieres hacer ejercicio? No es lo mismo que tu intención sea bajar de peso que aumentar masa muscular. Del objetivo que te pongas dependerá el tipo de entrenamiento o disciplina que elijas.

Es fundamental que esa meta sea lo más realista posible. A veces es tan básica como decir “ir al gimnasio tres veces por semana” o “no abandonar las clases pasado el primer mes”. De esta manera evitarás frustraciones, depresión o cualquier otro sentimiento negativo. ¡Y también puedas celebrar cuando lo cumples!

Los objetivos trazados siempre deben ser realistas.

2.Dedídete por un ejercicio que te guste

Quizás necesites probar varias disciplinas, clases o actividades antes de encontrar la adecuada. Aquí no se trata de hacer algo que no te gusta, sino de que, en la medida de lo posible, lo disfrutes. No te sientas mal si vas a una clase y no te sientes cómodo, o si pensabas que ir a la sala de musculación era lo que te gustaba y luego te das cuenta de que no.

Pero atención, tampoco es cuestión de decir a todo que no como excusa para no hacer ejercicio. Antes de anotarte a una clase puedes preguntarte qué te gustaría hacer o cómo te ves ejercitando de acá al futuro. ¡Y así será más difícil que abandones!

3.Elige ejercicios fáciles

Al principio no puedes pretender correr una maratón o levantar 200 kg de peso. Porque el cuerpo necesita entrenar cierto tiempo antes de tener un estado o una capacidad superior. Si por ejemplo has elegido el running como ejercicio, entonces, empieza por correr 30 minutos.

Así como sucede con los objetivos, los ejercicios o rutina también han de ser realistas. Porque si eliges algo difícil y no te sale bien, entonces te sentirás frustrado, enojado y claro, desertarás en el primer intento.

La buena noticia es que hay versiones básicas para principiantes de la gran mayoría de los ejercicios. Y si eso no sucede, tú solo ve a tu propio ritmo. ¡Y ve sumando experiencia, técnica y habilidades para el futuro!

4.Registra tu progreso

Muchas veces este seguimiento es lo que necesitas para continuar con la actividad. Este es uno de los consejos para empezar a hacer ejercicio que se pueden aplicar a otras áreas de la vida también. Registrar el progreso, por más mínimo que sea, es el envión anímico que las personas necesitamos para no claudicar.

¿Pudiste hacer un abdominal más que ayer? ¡Anótalo! ¿Corriste 3 minutos más que la semana pasada? ¡Regístralo! ¿Has podido cumplir con las 3 sesiones semanales? ¡Márcalo! Te sentirás más que bien contigo mismo y esto te dará más ganas de volver a entrenar.

5.Recompénsate

En relación a lo anterior, una buena manera de que estos progresos te hagan más feliz puede ser buscar un sistema de recompensas. Puede ser lo que tú quieras, mientras que no se trate de dejar de ejercitar.

Algunos se premian con una siesta, otros con una película, están los que salen con sus amigos y aquellos que se tumban en el sofá a leer. ¡O puede que prefieras comer un pequeño trozo de chocolate!

Las recompensas pueden ser una excelente motivación luego de hacer ejercicio.

6.Ten un plan B para contratiempos

Aunque hayas comenzado con todas las ganas y energía a hacer ejercicio, hay veces que suceden cosas que nos exceden y no nos permiten entrenar como esperábamos. Puede ser un resfriado, más cantidad de trabajo, algún problema familiar…

Es fundamental no dejar de entrenar por lo tanto ante algún acontecimiento que no te esperas, te recomendamos que por ejemplo reduzcas el tiempo de ejercicio, cambies el día o el momento de la jornada… Puedes saltarte un día sin que pase nada.

Otros consejos para empezar a hacer ejercicio. Previamente realiza un chequeo médico antes de elegir una rutina, no te agotes desde el primer día, presta atención a las técnicas y agenda los días y horarios para entrenar. De esta manera le sacarás el máximo provecho a los beneficios del entrenamiento.

Te podría interesar...
Estas son las 5 mejores rutinas de ejercicio para principiantes
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Estas son las 5 mejores rutinas de ejercicio para principiantes

Las rutinas de ejercicio para principiantes son ideales para iniciarse en la práctica deportiva. La motivación y el compromiso son una fundamentale...