¿Qué se consigue al mantener la cabeza dentro del agua mientras nadas?

Mantener la cabeza en el agua mientras nadas no solo es natural a nivel anatómico, sino que trae una serie de beneficios que debes conocer.
¿Qué se consigue al mantener la cabeza dentro del agua mientras nadas?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 22 julio, 2022

Mantener la cabeza dentro del agua mientras nadas es normal en la ejecución de la técnica, al menos en 3 de los 4 estilos principales de la natación. Dicha posición se debe a la comodidad del nadador, así como al rompimiento del agua provocado por la cabeza, función acompañada por los brazos.

Sumado a lo anterior, la cabeza dentro del agua también se debe a una posición natural del movimiento. Si te detienes a analizar la técnica de los estilos, excepto el de espalda, podrás percibir que mantener la cabeza por fuera del agua es antinatural y dañino para el organismo en general.

Más allá de mantener la cabeza en el agua, se hace necesario establecer qué beneficios puedes conseguir con ello. ¿Los conoces?

¿Qué consigues al mantener la cabeza dentro del agua?

Mujer nadando con estilo braza para adelgazar
Uno de los beneficios de la natación es que se trata de un ejercicio aeróbico y simétrico que permite adelgazar.

Tal y como se mencionó anteriormente, mantener la cabeza dentro del agua mientras nadas se basa en la naturalidad del movimiento. Aparte de ello, es posible conseguir algunos aspectos positivos relacionados con la natación y la salud en general.

Mayor naturalidad en el gesto

Trabajar la posición dentro del agua resulta mucho más natural respecto a mantener la cabeza por fuera del agua. Por lo anterior, normalmente se trabajan tres posiciones al nadar como la mirada al frente, la posición neutra y la cabeza abajo.

De acuerdo a lo anterior, cada una ofrece una serie de beneficios ligados con el gesto técnico de la natación. Incluso, las tres suelen ser trabajadas en entrenamientos de enseñanza:

  • Mirada al frente: esta posición ofrece mayor hidrodinámica a la hora de avanzar. Lo que significa que la cabeza ofrece menor resistencia a la hora de nadar dentro del agua.
  • Cabeza abajo: bajar la cabeza al nadar favorece una posición más natural del cuerpo, especialmente de la columna. Esta permanece alineada con la cabeza al llevar a cabo la ejecución de la técnica. Incluso, sobresale como una de las más practicadas por profesionales de la natación.
  • Posición neutra: anatómicamente es la posición más recomendada, sobre todo por profesionales en el área de la fisioterapia. Dicha postura evita sobrecargas musculares o dolencias en la región cervical.

Beneficios de la posición neutra

Las tres posiciones deben ser trabajadas y experimentadas por los nadadores. Sin embargo, la recomendación gira en torno a la posición neutra, la cual resulta menos nociva para el organismo.

Con base en lo anterior, te enseñaremos los beneficios principales de la posición neutra dentro del agua mientras nadas.

Evitar dolores cervicales

Uno de los principales beneficios que puedes conseguir al mantener la cabeza dentro del agua en posición neutra se relaciona con las sobrecargas cervicales, ya que las previene.

Tanto a nivel muscular como a nivel óseo, se aconseja conservar una posición neutra al ejecutar la técnica de cualquier estilo, incluso el de espalda.

Usualmente si te desplazas con la mirada hacia el frente la región cervical empezará a experimentar dolencias, las cuales aumentan progresivamente; lo anterior debido a la hiperextensión del cuello.

Lo mismo ocurre si llevas a cabo la posición contraria. Mantener la cabeza hacia abajo puede brindar mayor estabilidad de la cadera al nadar; sin embargo, el dolor en la zona cervical se manifestará prontamente gracias a la hiperflexión del cuello.

Mejorar la respiración

La respiración es uno de los factores más importantes en la natación. De un adecuado gesto depende la ejecución de la técnica en general.

Mantener la cabeza en el agua de manera neutral no solo evita dolores, también favorece el proceso de respiración, especialmente la obtención del mismo.

Al mantenerla ubicada de esta manera resulta más sencillo ejecutar la técnica de respiración en cualquiera de los estilos. Además, la cantidad oxigeno suele ser mayor con relación a posicionar la cabeza de una forma distinta.

Liberar tensión en hombros

La tensión muscular en hombros es otro de los problemas evidenciados al posicionar la cabeza con la mirada al frente o hacia abajo.

Sin embargo, al ubicar la cabeza de manera neutral lo más probable es que la tensión muscular de los hombros disminuya de forma considerable.

También se hace necesario llevar a cabo correctamente la técnica del estilo con el fin de complementar este beneficio.

Mantener la cabeza mientras nadas permite liberar la tensión de tus hombros.

Consejos para mantener la cabeza dentro del agua

Lo más acertado a la hora de nadar es mantener la cabeza dentro del agua, sobre todo con la posición neutra. En ese orden de ideas te enseñaremos algunos consejos para ponerla en práctica.

Guiarse por la ‘T’

La mayoría de piscinas, especialmente las diseñadas para competencia, cuentan con una ‘T’ trazada por cada carril.

Con el fin de conservar la posición neutra de la cabeza al nadar te aconsejamos mantener la mirada sobre dicho trazado, el cual va de extremo a extremo.

Ejecutar bien la rotación

La rotación del cuerpo es fundamental en la ejecución de la técnica, especialmente del estilo libre o crol.

Llevar a cabo correctamente la rotación permite que la posición de la cabeza conserve la neutralidad necesaria, tanto para avanzar en el agua como para tomar aire al respirar.

Te podría interesar...
¿Cómo hacer la salida perfecta en natación?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer la salida perfecta en natación?

Hacer la salida perfecta en natación implica una gran ventaja a la hora de competir contra otros nadadores. Implementa estos tips.