3 beneficios de correr mientras escuchas música

Correr es un ejercicio fantástico para ponerse en forma, pero al principio produce muchos abandonos. Estos se pueden prevenir gracias a la ayuda de escuchar música mientras corres.
3 beneficios de correr mientras escuchas música
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 28 diciembre, 2021

Correr es un ejercicio muy completo cuyos beneficios aumentan exponencialmente si escuchas música. En efecto, la música y el ejercicio es una combinación ganadora que siempre funciona a la perfección a partir de sus beneficios sobre el organismo.

Muchas personas están acostumbradas a entrenar con música. Crear una playlist de las canciones preferidas es una práctica habitual entre los que disfrutan saliendo a correr todos los días. La tecnología también ha avanzado en este sentido y es que en la actualidad existen en el mercado muchos dispositivos diseñados específicamente para escuchar música durante el entrenamiento.

Sin embargo, aunque la música esté estrechamente unida al ejercicio físico son pocos los deportistas que conocen las razones que estén detrás de esta estrecha relación. De hecho, no existe una sola razón que la explique. A continuación, trataremos los principales beneficios de correr mientras escuchas música.

1. Hace distraerse de las sensaciones de fatiga

A pesar de que correr es una modalidad de ejercicio muy saludable para el sistema cardiovascular, al principio puede resultar demasiado incómoda. Las sensaciones físicas de fatiga tienen la culpa de que muchas personas abandonen la intención de ponerse en forma corriendo.

Por suerte, la música es capaz de mitigar esas sensaciones desagradables. El ritmo o la letra de una canción tiene la capacidad de captar la atención de manera que se desvía de las respuestas corporales, como el latido del corazón, la respiración entrecortada o la sudoración.

Pero no vale cualquier tipo de música, es necesario que la música sea de carácter vigoroso o enérgico. Si por el contrario se escoge una canción con un ritmo lento es probable que se consiga el efecto contrario, provocando que las sensaciones de fatiga se hagan más intensas y sean más difíciles de ignorar.

La capacidad pulmonar es importante en muchas disciplinas deportivas.

2. Los movimientos se hacen más sincronizados y eficientes

Correr es mucho más que un ejercicio basado en mover las piernas rápido. La buena carrera tiene una técnica específica que requiere una perfecta coordinación entre el movimiento de las extremidades y el ritmo de la respiración.

Lo que más cuesta a los principiantes es sincronizar los movimientos con la respiración, lo que hace que las primeras veces uno se canse más rápido y tenga el doloroso “flato”. Afortunadamente, con la música se puede mejorar ya que, según un estudio publicado en la Revista “Apuntes. Medicina del Deporte“, existe una predisposición a sincronizar los movimientos corporales con el ritmo de la música.

Lo anterior lleva implícito que para conseguir que la música haga los movimientos más eficientes es fundamental que tenga un ritmo por encima de los 100 bpm, parecido al latido del corazón cuando se practica ejercicio.

3. Hace que el cerebro “vibre” a una determinada frecuencia

El cerebro es un órgano que siempre está funcionando, pero no siempre lo hace a la misma frecuencia. Los diferentes ritmos del cerebro marcan el nivel de activación continuo que varía desde la relajación hasta la máxima concentración en la tarea.

Mientras una persona escucha música en el cerebro predominan unas ondas especiales llamadas “delta”, las mismas que están presentes durante el sueño profundo.

Según un estudio realizado por la Universidad de Costa Rica estas ondas tienen la capacidad de aumentar la conciencia corporal, disminuir el esfuerzo percibido y reducir los niveles de cortisol, una hormona que se libera en situaciones de estrés.

Los efectos de la música en el deporte se pueden percibir en el running, por ejemplo.

Convierte a la música en la mejor aliada para los entrenamientos

Escuchar música es una actividad placentera por sí misma para la mayoría de la gente. Hacer ejercicio también, pero cuando se trata de correr no todos opinan igual. Por esa razón, incluir música cuando se empieza con la carrera puede ser una solución eficaz para ver el ejercicio de una manera más atractiva.

Por último, es preciso comentar que aunque es cierto que los ritmos enérgicos tienen consecuencias positivas sobre el rendimiento este efecto tiene un límite. Nunca podrá sobrepasar las capacidades físicas de cada persona. No obstante, sigue siendo un ayuda significativa.

Te podría interesar...
Escuchar música al correr ayudaría a retrasar la fatiga mental
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Escuchar música al correr ayudaría a retrasar la fatiga mental

Escuchar música es una medida eficaz para retrasar la fatiga mental, ya que genera cambios positivos sobre el estado físico y mental.



  • Herrera, B. M. (2016). Efectos de la música sobre el rendimiento físico-motor: una revisión sistemática de la literatura científica. Ágora para la Educación Física y el Deporte, 18(3), 305-322.
  • Leyes, J. Y. (2006). Influencia de la música en el rendimiento deportivo. Apunts. Medicina de l'Esport, 41(152), 155-165.