¿Cómo recuperar tu energía después de correr?

¿Cómo recuperar la energía después de correr? Existen diferentes técnicas y hábitos que merece la pena tener en cuenta.
¿Cómo recuperar tu energía después de correr?
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor.

Última actualización: 31 mayo, 2022

Esta es una pregunta muy habitual entre los runners, sobre todo para los que recién comienzan. ¿Cómo recuperar la energía después de correr? Existen diferentes estrategias y recursos que merece la pena tener en cuenta si queremos combatir el cansancio y rendir más en la próxima sesión de entrenamiento o competencia.

Si has salido a correr y después de darlo todo aparece el cansancio y el agotamiento, como que ya te has quedado sin fuerzas, puede que sufras de fatiga muscular. O bien que no estés recuperando tu energía de forma adecuada.

Cómo recuperar la energía después de correr: tips y recomendaciones

Tener fuerzas después de hacer running puede ser algo complicado, porque el cuerpo ha dado todo de sí mismo y es normal que no tenga “combustible”. Sin embargo, si estas han caído en exceso quizás se deba a que no te estás recuperando como corresponde. Presta atención a los siguientes consejos para recuperar tu energía tras este ejercicio:

1. Comer

Es muy importante conseguir nutrientes antes de entrenar, sea running o cualquier otro tipo de disciplina. Lo ideal sería consumir un snack con una buena dosis de hidratos de carbono alrededor de una hora antes de empezar.

Puede ser un plátano, una barra de cereal, un puñado grande de frutos secos o una tostada con mermelada. Tu cuerpo lo agradecerá y tendrás más energía para correr.

Los frutos secos destacan por su contenido de nutrientes y bajo nivel de carbohidratos.
Los frutos son una fuente de vitaminas y minerales.

2. Hidratarse

Te recomendamos que no olvides de beber agua, antes, durante y después del ejercicio. Esto hará que el organismo esté bien hidratado y los músculos no se resientan tanto con el esfuerzo.

Ten cuidado de no tomar más de lo necesario sino tendrás que detenerte en medio del ejercicio para ir al baño, y si sueles correr en lugares alejados de la ciudad puede ser algo incómodo.

3. Nutrirse después de entrenar

Esto también es fundamental, ya que el cuerpo habrá agotado sus reservas y necesitará recuperarse con una buena dosis de comida. No es necesario que te atiborres, pero sí que comas a consciencia. Algunas personas optan por beber un vaso de leche o un batido, también puedes consumir una tostada con mantequilla de maní y frutos secos, unas galletas con queso, o pan pita con hummus de garbanzo.

Puedes probar qué es lo que más te gusta y lo que más energía te da para el posentrenamiento. También dependerá el momento del día en que entrenes y qué prefieras consumir -dulce o salado-.

4. Escuchar al cuerpo

Presta atención a las señales que te da el cuerpo en el momento del entrenamiento y si es necesario hacer una pausa para recargar energías, no te privas de ella. Si por ejemplo sientes las piernas débiles, estás algo mareado o incluso si sientes que aunque pongas todo tu empeño no avanzas, entonces es momento de parar.

Escuchar al cuerpo te servirá para no drenar toda tu energía y llegar a la meta con la última gota de combustible. La cuestión es no exigirte más de lo que puedes y saber en qué momento hacer una pausa o detenerte por completo.

5. Recuperarse bien

Otro de los consejos sobre cómo recuperar la energía después de correr tiene que ver con el descanso. Claro, porque el cuerpo necesita descansar. Entonces, esa misma noche te recomendamos que duermas al menos ocho horas. Si es necesario, ve a la cama más temprano.

Cuando duermes, el cuerpo se regenera, repara los daños microscópicos de los músculos y también aumenta la masa muscular. ¡Además puedes poner los pies encima de un cojín para favorecer el retorno venoso!

6. Estirar por completo

Algunas personas suelen hacer yoga después de una sesión de running, otras prefieren al menos media hora de estiramiento. Existen rutinas específicas para estirar todos los músculos “afectados” durante este ejercicio.

Esto también te servirá para recuperar energías, porque el cuerpo se relajará. Una buena opción es estirar posentrenamiento, aunque hay personas que prefieren hacerlo antes de acostarse para descansar mejor y recuperarse durante la noche.

Estirarse es importante pero debes poner cuidado para evitar una lesión.
Estirarse es importante, pero debes poner cuidado para evitar una lesión.

7. Darse una ducha fría

Por último, te recomendamos que para recuperar energías tras el running te des una buena ducha de agua fría. ¡Incluso cuando sea invierno! Esto te puede servir para espabilarte un poco y seguir con tu día, sobre todo si sueles entrenar por las mañanas. Las bajas temperaturas del agua aceleran el proceso de recuperación muscular y calman los dolores.

Puedes ir probando cualquiera de estas técnicas para recuperar la energía después de correr y ver cuál te da mejores resultados.

Te podría interesar...
4 beneficios del running en la salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 beneficios del running en la salud

Los beneficios del running en la salud son variados, desde el aspecto físico hasta el mental, con la posibilidad de prevenir enfermedades.