3 consejos para correr y adelgazar

25 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Puedes adelgazar mientras corres, siempre y cuando tengas en cuenta una serie de aspectos bastante relevantes. ¡Consíguelo con esfuerzo y dedicación!

Correr y adelgazar pueden ser dos términos que se conectan perfectamente porque ofrecen la oportunidad de practicar una actividad deportiva apasionante y, a la vez, perder masa grasa. Sin embargo, esto no ocurre de manera mágica o por el solo hecho de comenzar a correr.

Para adelgazar mientras corres, necesitas tener en cuenta algunos aspectos, como la alimentación, intensidad y sobre todo, constancia. Recuerda que en el mundo del entrenamiento prima la planificación por encima de cualquier otra cosa. Si eres amante del running o si deseas utilizarlo para adelgazar, te ofrecemos algunas pautas importantes.

Correr y adelgazar: ¿es un método efectivo?

Al momento de querer perder peso, es normal buscar diferentes alternativas para conseguirlo. Con respecto a las prácticas deportivas, las primeras que se suelen tener en cuenta son la natación y el ciclismo. ¿Y cómo no considerarlas? Estas son consideradas como las más completas a la hora de mejorar la condición física.

Sin embargo, nadar y montar bicicleta poseen dos aspectos negativos que suelen pasarse por alto con regularidad: el equipamiento. Si no cuentas con una piscina o una bicicleta acorde a tus necesidades, estas opciones no serán viables para practicarlas y mucho menos para adelgazar.

Lo contrario ocurre con el running, que no requiere de ninguno de estos elementos. No queremos decir con esto que debas elegir correr como última opción o «por descarte», sino enfatizar que es más viable, sin importar el sitio o la condición climática en la que te encuentres.

Aparte de ser la opción más sencilla, también ofrece una gran mano a la hora de adelgazar, debido a la cantidad de calorías que se queman durante su práctica. Sin embargo, esto depende de la intensidad del ejercicio, aunque en todo momento estarás perdiendo grasa.

Las playas para salir a correr son una motivación para las vacaciones.

Consejos para correr y adelgazar

Tal y como mencionamos anteriormente, para adelgazar corriendo necesitas acatar una serie de consejos. Si no los pasas por alto, la probabilidad de quemar calorías será mucho más alta.

Nunca dejes de comer

Uno de los principales errores al querer adelgazar es culpar de todo a la comida. Por supuesto, los alimentos tienen incidencia en la figura, pero también son la principal fuente de energía del organismo; sin estos, no podrías realizar ningún tipo de actividad física de cualquier índole.

Por lo tanto, dejar de comer es un error garrafal que puede afectar el metabolismo y todas las funciones vitales. En ese orden de ideas, el consejo para adelgazar con respecto a la comida es implementar una dieta balanceada, sana y con la capacidad de brindarle al cuerpo la energía que necesita, la cual puede variar según las características de cada persona.

Aumenta la intensidad

Los entrenamientos de running pueden hacerse con diversas intensidades, a pesar de ser la intensidad baja la que prevalece, especialmente en carreras largas como carreras de fondo o de resistencia aeróbica.

Sin embargo, se aconseja aumentar la intensidad por intervalos de tiempo, con el fin de quemar un mayor número de calorías. Este tipo de entrenamiento puede realizarse al menos dos veces a la semana, allí puedes utilizar intensidades submáximas, que son aquellas que llevan las pulsaciones a 140 – 15o pulsaciones por minuto y generan un esfuerzo de entre el 50 % y el 80 % del máximo soportado.

Ten en cuenta que correr a una intensidad muy alta puede ser muy complejo para el organismo. Por ello, no debes hacerlo todos los días, sino que necesitas dejar tiempo para recuperarte.

Complementa con otras actividades deportivas

Correr contribuye en la quema de calorías, pero puede llegar a ser insuficiente. Esto depende del objetivo que tengas trazado con respecto a lo que deseas adelgazar.

La zancada es un ejercicio que permite implementar muchas variables.

En ese orden de ideas, lo más apropiado es incluir rutinas de fuerza dentro del plan de entrenamiento. Claro está, el desarrollo de la fuerza muscular no debe ser el eje principal, pero sí debe estar presente en la semana.

Si aumentas la masa magra, se quemará un mayor número de calorías, ya que los músculos requieren de más energía para su funcionamiento. Además, este tipo de entrenamiento fortalecerá grupos musculares relativos a las articulaciones, las cuales sufren gran impacto al correr.

Correr y adelgazar, ¡no lo dejes al azar!

El organismo en general requiere de atención y mantenimiento. Si realmente deseas adelgazar mientras corres, no debes perder de vista los consejos expuestos anteriormente.

Sumado a ello, los exámenes y el control médico regular pueden ofrecerte un mejor panorama con respecto a las metas trazadas. Ten en cuenta que perder peso no significa eliminar masa grasa; en muchas ocasiones, el peso perdido puede ser por disminución de la masa muscular o pérdida de líquidos, entre otras cosas que seguramente no contribuirán al objetivo final.

  • Fernandez, A. C., Mello, M. T. de, Tufik, S., Castro, P. M. de, & Fisberg, M. (2004). Influência do treinamento aeróbio e anaeróbio na massa de gordura corporal de adolescentes obesos. Revista Brasileira de Medicina Do Esporte. https://doi.org/10.1590/s1517-86922004000300004