La «mentira» de los 10 000 pasos al día

Caminar 10 000 pasos por día es una meta de muchas personas en todo el mundo. Sin embargo, parece que esta cifra no es tan eficaz como nos han hecho creer.
La «mentira» de los 10 000 pasos al día
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor el 16 septiembre, 2021.

Última actualización: 16 septiembre, 2021

Nos lo han dicho muchas veces: hay que caminar 10 000 pasos al día para bajar de peso y sentirse saludable. Y más ahora que usamos los relojes inteligentes o smartwatches para monitorear cuánto caminamos a diario, parece que se ha vuelto «el objetivo» principal para muchos.

Sin embargo, hay teorías que indican que es una gran mentira que nos han hecho creer y que muchos repiten a rajatabla. Si bien caminar es muy beneficioso, no está del todo comprobado que sean 10 000 los pasos que haya que dar para adelgazar y equilibrar la presión arterial.

¿De dónde surge la idea de los 10 000 pasos al día?

Comencemos por el principio: ¿a quién se le ocurrió que 10 000 pasos al día era lo que cada persona necesitaba para mantenerse sano? Para hablar de los inicios de esta «tendencia» debemos viajar en el tiempo hasta los años sesenta, mientras se desarrollaban los Juegos Olímpicos de Roma.

Según se explica en una investigación publicada por la revista Medicine & Science in Sports & Exercise, en ese entonces, un investigador japonés llamado Yoshiro Hatano descubrió que la gente no caminaba —en promedio— más de 4000 pasos al día. Con ese valor, no se reportaban beneficios a nivel cardiovascular para el organismo.

Al mismo tiempo, se empezó a comercializar un podómetro —medidor de pasos— llamado manpo-kei, que en español quiere decir algo así como ‘metro de los 10 000 pasos’. Este objeto se vendía en los clubes de caminantes de Tokio.

La idea del podómetro fue incentivar a los japoneses a que hagan más ejercicio, y el número 10 000 era fácil de recordar por ser redondo y muy bueno en cuestiones de publicidad y mercadeo. Sin embargo, no estaba basado en un estudio científico.

Podría decirse que se decidió de forma aleatoria y con base en lo que podía contabilizar ese artilugio, que llegaba solo a los 10 000 pasos. Con el tiempo, se fue popularizando la idea de que es necesario caminar 10 000 pasos por día, algo parecido a lo que sucede con los 2 litros de agua diarios.

Sin embargo, actualmente se dice que esa cantidad es una «mentira» porque cada persona es diferente, como explica un artículo de la Clínica Mayo. Esto quiere decir que, por ejemplo, un hombre de 65 años no necesita caminar lo mismo que una joven de 25 años de edad.

Hombre usando un smartwatch para su entrenamiento.

La excusa de los 10 000 pasos para «hacer ejercicio»

Las personas que son muy sedentarias o tienen trabajos que implican pasar horas sentados suelen decir que hacen ejercicio cuando cumplen con los 10 000 pasos por día. Otros se compran un reloj inteligente que les va marcando la cantidad de pasos que dan durante la jornada y, al llegar a los 10 000, consideran que han hecho suficiente ejercicio y no intentan nada más.

Como señala un estudio publicado por la Universidad de Costa Rica, hay expertos que recomiendan caminar esos famosos 10 000 pasos —que se pueden traducir en 7 kilómetros, aproximadamente— y que eso es mejor que no hacer nada. Sin embargo, lo cierto es que no podría considerarse «ejercicio» para el total de la población.

Teniendo en cuenta que una persona en promedio camina entre 3000 y 4000 pasos diarios, duplicar o triplicar esta cantidad es beneficioso. Pero la clave está en el ritmo y la intensidad. Claro, porque si vamos de compras y caminamos esa cantidad de pasos no es lo mismo que si damos varias vueltas en un parque a una velocidad más elevada.

La cuestión es caminar y moverse más

Caminar es excelente para la salud. Asimismo, para muchas personas —sobre todo de la tercera edad— es fundamental para mantenerse sanos y reducir el impacto de ciertas enfermedades. Sin embargo, la cantidad de pasos establecidos de manera aleatoria hace más de 60 años no puede ser la meta de todo el mundo.

Caminar 10 000 pasos no es una obligación para estar saludables.

Lo mejor que podemos hacer es consultar con un médico que nos indique cuánto caminar por día y, sobre todo, con qué otros ejercicios complementarlo. Esto dependerá de la edad, el estado físico, los objetivos y los gustos de cada persona, claro está.

Por lo pronto, es importante desmitificar esto de que caminar 10 000 pasos al día es sinónimo de salud, pérdida de peso o mejoras en el sistema cardiovascular. Fue tan solo un número que se eligió casi por azar y que la gente fue manteniendo en el tiempo.

Finalmente, podemos decir que si bien es mejor caminar 10 000 pasos por día a quedarse sentado o no hacer ejercicio, no podemos considerarlo como entrenamiento por sí solo. Es importante realizar otros tipos de entrenamientos para mantener el organismo saludable en todas sus capacidades.

Te podría interesar...
4 razones para salir a caminar
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
4 razones para salir a caminar

Son muchas las razones para salir a caminar. Las más destacadas son la mejora de la resistencia aeróbica y el bienestar emocional.