¿Cómo hacer búlder?

Hacer búlder o boulder es más que un simple ejercicio. Con esta disciplina, sacarás a relucir tus capacidades para tomar decisiones sobre la marcha y depender de tu estado físico.
¿Cómo hacer búlder?
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor el 23 noviembre, 2021.

Última actualización: 23 noviembre, 2021

El boulder o búlder en español es una nueva tendencia deportiva que sirve para aumentar la musculatura y la agilidad de todo el cuerpo. Además, también provee otros beneficios a nivel mental, dado que demanda resolver problemas en el momento.

En este deporte, la velocidad es muy importante, y también la preparación física. Esto se debe a que, a diferencia de otros tipos de escalada, no se usan materiales de protección convencionales. ¿Te animarías a practicarlo?

Qué saber sobre el búlder

La escalada en bloque o búlder es un deporte cuyo objetivo es subir a bloques de roca o paredes pequeñas —máximo 8 metros de altura— sin usar arnés, cuerdas ni elementos de fijación. Se realiza de lado y subiendo poco a poco, ya que la roca en cuestión tiene algunos desafíos o «problemas» para resolver, ya sea durante el ascenso como durante la travesía o pasos horizontales.

En el búlder, la dificultad es extrema pero el trayecto es muy corto. Debajo nuestro tendremos una colchoneta portátil o crash pad, que se va moviendo gracias a los compañeros que se quedan en el suelo atentos a cualquier movimiento del escalador.

No hace falta ir a la montaña o a un sitio natural para hacer búlder; existen gimnasios o centros de entrenamiento acondicionados específicamente. Es decir, con rocas artificiales de diferentes dificultades según el estado físico de cada persona.

Sin embargo, es necesario remarcar que para hacer búlder se requiere un excelente condicionamiento físico y mucha fuerza en los brazos, como explica un estudio publicado en la revista Podium, Revista de Ciencia y Tecnología en la Cultura Física.

Existe una polémica sobre si es necesario o no tener conocimientos previos en escalada o montañismo, aunque quienes lo practican pueden haber tenido experiencia o no en esas disciplinas e introducirse en el maravilloso mundo del búlder. Incluso hay quienes dicen que es más fácil iniciar primero en esta disciplina y después volverse montañista o escalador.

Entrenamiento de escalada en interiores.

Qué necesitas para practicar este deporte

Lo más hermoso del búlder es que eres tú frente a una pared… y nada más. Cada ruta representa un problema que te exigirá mucha precisión, toma de decisiones en el momento y, sobre todo, energía física.

En la mayoría de los casos, las paredes te demandarán hacer menos de 10 movimientos para estar en la cima. Pero ten cuidado, porque en pocos minutos puedes estar a 5 metros de altura. ¡No mires para abajo!

No te preocupes, porque en el caso de que te canses, se te escape un agarre de manos o los pies resbalen, caerás en la colchoneta que absorberá todo el impacto. Tras la caída, te toca «sacudirte el polvo» y comenzar de nuevo.

Cuando ya hayas atravesado la etapa de conocimiento de la roca o pared, el siguiente paso es hacer la escalada cada vez más rápido o con menos movimientos y, por supuesto, con ninguna caída.

Los escaladores pueden ser de diferentes físicos, tanto esbeltos como «bien armados», más fuertes y más «débiles». Quizás si tienes brazos largos te será más sencillo escalar, pero si tienes fuerza en las piernas, podrás trepar mejor… así que lo mejor que puedes hacer es empezar a entrenar en una pared o roca.

En cuánto al equipamiento, como hemos dicho antes, no se necesitan cuerdas, arneses ni nada por el estilo. No obstante, sí se recomienda un calzado adecuado. Lo ideal es que cuenten con un buen agarre y que sean bien ajustados al pie.

Mujer practicando búlder o escalada en interiores.

También algunas personas llevan tiza o talco para secar el sudor de las manos y evitar resbalarse. Con respecto a la ropa, todo aquello que sea al cuerpo y permita los movimientos está permitido.

Los menores de edad requieren de autorización escrita por un mayor de 18 años responsable, en tanto que los menores de 7 años deben ser acompañados por un adulto.

Ejercicios previos al búlder

Puede que quieras empezar a escalar ya mismo, pero primero tienes que prepararte un poco físicamente. Unos minutos antes de subir, haz ejercicios de calentamiento, como por ejemplo correr en la cinta, saltar a la cuerda o hacer bicicleta fija. No más de 5 minutos.

Luego, puedes probar con algunos ejercicios de fortalecimiento de músculos y acondicionamiento —también válidos para esos días que no haces búlder—. Entre estos se incluyen flexiones de brazos, dominadas, steps con cajón, curls de muñeca, entre otros.

En síntesis, el búlder es un ejercicio en el que pondrás en juego las capacidades físicas, pero también mentales. Deberás tomar decisiones rápidas y, literalmente, aprender de las caídas.

Te podría interesar...
Los mejores lugares para hacer escalada
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los mejores lugares para hacer escalada

¿Cuáles son los mejores lugares para hacer escalada? ¿Y las paredes más impresionantes? Todo eso y mucho más, te lo contamos a continuación.