Historias de mujeres musulmanas deportistas

Las mujeres musulmanas deportistas son un ejemplo de lucha por cuestiones religiosas, discriminatorias y hasta políticas.
Historias de mujeres musulmanas deportistas
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor.

Última actualización: 24 diciembre, 2019

Quizá recuerdes la fotografía de dos jugadoras de voleibol de playa en la que una de ellas llevaba el típico bikini y la otra estaba completamente vestida, a excepción de su rostro, manos y pies. La chica en cuestión es una de las tantas mujeres musulmanas deportistas que cumplen con su sueño de participar en un Juego Olímpico y, a la vez, respetan sus costumbres. Te contaremos sobre ellas en este artículo.

Mujeres musulmanas deportistas

Nos llama la atención como occidentales ver a chicas completamente cubiertas en la calle. Por supuesto, también pasa cuando están disputando un partido o competencia en un evento internacional de renombre como son los Juegos Olímpicos.

Las mujeres musulmanas deportistas han tenido que sortear muchos obstáculos —y el camino que les queda aún es arduo— para poder competir, debido a que muchos de los países donde han nacido no aprueban, e incluso prohíben, que participen de estos eventos.

No solo deben luchar contra esto en sus lugares de origen, sino también soportar que las diferentes federaciones internacionales deportivas no admitan su vestimenta religiosa. Por ejemplo, la selección femenina de fútbol de Irán fue descalificada por la FIFA porque las jugadoras usaban el velo islámico —conocido como hiyab— y esto iba contra de las reglas.

No fueron las únicas: la Federación Internacional de Baloncesto no permitió a una jugadora musulmana que ingresara al campo de juego por llevar velo, y una levantadora de pesas estadounidense que profesa el islam no pudo participar de una competencia internacional por las mismas razones.

Las mujeres musulmanas deportistas luchan por su espacio en este ámbito.

Sin embargo, y más allá de todas estas trabas, lo cierto es que las mujeres musulmanas deportistas son cada vez más y siguen luchando por su derecho de competir, así como también de que se les respete la vestimenta que llevan por motivos religiosos.

Para evitar que las federaciones deportivas indiquen que el velo pone en riesgo la salud de la deportista y de las oponentes —sobre todo en deportes de contacto—, Nike ha sacado al mercado un hiyab especial, que se ajusta a la cabeza y evita telas que pueden engancharse y generar problemas.

Ejemplos de mujeres musulmanas deportistas

La jugadora de voleibol de playa que nombramos antes no es la única musulmana que compite con hiyab, e incluso hay equipos completos que utilizan esta prenda (y el resto del cuerpo cubierto). Algunos ejemplos de mujeres musulmanas deportistas son:

1. Doaa Eighobashy

Nacida en Egipto en 1996, es una jugadora profesional de voleibol de playa que se hizo ‘famosa’ en los Juegos Olímpicos de Río 2016 junto a su compañera de equipo, Nada Meawad, durante un partido contra el dúo alemán.

Doaa Eighobashy es una de las mujeres musulmanas deportistas más conocidas.
Imagen: The Muslim News.

Se trató del primer encuentro de este deporte en el que dos jugadoras usaban vestimenta islámica. Doaa Elghobashy además es la primera egipcia en competir en beach volley y se ha convertido en un motivo de inspiración para muchas chicas de su religión.

2. Nawal el Moutawakel

La marroquí nacida en Casablanca en 1952 fue pionera en abrir las puertas de las competencias internacionales a las mujeres musulmanas. Y no solo eso, sino que ganó la prueba de 400 metros con vallas en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984.

Nawal fue la primera mujer musulmana nacida en África en convertirse en medallista olímpica. Posteriormente, hizo mucho por las mujeres de su país organizando diferentes eventos deportivos, como por ejemplo carreras de cinco kilómetros.

Actualmente, es miembro del Comité Olímpico Internacional por su lucha en favor de los derechos de las mujeres islámicas en el deporte.

3. Ibtihaj Muhammad

Se trata de la primera estadounidense en competir usando velo islámico. Su presencia en las competencias de esgrima hizo historia. Tener una mujer musulmana en el equipo de Estados Unidos fue relevante durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, tras ciertas medidas del presidente Trump con relación a los musulmanes.

Ibtihaj nació en Nueva Jersey, es de origen africano y fue la primera mujer de su país que, siendo musulmana, se llevó una medalla olímpica: una de bronce con el equipo Sabre.

4. Sarah Attar

Otra mujer musulmana destacada, de origen saudí pero nacida en California. Compitió para Arabia Saudita en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y de Río de Janeiro 2016 en las pruebas de 800 metros y maratón, respectivamente. Por este motivo, debió cumplir con la regla islámica del país en cuanto a vestimenta femenina.

Sarah Attar compitiendo en los JJ.OO.
Imagen: Arabian Business.

Sarah no llevaba velo, pero sí una gorra que le cubría el cabello. Además, la ropa era de mangas largas y en lugar de short, tenía leggins largos.

Para concluir, otros ejemplos de mujeres musulmanas deportistas: la iraní Mahsa Javar (remo), la emiratí Ayesha Al Balushi (halterofilia), la saudí Wojdan Shaherkani (judo) y la argelina Hasiba Bulmerka (maratonista).

Te podría interesar...
Diferencia entre federaciones y asociaciones deportivas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Diferencia entre federaciones y asociaciones deportivas

Si analizamos las entidades que rodean al mundo del deporte, las federaciones y asociaciones deportivas son un buen ejemplo. ¿Cómo se conforman?