5 signos de que estás sobreentrenado

El sobreentrenamiento puede producirse cuando la intensidad o el volumen de trabajo son excesivos. Continúa leyendo para descubrir las señales que te da el cuerpo.
5 signos de que estás sobreentrenado
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 09 enero, 2022

Siempre es importante modular correctamente la carga de entrenamiento para estimular las adaptaciones, pero sin caer en el rango del sobreentrenamiento donde irremediablemente aparecen los signos sobreentrenado. Esta es una de las cuestiones más complejas en los recién iniciados en el deporte y el hecho de incumplir con dicha premisa puede generar una situación de la cual resulte difícil salir sin tomarse unos días de vacaciones.

Para que seas capaz de identificar a tiempo los excesos en el ejercicio te vamos a contar cuáles son los principales signos de que estás sobreentrenado.

Inicialmente hay que destacar que suele ser buena idea contar con la ayuda de un profesional de la preparación física a la hora de planificar las sesiones de trabajo. Así se reduce el riesgo de excederse con la intensidad o con el volumen, lo que a mediano plazo optimizará el progreso seguro y de manera eficiente.

Signos de que estás sobreentrenado

Vamos a comentar ahora los principales signos que advierten que estás sobreentrenado. Si sufres alguno de ellos valora reducir la intensidad del trabajo o incluso descansar unos días, para así darle tiempo al organismo de que recupere.

La capacidad pulmonar es importante en muchas disciplinas deportivas.

1-Sensación de fatiga constante

Cuando estás sobreentrenado la capacidad de los tejidos de adaptarse y de prepararse para una nueva sesión de entreno se reduce. Por este motivo puede incurrirse en una situación de fatiga crónica o de cansancio. Muchas veces se acompaña también de un proceso de anemia. Este se suele producir por un aporte de hierro ineficiente, tal y como afirma una investigación publicada en la revista The Medical Clinics of North America. 

Si los niveles de esfuerzo se incrementan los requerimientos nutricionales también lo harán. Por ello, será preciso cubrir estas demandas para evitar situaciones de sobreentrenamiento o de déficit que pueden condicionar el buen funcionamiento del cuerpo humano.

2-Cambio en los hábitos intestinales

Puede suceder que, bajo una situación de sobreentrenamiento, se experimente un cambio en los hábitos intestinales. Normalmente se tiende a una situación de diarrea, que tampoco cuenta con una explicación lógica desde el punto de vista alimentario. Para paliar este problema, la evidencia actual sugiere a los suplementos de probióticos. Además, es necesario reducir la carga de trabajo.

3-La progresión se detiene

Normalmente se establece un principio de progresión a la hora de distribuir las cargas de entreno a lo largo de los mesociclos. Puede suceder que si llega una situación de sobreentrenamiento no se logren cumplir los objetivos, generándose un estancamiento o incluso una reducción en la fuerza muscular.

4-Mayor tendencia a las infecciones

Otra de las consecuencias del entreno excesivo es una mayor susceptibilidad a las patologías infecciosas. El organismo reduce las defensas por una menor disponibilidad de nutrientes, quitando así recursos al sistema inmune. En efecto, los virus y las bacterias tendrán allanado el camino para generar un daño en el interior del organismo.

Para prevenir esta serie de procesos conviene monitorizar el aporte de vitamina C. También los de vitamina D y zinc. Todos estos elementos influyen en la diferenciación de las células de la serie blanca y en los procesos de respuesta inmune adaptativa e innata. Si se experimentan déficits de alguno de ellos, incluso en una situación de sedentarismo, el riesgo de enfermar se multiplicará exponencialmente.

5-Incremento en la incidencia de las lesiones

Por último, cuando estás sobreentrenado será mucho más probable que aparezcan las lesiones. No solo las de tipo muscular, sino aquellas que cuentan con un componente de carácter inflamatorio de base. De este modo, regular correctamente la carga de trabajo será determinante para disminuir la incidencia de los problemas que ponen en riesgo el rendimiento del atleta.

Teniendo en mente ciertos consejos para evitar lesiones, no tendrás que preocuparte cuando eleves las exigencias del ejercicio al máximo.

Mantente siempre atento a los signos que indican que estás sobreentrenado

Como ves, son varios los signos que pueden indicar que estás sobreentrenado. Es importante detectar a tiempo esta condición para evitar una situación crónica de la que resulte difícil salir sin tener que alejarse del ejercicio. Para prevenirla de manera adecuada lo mejor será distribuir correctamente el volumen del trabajo a lo largo del tiempo, modulando también la intensidad. Mayor no carga no siempre es sinónimo de calidad.

Por último, ten en cuenta que siempre puedes recurrir al médico si se juntan estos signos para realizar algunas pruebas y comprobar que todo está funcionando de manera correcta. Puede ser preciso incluir algún suplemento dietético o algún fármaco para superar la situación y volver a la normalidad. No obstante, lo ideal sería no tener que alcanzar dicha condición.



  • DeLoughery TG. Iron Deficiency Anemia. Med Clin North Am. 2017;101(2):319-332. doi:10.1016/j.mcna.2016.09.004.
  • Wieërs G, Belkhir L, Enaud R, et al. How Probiotics Affect the Microbiota. Front Cell Infect Microbiol. 2020;9:454. Published 2020 Jan 15. doi:10.3389/fcimb.2019.00454.