Alimentación consciente: ¿cómo disfrutar de la comida?

Te vamos a contar en qué consiste la alimentación consciente, un método que permite cuidar el cuerpo humano involucrando a los sentidos durante las comidas.
Alimentación consciente: ¿cómo disfrutar de la comida?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 25 mayo, 2022

La alimentación consciente es un proceso mediante el cual se puede disfrutar con la comida y que permite darse cuenta de todo lo que sucede en los momentos previos y posteriores a una ingesta. Por este motivo, habrá que consumir los alimentos utilizando los sentidos, poniendo el foco en las sensaciones percibidas y en las emociones que pueden desarrollarse durante el propio proceso.

Antes de comenzar es clave destacar que, para conseguir un buen estado de salud, muchas veces es clave escuchar las señales del organismo. Una buena interpretación de las mismas puede llevar a tomar correctas decisiones en cuanto a nutrición y a hábitos. Al fin y al cabo cada persona cuenta con diferencias desde el punto de vista genético, por lo que establecer rutinas genéricas para todo el mundo puede no ser lo más adecuado.

Hambre y apetito en la alimentación consciente

Mujer dándose un atracón.

Uno de los puntos que marcan la alimentación consciente es la capacidad de distinguir entre el hambre fisiológica y las ganas de comer un alimento. Cuando sucede lo primero es porque se ponen una serie de mecanismos en marcha que indican que es preciso ingerir calorías y nutrientes para satisfacer las necesidades vitales. Sin embargo, el apetito puede aparecer en algunas ocasiones por el gusto de consumir un determinado producto.

Es importante tener en cuenta que los procesos que regulan el hambre son complejos y variados. Intervienen elementos como la insulina, la leptina, la ghrelina y el neuropéptido Y. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism. Normalmente es el hipotálamo el centro de control de estas sensaciones. La regulación es precisa, aunque puede estar sometida a ineficiencias.

¿Cómo practicar alimentación consciente?

Para poner en marcha la alimentación consciente y disfrutar plenamente de la comida se pueden poner en marcha una serie de procesos. En primer lugar se recomienda beber un vaso de agua antes de la comida. Esto ha demostrado incrementar la sensación de saciedad y calmar la ansiedad, lo que permitirá que la ingesta posterior se realice a una velocidad adecuada.

Del mismo modo, conviene centrarse en las características organolépticas de los alimentos. No solo importa en sabor, sino también el olor, la textura, los colores. Por otra parte, será determinante servirse raciones moderadas para de este modo evitar comer en exceso.

No pasa nada tampoco por dejar comida en el plato si la sensación de saciedad aparece antes de terminar. Así se realizará un eficiente control de la ingesta energética, evitando alteraciones negativas en cuanto a composición corporal.

Una vez iniciada la comida se recomienda dejar los cubiertos en la mesa entre cada bocado para poder comer más lento. El propio proceso ha de ser llevado a cabo en un ambiente agradable, cuidando también la presentación de los platos y evitando ruidos o distracciones que puedan condicionar negativamente el proceso de alimentación.

Por último, es clave ser respetuoso con el medio ambiente, por lo que habrá que tener plena conciencia de lo que se está comiendo. Siempre hay que preferir los alimentos de producción ecológica que generan una huella de carbono menor. De este modo se apuesta por la sostenibilidad y se ayuda a reducir el cambio climático, junto con otros problemas ambientales actuales. Al terminar la comida, la sensación tiene que ser de satisfacción, pero el estómago no ha de estar lleno de todo.

Bolsas con verduras y frutas ecológicas
Comprar frutas y verduras ecológicas puede ayudar al planeta.

Alimentación consciente, un método para disfrutar de la comida

Como has visto, la alimentación consciente propone un método para disfrutar de la comida y para cuidar la salud basado en la involucración de los sentidos en el propio proceso. Además, marcará la diferencia el hecho de planear menús saludables que sean capaces de satisfacer los requerimientos de nutrientes esenciales de manera diaria. Así se evitarán ineficiencias en los procesos fisiológicos internos que puedan dar lugar a patologías crónicas.

Para terminar, hay que hacer especial hincapié en la necesidad de combinar una buena alimentación con otros hábitos que permitan que el organismo funcione correctamente. Por ejemplo, será determinante practicar ejercicio físico de manera regular, poniendo especial énfasis en el trabajo de fuerza muscular. De este modo se mantendrá la inflamación bajo control, logrando así una mayor eficiencia en el medio interno. Dormir al menos 7 horas cada noche será también clave.

Te podría interesar...
Sabrosa sopa de tomate y pimiento rojo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Sabrosa sopa de tomate y pimiento rojo

La sabrosa sopa de tomate y pimiento rojo es sencilla de preparar y puede aportar una buena cantidad de nutrientes de calidad.



  • Tremblay, A., & Bellisle, F. (2015). Nutrients, satiety, and control of energy intake. Applied physiology, nutrition, and metabolism = Physiologie appliquee, nutrition et metabolisme, 40(10), 971–979. https://doi.org/10.1139/apnm-2014-0549.
  • Corney, R. A., Sunderland, C., & James, L. J. (2016). Immediate pre-meal water ingestion decreases voluntary food intake in lean young males. European journal of nutrition, 55(2), 815–819. https://doi.org/10.1007/s00394-015-0903-4.