¿Cómo contar calorías en una dieta paleo?

Te vamos a mostrar una serie de conceptos clave que se deben tener en cuenta para contar calorías de manera eficiente dentro del contexto de la dieta paleo.
¿Cómo contar calorías en una dieta paleo?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 05 mayo, 2022

Contar calorías puede ser necesario a la hora de poner en marcha una dieta paleo. Es cierto que este método de alimentación genera bastante saciedad, pero en ocasiones puede ser preciso llevar un control estricto para conseguir perder grasa o ganar masa muscular de manera eficiente. Si existen ambos objetivos se necesitaría generar una situación de déficit o de superávit para lograr el éxito.

Antes de comenzar es clave destacar que la dieta paleo es aquella que pretende imitar las posibilidades de alimentación del ser humano que habitaba en la Tierra hace miles de años. Apuesta por la presencia de alimentos frescos en la pauta, evitando el consumo de productos industriales o con alto nivel de manipulación.

Las proteínas en la dieta paleo

La dieta paleo implica volver a los orígenes de la civilización humana en cuanto a alimentación.
Las proteínas son importantes dentro de una dieta paleo.

Uno de los puntos clave de la dieta paleo es el aporte proteico. Las proteínas aportan 4 kilocalorías por gramo de nutriente y son elementos determinantes en la construcción de masa muscular. Si se experimenta un aporte inadecuado de las mismas se podría generar una situación de sarcopenia con el paso del tiempo, algo que se debe evitar. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Journal of Bone Metabolism. 

Asimismo, es clave destacar que los alimentos con proteínas son bastante saciantes. Incluirlos en la pauta en dosis adecuadas conseguirá reducir el riesgo de comer en exceso. De este modo se conseguirá mantener un equilibrio calórico de manera sencilla, lo que repercutirá positivamente en el estado de composición corporal. Atrás han quedado mitos relacionados con la destrucción del hueso a partir de la ingesta de muchas proteínas en la dieta.

Como norma general, podríamos destacar que un filete de carne que ocupe medio plato puede ser capaz de aportar unas 300-400 kilocalorías. Con esta aproximación será sencillo llevar un control energético. Ciertos alimentos, como los huevos, son menos densos desde el punto de vista calórico. Cada unidad cuenta con 155 kilocalorías.

Las grasas son nutrientes energéticos importantes

Cuando hablamos de energía no podemos perder la referencia de las grasas. Aportan 9 kilocalorías por gramo de nutriente, por lo que hay que controlar su aporte para evitar desequilibrios que puedan conducir a alteraciones en la masa grasa. Sin embargo, a pesar de esta característica, hablamos de elementos necesarios para mantener un buen estado de salud. Si bien es cierto que no todas las grasas son buenas, la mayor parte de ellas han de aparecer en la pauta de manera regular.

Por ejemplo, los ácidos grasos de la serie omega 3 han demostrado ayudar a controlar los niveles de inflamación en el medio interno. A partir de aquí se reduce mucho el riesgo de desarrollar o de experimentar patologías crónicas y complejas que afecten al funcionamiento del sistema cardiovascular, por ejemplo.

Rara vez se incluyen en el plato alimentos que cuenten con grasa de manera mayoritaria en su interior. Normalmente se utilizan aceites o mantequilla para cocinar, pero en proporciones controladas. Lo óptimo es no superar las 2 cucharadas de ambos compuestos en la elaboración de los platos para evitar así un exceso energético que pueda ser perjudicial.

Los carbohidratos en la dieta paleo

Los carbohidratos en la dieta paleo cuentan con ciertas restricciones. En esta pauta de alimentación no encontramos productos con alto nivel de procesamiento como los cereales, las pastas o el pan. Estos normalmente son los que aportan azúcares más refinados y de peor calidad, por lo que supone una excelente noticia. En la dieta paleo son las frutas y las verduras las principales fuentes de estos nutrientes.

Del mismo modo que sucedía con las proteínas, los hidratos de carbono aportan 4 kilocalorías por cada gramo de nutriente. No obstante, no todo el mundo los utiliza de forma óptima y eficiente. Si se ha desarrollado alguna patología de carácter metabólico puede que la ingesta de carbohidratos llegue a ser contraproducente. Sea como fuere, no son elementos significativamente energéticos dentro de esta pauta de alimentación donde abundan más las proteínas y las grasas.

Aprende a contar calorías en la dieta paleo

Como has visto, es posible contar calorías en la dieta paleo de un modo relativamente sencillo si se tienen en cuenta una serie de conceptos básicos. Así se podrá ajustar la pauta a las necesidades individuales, consiguiendo mejoras en lo que a composición corporal y salud se refiere.

Para terminar, ten en cuenta que cuando se trata de prevenir patologías no solo es necesario mejorar la alimentación, sino que será clave mantener una serie de hábitos en conjunto. Por ejemplo, marcará la diferencia el hecho de realizar actividad física de manera regular, priorizando sobre todo el trabajo de fuerza.

Te podría interesar...
¿Por qué deberías comerte las semillas de la sandía?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Por qué deberías comerte las semillas de la sandía?

Las semillas de la sandía son alimentos que pueden incluirse en la dieta debido a su beneficioso perfil nutricional. Estas son sus características.



  • Yoo JI, Lee KH, Choi Y, Lee J, Park YG. Poor Dietary Protein Intake in Elderly Population with Sarcopenia and Osteosarcopenia: A Nationwide Population-Based Study. J Bone Metab. 2020 Nov;27(4):301-310. doi: 10.11005/jbm.2020.27.4.301. Epub 2020 Nov 30. PMID: 33317233; PMCID: PMC7746483.
  • Calder PC. Omega-3 fatty acids and inflammatory processes: from molecules to man. Biochem Soc Trans. 2017 Oct 15;45(5):1105-1115. doi: 10.1042/BST20160474. Epub 2017 Sep 12. PMID: 28900017.