¿Cómo hacer arroz para reducir sus calorías a la mitad?

Te vamos a mostrar una manera diferente de cocinar el arroz que podría influir sobre la energía final que aporta este alimento por modificación de su almidón.
¿Cómo hacer arroz para reducir sus calorías a la mitad?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 09 septiembre, 2022

Existe una alternativa sencilla para hacer arroz y reducir sus calorías a la mitad. De este modo se podrá incluir con mucha más frecuencia en el contexto de una dieta hipocalórica para perder peso, ya que resultará menos energético. Ahora bien, piensa que no todo son las calorías. Importa también la matriz nutricional de los alimentos y su contenido en fitoquímicos. Incluso serán fundamentales los hábitos de vida.

Antes de comenzar hemos de destacar que no todas las personas consiguen perder peso de manera eficiente aun reduciendo las calorías de la dieta. Esto se debe a que existen factores genéticos que pueden condicionar la movilización y la oxidación de las grasas. También la composición de la microbiota puede influir mucho al respecto. Una alteración de las bacterias que habitan en el intestino podría favorecer el desarrollo de la diabetes, muy ligada con la obesidad.

Cocinar el arroz para reducir sus calorías a la mitad

Agrega una cucharada de aceite de coco y deja enfriar el arroz para reducir sus calorías.

Normalmente el arroz aporte unas 250 calorías procedentes del almidón digerible por taza. Sin embargo, puede reducirse la digestibilidad de dicho elemento para provocar que se aproveche menos energía en el intestino. Para ello basta con cocer el arroz con una cucharadita de aceite de coco por cada media taza de arroz. Luego se dejará enfriar durante unas 12 horas en la nevera una vez que esté bien cocido. A la hora de consumirlo se puede calentar en el microondas.

De este modo lo que se hace es limitar mucho la disponibilidad del almidón, convirtiéndolo en resistente a los procesos digestivos posteriores. Ahora bien, hemos de comentar que se trata de un método que circula por la red y que no está basado en la evidencia científica. Es cierto que el almidón resistente se aprovecha menos y que sirve de sustrato energético para la microbiota, pero no existen evidencias que apoyen la reducción calórica del arroz con este mecanismos.

Ahora bien, la inclusión de una mayor cantidad de esta clase de almidón en la pauta podría ser efectiva y positiva para favorecer el crecimiento de los microorganismos del tubo y para prevenir situaciones de disbiosis intestinal. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Critical Reviews in Biotechnology.

No te obsesiones con las calorías

A pesar de que para conseguir bajar de peso hay que generar un déficit, no es bueno obsesionarse con las calorías de la dieta. Pueden existir ciertas estrategias para limitar la disponibilidad de energía, pero este no es el objetivo de la pauta. Lo que hay que lograr es satisfacer los requerimientos de nutrientes esenciales por medio de alimentos frescos de buena calidad, que aporten una cantidad de calorías mesurada, para así garantizar la movilización de los lípidos.

Ahora bien, lo que va a marcar la diferencia es siempre la práctica de ejercicio físico de forma regular. El trabajo de fuerza consigue potenciar los estímulos de hipertrofia. A partir de aquí se incrementar el porcentaje de masa magra del organismo, un tejido metabólicamente muy activo. Se consigue por lo tanto establecer un déficit energético con mayor facilidad en esta situación lo que repercutirá positivamente en el estado de composición corporal.

Además siempre existen algunas sustancias que funcionan como termogénicas y que pueden ayudar a agilizar el proceso. Una de ellas sería la cafeína. El extracto de té verde, el picolinato de cromo y el extracto de canela pueden también ayudar, según evidencias recientes.

Los deportistas consumen más calorías que el resto de las personas.
Obsesionarse con las calorías nunca debe ser el objetivo principal de una dieta.

Cocina el arroz para reducir sus calorías y mejora tu flora intestinal

Según has podido comprobar, existe un método para hacer el arroz que podría reducir significativamente sus calorías, aunque faltan evidencias sólidas al respecto. Lo que está claro es que incrementar el consumo de almidón resistente en la pauta conseguirá provocar grandes mejoras a nivel de microbiota intestinal, sobre todo si la composición de la misma ya era correcta. Permite el crecimiento de las bacterias.

Para terminar ten en cuenta que el hecho de mejorar el estado de composición corporal responde a una serie de buenos hábitos planteados en conjunto. A veces existen limitaciones genéticas, pero si se realiza ejercicio de manera regular y se plantea una dieta adecuada suelen experimentarse buenos resultados. Será también importante dormir bien cada noche, al menos 7 u 8 horas de buena calidad. De lo contrario la sensación de apetito y la tasa metabólica podrían verse alteradas.

Te podría interesar...
¿Cuántas horas debo estar sin comer para adelgazar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuántas horas debo estar sin comer para adelgazar?

Estar un número determinado de horas sin comer puede ser bueno para adelgazar siempre y cuando se mejoren los hábitos. Descubre cómo hacerlo.



  • Zaman SA, Sarbini SR. The potential of resistant starch as a prebiotic. Crit Rev Biotechnol. 2016;36(3):578-584. doi:10.3109/07388551.2014.993590.
  • Jurgens TM, Whelan AM, Killian L, Doucette S, Kirk S, Foy E. Green tea for weight loss and weight maintenance in overweight or obese adults. Cochrane Database Syst Rev. 2012;12(12):CD008650. Published 2012 Dec 12. doi:10.1002/14651858.CD008650.pub2.