¿Cómo leer la etiqueta nutricional de las mermeladas?

Existen diferentes tipos de mermeladas disponibles en el mercado. Te vamos a enseñar cuál es la mejor opción analizando la etiqueta nutricional.
¿Cómo leer la etiqueta nutricional de las mermeladas?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 14 julio, 2022

Leer la etiqueta nutricional de las mermeladas puede resultar engañoso para algunos. Aunque declaran estar compuestas por una cantidad muy grande de fruta concentran muchos azúcares simples en su interior, lo que genera dudas. Hablamos de un producto que ha de ser incluir en la pauta con cierta moderación, a pesar de que pueda aportar antioxidantes de calidad.

Antes de comenzar hemos de destacar que la mejor forma de consumir la fruta es en crudo. De este modo se aprovecha toda la fibra del alimento, lo que consigue retrasar la absorción de los carbohidratos y lograr así un menor impacto sobre las glucemias sanguíneas. Los zumos, purés, batidos y demás elaboraciones han de aparecer en la dieta de forma puntual.

Tipos de mermeladas que se pueden encontrar

 

Lo primero que hay que dejar claro es que según su composición se pueden adquirir mermeladas de diferente calidad. La norma es aquella que cuenta con 300 gramos de fruta por kilo de producto terminado. En este caso el contenido en azúcar se sitúa entre el 40 y el 60 %. Por su parte se podría obtener también una categoría extra, en este caso con 500 gramos de fruta por kilo de producto acabado. Su valor nutricional será superior.

Después hablaríamos de las confituras. En este caso se genera una mezcla gelificada de azúcares y pulpas o purés de frutas. Mientras que en las mermeladas se emplea fruta entera o cortada, en las confituras solo aparece la pulpa. Por este motivo suelen presentar una consistencia más homogénea y gelatinosa. El contenido total en fruta no debería bajar del 35 % en la versión normal y del 45 % en la extra.

Un producto con gran cantidad de azúcar

El consumo de azúcar debe regularse en las personas con diabetes.
Existen mermeladas con mucha cantidad de azúcar agregada.

A pesar de los gelificantes y otros aditivos que se utilicen para dar sabor, las mermeladas están compuestas fundamentalmente por fruta y azúcar. Esto provoca que impacten de un modo significativo sobre las glucemias sanguíneas. Las personas con patología metabólica han de restringir su consumo, ya que podrían ver empeorado el problema.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Current Diabetes Reports, el consumo regular de carbohidratos simples puede terminar a medio plazo en el desarrollo de la diabetes de tipo 2. Esta patología está ligada a otras muchas enfermedades complejas, como las cardiovasculares y varios tipos de cáncer. Por este motivo lo mejor es la prevención. Para ello hay que instaurar buenos hábitos dietéticos y hacer ejercicio de forma frecuente.

Eso sí, en muchas ocasiones las mermeladas pueden resultar una buena alternativa para que las personas que no consumen fruta se acostumbren progresivamente a su sabor. Hablamos de alimentos muy beneficiosos para el organismo. No solo aportan carbohidratos y fibra, sino también una cantidad significativa de vitaminas y de antioxidantes. Estos últimos neutralizan la formación de los radicales libres y han demostrado ser determinantes para retrasar el envejecimiento.

¿Y las mermeladas light?

Es posible encontrar en el mercado un segmento de mermeladas light o bajas en calorías. Estas están compuestas por edulcorantes artificiales acalóricos en lugar de azúcar de mesa. Si bien es cierto que su índice glucémico podría ser inferior en un primer momento, no son la opción más recomendable. Y es que a medio plazo se desconoce como un consumo elevado de dichos aditivos actuará sobre el organismo.

Lo que se sabe a día de hoy es que la mayor parte de los edulcorantes artificiales impactan de manera negativa sobre la diversidad y sobre la densidad de la microbiota. Esto podría provocar el desarrollo de una disbiosis que condicionase los procesos de digestión y de absorción de nutrientes.

Es importante leer bien la etiqueta nutricional de las mermeladas

Como has visto, las etiqueta nutricional de las mermeladas nos puede aportar bastante información respecto a la calidad del producto. Por este motivo hay que prestar mucha atención para trata de elegir aquel con mayor cantidad de fruta en su interior. Así se potenciará el efecto antioxidante y se reducirá el impacto de los azúcares simples sobre las glucemias, protegiendo el estado de salud con el paso de los años.

Para terminar, recuerda que cuando el objetivo es prevenir el desarrollo de patologías crónicas y complejas no solo basta con cuidar la dieta. Hay que poner en marcha otros buenos hábitos en conjunto. De entre todos ellos podemos destacar la necesidad de practicar ejercicio físico de manera regular, poniendo el foco en el trabajo de fuerza muscular.

Te podría interesar...
Mantenimiento muscular durante la pérdida de peso con proteínas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Mantenimiento muscular durante la pérdida de peso con proteínas

Para lograr un óptimo mantenimiento muscular durante la pérdida de peso será determinante incrementar el consumo de proteínas.



  • Yoshida, Y., & Simoes, E. J. (2018). Sugar-Sweetened Beverage, Obesity, and Type 2 Diabetes in Children and Adolescents: Policies, Taxation, and Programs. Current diabetes reports, 18(6), 31. https://doi.org/10.1007/s11892-018-1004-6.
  • Sadowska-Bartosz, I., & Bartosz, G. (2014). Effect of antioxidants supplementation on aging and longevity. BioMed research international, 2014, 404680. https://doi.org/10.1155/2014/404680.