Dieta de la longevidad: goza de una vida más larga

Si lo que quieres es aumentar los años de vida y la calidad de los mismos no puedes perderte las siguientes claves que te vamos a aportar a nivel dietético.
Dieta de la longevidad: goza de una vida más larga
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 30 junio, 2022

Para conseguir mayor longevidad es fundamental cuidar la dieta. Si se hacen los cambios oportunos a nivel nutricional y se mejoran una serie de hábitos se podrán añadir años a la vida. Además se conseguirá mejorar la calidad de los mismos, logrando un mejor desempeño a nivel fisiológico y funcional. Se prevendrán así muchas patologías crónicas y complejas.

Antes de comenzar es clave destacar que no existen remedios milagrosos para incrementar la longevidad. Se estudian varios tratamientos farmacológicos pero de momento no se ha conseguido ninguna molécula que realmente resulte eficiente. Lo único que se puede hacer al respecto es plantear un tipo de vida saludable desde la infancia, logrando así los mejores resultados.

Consume alimentos frescos para una mayor longevidad

La importancia de la vitamina D.
Podemos encontrar la vitamina D en multitud de alimentos frescos.

Uno de los puntos clave a nivel dietético para conseguir incrementar la longevidad tiene que ver con la inclusión en la pauta de alimentos frescos. Estos concentran en su interior una gran cantidad de micronutrientes y de fitoquímicos que ayudan a prevenir problemas a nivel fisiológico. Sobre todo habría que destacar la acción de los antioxidantes presentes en los alimentos de origen vegetal.

Dichos compuestos consiguen neutralizar la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. De acuerdo con una investigación publicada en la revista BioMed Research International, este mecanismo contribuye a prevenir el envejecimiento. Incluso se puede plantear la suplementación con los propios fitoquímicos para mejorar los resultados.

De este modo, será determinante asegurar la presencia de vegetales en la pauta. Al menos 5 raciones de frutas y verduras al día serían óptimas para prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular. También varios tipos de cáncer. Eso sí, no nos debemos olvidar de la porción proteica. Las proteínas son indispensables para que los músculos se mantengan funcionales, lo que ha demostrado evitar problemas de salud importantes. La mejor fuente de ellas son los alimentos de origen animal, destacando el pescado.

Hay que evitar las sustancias tóxicas

Para conseguir plantear una dieta que aumente la longevidad no solo hay que priorizar el consumo de los alimentos frescos y cubrir los requerimientos proteicos, sino que será determinante reducir la exposición a los tóxicos. Algunos de estos elementos están presentes en las rutinas de muchas personas, como es el caso del alcohol. Hablamos de una sustancia que resulta nociva independientemente de la dosis consumida.

Pero existen otros elementos que pueden causar daños a medio plazo si aparecen de manera frecuente en la pauta. Un ejemplo serían las grasas de tipo trans, con elevado poder a nivel inflamatorio. Hablamos de una serie de sustancias que provocan daños en el ADN a medio plazo, incrementando así las probabilidades de desarrollar varios tipos de cáncer o diabetes de tipo 2.

La importancia de las especias culinarias

Los últimos descubrimientos en cuanto a nutrición apuntan a que sería interesante incluir especias culinarias en la pauta de alimentación para conseguir incrementar la longevidad. Estos condimentos son buena fuente de fitoquímicos con capacidad antioxidante. Lo mismo sucede con las infusiones, como es el caso del café o del té. Ahora bien, será importante evitar añadirles azúcar, sobre todo si no se realiza ejercicio con frecuencia.

Para terminar se puede destacar que algunos suplementos podrían ayudar también a controlar los procesos inflamatorios y oxidativos, como son el caso de la melatonina y de los probióticos. Ambos elementos pueden conseguir mejorar la calidad de vida y la eficiencia de los procesos fisiológicos internos. Eso sí, antes de consumirlos se recomienda consultar con un profesional de la nutrición.

El yogur aporta probióticos y calcio.

Mejora la dieta para incrementar la longevidad

Como has visto, es posible hacer ciertas modificaciones en la dieta para conseguir aumentar la longevidad, reduciendo así la incidencia de muchas patologías crónicas y complejas. La clave está en consumir alimentos frescos de buena calidad, dando prioridad a los vegetales y a los pescados. Será determinante el hecho de evitar la exposición a los tóxicos y de cubrir los requerimientos proteicos diarios.

Por último es preciso hacer especial hincapié en la necesidad de practicar ejercicio físico de forma regular, poniendo el foco en el trabajo de fuerza. Así se consigue mantener el músculo esquelético en estado funcional. Este no solo actúa de manera mecánica, sino que puede ayudar a estabilizar el sistema hormonal, equilibrando incluso los niveles de inflamación en el medio interno.

Te podría interesar...
Dietas sin carbohidratos: ¿son buenas para tu salud?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Dietas sin carbohidratos: ¿son buenas para tu salud?

Las dietas sin carbohidratos pueden ser buenas para la salud en muchos casos, ayudando a evitar patologías.