Gel, barra y bebida deportiva: ¿cuál es mejor?

Te vamos a contar los beneficios del gel, la barra y la bebida deportiva y cuál supone una mejor opción para consumir de manera recurrente cuando se entrena.
Gel, barra y bebida deportiva: ¿cuál es mejor?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 28 febrero, 2022

El gel, la barra y la bebida deportiva han sido específicamente diseñados para consumir dentro de la sesión de entreno o de la competición, evitando así que se alcance la fatiga. De este modo, se puede experimentar un mayor rendimiento, lo que condicionará positivamente el resultado final retrasando el cansacio.

Antes de comenzar es importante tener en cuenta que estos elementos deben incluirse dentro de una dieta variada y optimizada. Lo más importante es mantener un buen estado de hidratación y asegurar que se cubren los requerimientos nutricionales de manera diaria. De lo contrario, la fisiología no funcionaría de manera eficiente.

El gel, un producto para aportar energía y ayudas ergogénicas

Vamos a empezar comentando las características del gel. Permite un aporte elevado de carbohidratos bajo una formulación que permite una digestión fácil y eficiente. Aun así, conviene comprobar la tolerancia previa, ya que no a todo el mundo le sienta igual de bien. Lo mejor es optar por aquellos que tengan glucosa en lugar de fructosa.

Es determinante tener en cuenta que un aporte regular de glúcidos durante la actividad consigue reducir la depleción de los depósitos de glucógeno. De este modo, se retrasa la aparición de la fatiga. También se mantendrán estables los niveles de azúcar en sangre. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista International Journal of Molecular Sciences.

Por otra parte, muchos geles cuentan en su interior con una dosis significativa de cafeína o de BCAA’s. El alcaloide ha demostrado incrementar el rendimiento deportivo y reducir la aparición de la fatiga, mientras que los aminoácidos son capaces de disminuir el catabolismo muscular en sesiones de ejercicio de larga duración. Así se producirá menor afectación en lo que a composición corporal se refiere.

Deportista utilizando un gel para recuperarse tras la competencia
Los geles son frecuentes en competencias de larga duración.

La barra, densidad nutricional y energía en poco espacio

La barra es un producto más adecuado para consumir antes o después de la actividad física, ya que su digestión es algo más pesada. No obstante, también se podría incluir durante el desarrollo de la misma, sobre todo cuando se presentan descansos. Un ejemplo sería el intermedio de un partido de fútbol.

Esta clase de comestibles destaca por aportar varios tipo de glúcidos, una pequeña porción de proteínas, energía en cantidades suficientes, vitaminas y minerales. Gracias a ello se reponen los depósitos perdidos para continuar la actividad. Sin embargo, no todos los atletas las toleran de manera óptima. Otra opción válida es la de ingerir una porción de fruta.

Bebida deportiva, una solución rápida y eficiente

La bebida deportiva es una de las mejores alternativas para los deportistas mientras se realiza actividad física. Esto se debe a que aportan carbohidratos en una concentración de entre el 6 y el 8 %. Concentran también en su interior electrolitos claves para evitar problemas en el rendimiento. Asimismo, mejoran el estado de hidratación e incluso podrían contener ayudas ergogénicas como la cafeína o la L-carnitina para incrementar el rendimiento.

La clave está en elegir aquella que mejor se adapte a cada atleta. Existen opciones con diferentes características organolépticas. También adecuadas para un tipo de pruebas en concreto, según la longitud de la cadena de los glúcidos que concentran. Los hidratos de carbono simples serán adecuados para sesiones de corta duración, mientras que los complejos se priorizan cuando se realiza ejercicio durante más de 3 horas seguidas.

De todos modos, las bebidas deportivas siempre se deben intercalar con el agua mineral. Esta resulta la mejor herramienta para asegurar un óptimo estado de hidratación. Es necesario que al menos cada 20 minutos si ingieran como mínimo 150 mililitros de agua. Más si se realiza deporte en entornos calurosos.

Las bebidas energéticas no deben consumirse en exceso.
Las bebidas energéticas son muy usadas para hidratarse.

Gel, barra o bebida deportiva, 3 opciones diseñadas para atletas

Como has visto, tanto el gel como la barra o la bebida deportiva tienen su contexto de aplicación. Si tuviésemos que quedarnos con una sola quizás la elección sería la bebida deportiva, pues presenta mayor versatilidad. El riesgo de que sienta mal desde el punto de vista estomacal es más reducido que en los otros dos casos. Aun así, se recomienda comprobar la tolerancia de forma previa a la competición.

Para terminar, recuerda que será clave plantear una dieta adecuada de cara a maximizar el rendimiento durante la actividad física. Las comidas anteriores y posteriores resultarán especialmente determinantes para llenar los depósitos nutricionales, previniendo la fatiga y mejorando la recuperación.

Te podría interesar...
5 snacks que no estropean la dieta
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 snacks que no estropean la dieta

Es posible introducir en la dieta una serie de snacks saludables cuyo consumo no se traduce en una ganancia de peso que arruine la dieta.



  • Brooks G. A. (2020). The Precious Few Grams of Glucose During Exercise. International journal of molecular sciences, 21(16), 5733. https://doi.org/10.3390/ijms21165733.
  • Guest, N. S., VanDusseldorp, T. A., Nelson, M. T., Grgic, J., Schoenfeld, B. J., Jenkins, N., Arent, S. M., Antonio, J., Stout, J. R., Trexler, E. T., Smith-Ryan, A. E., Goldstein, E. R., Kalman, D. S., & Campbell, B. I. (2021). International society of sports nutrition position stand: caffeine and exercise performance. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 18(1), 1. https://doi.org/10.1186/s12970-020-00383-4.

Los contenidos de esta publicación se redactan con fines informativos. En ningún momento facilitan o sustituyen diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.