4 beneficios del flexitarianismo

10 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Gracias al flexitarianismo, se puede incrementar el aporte de frutas y verduras en la dieta, lo que contribuye a reducir el riesgo de desarrollar patologías crónicas. ¿Qué otras ventajas conlleva?

El flexitarianismo es un tipo de dieta menos estricta que la vegana; prioriza el consumo de vegetales, pero permite la ingesta de ciertos alimentos de origen animal. A continuación, te vamos a contar los principales beneficios del flexitarianismo para la salud.

Antes de comenzar, hay que dejar claro que no existe un tipo de dieta que resulte milagrosa. Es importante adecuar la pauta al individuo para mejorar así la adherencia. Asimismo, resulta clave estudiar las características del sujeto para ofrecerle un plan lo más personalizado posible.

Beneficios del flexitarianismo

Como hemos anunciado, te vamos a comentar los principales beneficios del flexitarianismo para la salud. Ten en cuenta que, para experimentar los siguientes resultados positivos, es importante combinar este clase de alimentación con otros buenos hábitos de vida.

Reduce el riesgo cardiovascular

Uno de los motivos por los que la ingesta de vegetales está ampliamente recomendada para la salud es por su capacidad de reducir el riesgo cardivoascular. De acuerdo con un estudio publicado en Critical Reviews in Food Science and Nutrition, el consumo regular de estos alimentos ayuda a disminuir la incidencia de los accidentes relacionados con el corazón.

Esto se debe, entre otras cosas, al contenido en fitonutrientes de las frutas y hortalizas. Dichos elementos son capaces de neutralizar la formación de radicales libres y de modular los estados inflamatorios del organismo. Gracias a ello, es menos probable que se formen placas de ateroma en los vasos sanguíneos.

Disminuye la incidencia del cáncer

Las vitaminas hidrosolubles y liposolubles se pueden incorporar a través de la dieta o suplementos.

Los procesos tumorales están relacionados, entre otras cosas, con un incremento de la inflamación y de la acumulación de especias reactivas de oxígeno en los tejidos. Para evitar tal situación, se puede proponer una dieta como el flexitarinanismo, que garantiza un aporte constante de antioxidantes.

De hecho, existen evidencias de que incrementar el consumo de vegetales se asocia con una menor incidencia de muchos tipos de cáncer. Así lo afirma una investigación publicada en Current Pharmaceutical Design.

Sobre todo los frutos rojos y las crucíferas son grupos de alimentos especialmente indicados para la prevención de dicha patología. Sin embargo, como dijimos, no se trata de una estrategia milagrosa y la aparición del cáncer depende también de muchos otros factores.

Mejora la composición corporal

El flexitarianismo apuesta, entre otras cosas, por la reducción del consumo de alimentos ultraprocesados. Priorizar los frescos suele repercutir positivamente en el balance energético, ya que genera un pequeño déficit que ayuda a mejorar el estado de composición corporal. Al mismo tiempo, evitar los ingredientes como los azúcares añadidos puede incrementar la eficiencia del metabolismo y reducir así la resistencia a la insulina.

Si el flexitarianismo se combina con la práctica habitual de ejercicio físico, será relativamente sencillo alcanzar un estado óptimo de composición corporal. Ahora bien, es importante garantizar que se cubren los requerimientos proteicos. De lo contrario, podría producirse una destrucción de la masa muscular, algo nada recomendado.

Favorece el aspecto de la piel

Normalmente, asociamos el consumo de antioxidantes con la reducción de la incidencia de las patologías complejas. Sin embargo, existen efectos más allá de este resultado. Dichos compuestos son capaces de actuar a nivel de la epidermis, de modo que evitan así los signos del envejecimiento prematuro.

Uno de los beneficios del flexitarianismo es que mejora la salud de la piel.

Por este motivo, un consumo elevado de frutas y verduras se asocia con la aparición más tardía de las arrugas. Gracias a estos alimentos, se podrá conservar una piel en mejor estado y con más elasticidad durante más tiempo.

No hay que olvidar tampoco que los vegetales cuentan con un elemento clave para la salud de la piel: la vitamina C. Este nutriente es capaz de incrementar la síntesis de colágeno, la proteína más abundante en el cuerpo humano, responsable de la elasticidad de los tejidos.

La dieta flexitariana es beneficiosa para la salud

Si bien la dieta vegana estricta cuenta con algunas contraindicaciones a nivel de salud, la dieta flexitariana resulta mucho más adecuada y prudente. Con este método de alimentación, se asegura un alto consumo de vegetales, lo que permite la prevención del desarrollo de patologías complejas.

De todos modos, es importante garantizar que se cubren los requerimientos en cuanto a proteínas. Para ello, resulta clave introducir en la pauta habitual alimentos derivados de los animales como los lácteos o huevos. Además, es fundamental realizar ejercicio físico de forma habitual, para mejorar el estado de salud y ayudar a evitar la aparición de enfermedades crónicas.

  • Alissa EM, Ferns GA. Dietary fruits and vegetables and cardiovascular diseases risk. Crit Rev Food Sci Nutr. 2017 Jun 13;57(9):1950-1962. doi: 10.1080/10408398.2015.1040487. PMID: 26192884.
  • Poljsak B, Milisav I. The Role of Antioxidants in Cancer, Friends or Foes? Curr Pharm Des. 2018;24(44):5234-5244. doi: 10.2174/1381612825666190123112647. PMID: 30674247.