Comer la piel del embutido: ¿sí o no?

Los embutidos no deben formar parte de la dieta habitual por considerarse carnes procesadas. Asimismo, la piel de estos no siempre se puede consumir. Hay que revisar el etiquetado.
Comer la piel del embutido: ¿sí o no?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 02 septiembre, 2021.

Última actualización: 02 septiembre, 2021

Normalmente, la piel del embutido se puede comer, pero esto no quiere decir que sea saludable. Por este motivo, te vamos a contar si realmente deberías retirar esa parte del alimento. De todos modos, ten en cuenta que los embutidos no deberían formar parte de la dieta habitual.

Lo mejor a la hora de plantear una alimentación que cuide de la salud es priorizar la presencia de alimentos frescos frente a la de ultraprocesados industriales. Casi todos los embutidos se incluyen en este último grupo, aunque existen algunas excepciones. Por ejemplo, el jamón serrano sin conservantes es un comestible que puede resultar óptimo para incluir en casi cualquier pauta alimenticia.

No siempre se puede comer la piel de los embutidos

Al preguntarse si se puede comer la piel de los embutidos, hay que fijarse en el tipo de envoltorio de cada uno. En el caso de que esté elaborado a partir de los intestinos del animal, no habría problema. Las vísceras forman parte del conjunto de alimentos comestibles y cuentan con micronutrientes en su interior.

Sin embargo, en otras ocasiones esta piel se fabrica a partir de materiales de tipo industrial, como los plásticos o incluso la celulosa. En este caso, hay que evitar su ingesta, ya que estamos hablando de productos no digeribles que pueden resultar tóxicos o que pueden llegar a dañar a la microbiota intestinal.

De todos modos, bastará con fijarse en el etiquetado para saber de qué está elaborada la piel del embutido. Aquí se reflejará si se han utilizado partes del animal para su confección o si es fruto de la combinación de otros elementos no comestibles para el ser humano.

Beneficios de comer la piel de los embutidos elaborada a partir de tripa

La piel del embutido no siempre es recomendable para comer.

Aunque no a todo el mundo le gusta por su sabor y textura, comer la piel del embutido cuando está formada únicamente por tripa puede aportar beneficios. En primer lugar, cabe destacar el contenido en proteínas de alto valor biológico de este elemento.

Estos nutrientes son esenciales para garantizar el buen funcionamiento de la masa muscular. De hecho, se recomienda un aporte diario superior a 0,8 gramos de proteína por kilo de peso en adultos sedentarios sanos, según evidencia una investigación publicada en la revista Annals of Nutrition & Metabolism. De lo contrario, podría experimentarse una pérdida de la masa magra a medio plazo, algo contraproducente.

Además, la mitad de estas proteínas han de ser de alto valor biológico, es decir, de procedencia animal. Esto se debe a que tales nutrientes cuentan con todos los aminoácidos esenciales y con una buena puntuación en cuanto a digestibilidad, lo que garantiza su aprovechamiento.

Los peligros de los embutidos

Más allá de que no conviene consumir la piel de los embutidos cuando esta es sintética, la inclusión de estos productos en la pauta habitual puede generar una serie de consecuencias negativas para la salud. Y es que la mayor parte de dichos comestibles cuentan con un conservante nocivo, los nitritos.

Según un estudio publicado en la revista Epidemiology, los nitritos son capaces de incrementar el riesgo de desarrollar ciertas patologías crónicas y complejas, como es el caso de algunos tipos de cáncer asociados al tubo digestivo. Por este motivo, conviene ingerir embutidos solamente de forma ocasional.

Aun así, existen diferentes categorías dentro de estos productos. Algunos de ellos están sometidos a un nivel de procesamiento bajo, como es el caso del jamón serrano o del lomo embuchado. En estos casos, basta con comprobar en el etiquetado que no se han utilizado conservantes para el tratamiento de las carnes, un punto que incrementa su salubridad.

La piel del embutido puede estar fabricada con compuestos sintéticos.

Es posible comer la piel de algunos embutidos

Según lo comentado, se puede comer la piel de los embutidos siempre y cuando esté elaborada a partir de los intestinos del propio animal. Sin embargo, es mejor desecharla si se encuentran compuestos como plásticos en su interior. Estas son las llamadas pieles sintéticas.

Sea como fuere, lo mejor para asegurar la salubridad de la dieta es incrementar la presencia de los alimentos frescos en detrimento de los ultraprocesados industriales. Es aconsejable garantizar que se ingieren la menor cantidad de aditivos posibles, sobre todo del grupo de los conservantes y de los edulcorantes artificiales, ya que ambos pueden generar problemas a medio plazo en el organismo.

Te podría interesar...
4 beneficios de la avena para los deportistas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 beneficios de la avena para los deportistas

La avena es uno de los cereales que cuenta con más beneficios para los deportistas, por lo que es adecuado incluirla en la dieta.



  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of Nutrition & Metabolism, 74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374
  • Barry, K. H., Jones, R. R., Cantor, K. P., Beane Freeman, L. E., Wheeler, D. C., Baris, D., Johnson, A. T., Hosain, G. M., Schwenn, M., Zhang, H., Sinha, R., Koutros, S., Karagas, M. R., Silverman, D. T., & Ward, M. H. (2020). Ingested Nitrate and Nitrite and Bladder Cancer in Northern New England. Epidemiology (Cambridge, Mass.), 31(1), 136–144. https://doi.org/10.1097/EDE.0000000000001112