3 consejos para contar calorías cuando comes fuera de casa

Te vamos a dar una serie de trucos para contar calorías de manera sencilla cuando comes fuera de casa, evitando así que te pases en la energía diaria.
3 consejos para contar calorías cuando comes fuera de casa
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 24 abril, 2022

Cuando comes fuera de casa se puede volver algo más complicado el hecho de contar calorías, a no ser que implementes una serie de consejos que desarrollaremos a continuación. De este modo, lograrás saber si te estás pasando o, si por el contrario, te has quedado corto respecto al balance energético cotidiano. Así se optimiza la dieta y se puede actuar en consecuencia en el resto de las comidas del día.

Antes de comenzar es clave destacar que no hay que obsesionarse con las calorías. Muchas veces no dan una información completa. Por ejemplo, si existen disfunciones a nivel metabólico no va a servir de nada plantear una pauta ligeramente hipocalórica, ya que puede no reflejarse en una pérdida de peso. Hay más variables que influyen de manera determinante.

Consejos para contar calorías cuando comes fuera de casa

A continuación, vamos a ofrecerte una serie de consejos para que te sea más fácil contar calorías cuando comes fuera de casa, logrando así ajustar de manera óptima la pauta diaria. Recuerda que este cálculo tiene siempre un margen de error considerable, por lo que se trata siempre de una tarea aproximativa.

Las calorías que necesita un deportista dependen del deporte que realice.
Obsesionarse con contar calorías nunca es una buena opción.

1-Cuidado con las salsas

Las salsas son lo más calórico de los platos que se sirven en los lugares de restauración. Están constituidas fundamentalmente por aceites y por grasas. Cada gramo de estos elementos aportan unas 9 kcal, por lo que es sencillo que 100 gramos de la salsa como tal sean capaces de contener en su interior más de 600 kcal. Esto podría ser lo equivalente a un desayuno completo, así que hay que tener cuidado.

En líneas generales, se recomienda evitar el uso de salsas a la hora de comer, salvo en casos puntuales. En el caso de incluirlas en el menú conviene siempre que sean de elaboración casera. Las de tipo industrial pueden contener en su interior ácidos grasos de tipo trans, azúcares simples o aditivos artificiales en su interior. Dichos elementos han demostrado impactar negativamente sobre el estado de salud.

2-Las frituras y los rebozados aumentan las calorías

Los métodos de cocción han de vigilarse muy de cerca. Las frituras y los rebozados pueden incrementar el valor energético de una elaboración en 300 o 400 kcal de manera sencilla. Por este motivo siempre hay que preferir las patatas al horno antes que las fritas. El consumo de estas últimas de manera regular puede repercutir negativamente sobre el estado de composición corporal.

Además, las frituras suelen realizarse a altas temperaturas. Bajo estas condiciones pueden generarse ciertos compuestos que resultan tóxicos para el ser humano, como es el caso de la acrilamida. De acuerdo con una investigación publicada en la revista International Journal of Cancer, la ingesta habitual de este elemento podría relacionarse con un aumento de la incidencia de ciertos tipos de cáncer, como el de riñón.

3-Prioriza siempre los alimentos proteicos

Las proteínas, igual que los carbohidratos, aportan en torno a 4 kcal por gramo de nutriente. Como norma general siempre se debe priorizar la presencia de alimentos con alto contenido en proteínas, de origen animal, en el plato. De este modo se asegura que se cubren los requerimientos diarios a la vez que se incrementa la sensación de saciedad. Así será más sencillo plantear una dieta hipocalórica que termine por generar buena adherencia con el paso del tiempo.

A la hora de elegir los alimentos con carbohidratos, siempre habrá que decantarse por los que contienen azúcares complejos. El valor energético es el mismo, pero el impacto en el organismo es muy diferente respecto a los que aportan hidratos de carbono simples. Estos últimos pueden descontrolar los niveles de glucosa en sangre, promocionando la patología metabólica.

Selección de alimentos ricos en proteínas para la dieta
las proteínas son fundamentales dentro de una dieta energizante.

Utiliza los consejos para contar calorías cuando comes fuera de casa

Como has visto, con unas sencillas reglas conseguirás precisar un poco más las calorías que tienen los platos que comes fuera de casa. No obstante, no conviene obsesionarse con esto, sino más bien con la necesidad de plantear hábitos saludables en un conjunto. La clave está en garantizar que la dieta está compuesta fundamentalmente por alimentos frescos.

Para terminar, ten en cuenta que un punto importante de cualquier planteamiento nutricional es que consiga generar sensación de saciedad. Con este objetivo hay que incluir grasas y proteínas en cantidades suficientes en la pauta diaria.

Te podría interesar...
3 dietas saludables para bajar de peso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 dietas saludables para bajar de peso

Existen una serie de dietas saludables para bajar de peso que se pueden poner en marcha de manera sencilla. ¿Qué esperas para implementarlas?



  • Islam MA, Amin MN, Siddiqui SA, Hossain MP, Sultana F, Kabir MR. Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr. 2019 Mar-Apr;13(2):1643-1647. doi: 10.1016/j.dsx.2019.03.033. Epub 2019 Mar 16. PMID: 31336535.
  • Pelucchi C, Bosetti C, Galeone C, La Vecchia C. Dietary acrylamide and cancer risk: an updated meta-analysis. Int J Cancer. 2015 Jun 15;136(12):2912-22. doi: 10.1002/ijc.29339. Epub 2014 Nov 26. PMID: 25403648.