3 consejos para mejorar la alimentación

Uno de los 3 pilares de la salud es la alimentación. Los otros 2 son la actividad física y el descanso. Habrá que prestarle atención a todos ellos para evitar enfermedades.
3 consejos para mejorar la alimentación
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 15 febrero, 2021.

Última actualización: 15 febrero, 2021

Mejorar la alimentación es una cuestión básico para garantizar un buen estado de salud a medio plazo. Mediante una buena dieta, se puede reducir la incidencia de muchas patologías crónicas y complejas. Entre ellas, podemos destacar las cardiovasculares, las metabólicas e incluso algunos tipos de cáncer.

Por este motivo, te vamos a dar una serie de consejos para ajustar la dieta. De este modo, conseguirás mejores sensaciones en cuanto a vitalidad, estado de ánimo y funcionamiento del organismo. Aparte, también podrás reducir las molestias gástricas o intestinales.

Consejos para mejorar la alimentación

Si tienes algún objetivo específico, como bajar de peso, o bien si padeces de alguna enfermedad de tipo crónico, lo recomendable es que planifiques una dieta con un nutricionista. En cambio, si eres una persona sana y te interesa mejorar la alimentación, pon en práctica los siguientes consejos.

1. Come más pescado

El pescado es un alimento que se caracteriza por su contenido en proteínas de alto valor biológico y en lípidos de elevada calidad. Entre estos últimos podemos destacar los ácidos grasos de la serie omega 3, presentes sobre todo en los pescados azules como el salmón y el atún.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista The Cochrane Database of Systematic Reviews, esta clase de nutrientes son capaces de prevenir el desarrollo de patologías de tipo cardiovascular, por lo que se consideran muy saludables. Además, modulan la inflamación, por lo que son útiles para luchar contra enfermedades que cuentan con ese mecanismo como elemento subyacente.

El pescado es uno de esos alimentos saludables que no pueden faltar en la dieta.

Los expertos en nutrición recomiendan que el consumo de pescado sea superior al de carne. Así, además, se podrá controlar el equilibrio energético de forma eficiente, dado el mayor contenido de agua de los productos marinos. Cabe destacar también que hay que tener cierto cuidado con los pescados de gran tamaño, por su contenido en metales pesados.

2. No comas sin hambre

Es habitual que la gente ingiera alimentos en un determinado momento del día simplemente por que es la hora de comer, pero no por sentir sensación de apetito. Una de las primeras máximas de la dietética es no comer sin hambre.

En sujetos con un peso normal, el organismo suele ser eficiente en la regulación de las sensación de apetito y saciedad. Por lo tanto, nos debemos guiar por este mecanismo para garantizar un equilibrio energético.

Tampoco es buena idea consumir alimentos hiperpalatables simplemente por el hecho de que están ricos. Hay que priorizar el consumo de productos frescos y evitar recurrir a aquellos con elevado contenido en azúcar y aditivos.

3. Verduras en todas las comidas

Está claro que el consumo regular de vegetales ha demostrado ser muy positivo para la salud, como indica una investigación que publicó International Journal of Epidemiology. Las frutas son recomendables, pero todavía lo son más las verduras. Estas se caracterizan por contener una gran cantidad de fitonutrientes con capacidad antioxidante.

Dichos elementos neutralizan la formación de radicales libres en los tejidos; estos radicales libres son responsables del desarrollo de muchas patologías a largo plazo. De esta manera, se consigue retrasar la aparición del envejecimiento y garantizar una mejor función del cuerpo.

Consumir más verduras es clave para mejorar la alimentación.

Lo óptimo es garantizar la variedad en cuanto a las verduras que aparecen en la dieta. En todas las comidas principales debería aparecer al menos un representante de este grupo de alimentos, si no más. Son válidas las cremas de verduras, las ensaladas, los salteados, las preparaciones al vapor…

Solamente hay que evitar consumir las verduras rebozadas o fritas, lo que altera de manera significativa su calidad nutricional. Puede ser una estrategia óptima para quien no las ha introducido todavía en su dieta, pero no resulta ventajosa a medio o largo plazo.

Mejorar la alimentación para vivir más

Uno de los secretos de la longevidad es el establecimiento de una pauta dietética adecuada. Proveer al organismo de los nutrientes que necesita en las cantidades adecuadas resulta clave. Además, habrá que combinar esto con otros hábitos de vida saludables, como la práctica de ejercicio físico de forma regular y un buen descanso nocturno.

Con los consejos que te hemos aportado, podrás mejorar la alimentación de forma significativa. No obstante, hay mucho más. Por ello, te recomendamos siempre la visita a un profesional de la nutrición para individualizar la pauta dietética lo máximo posible.

Con la ayuda de un profesional, conseguirás generar una gran adherencia y ajustar la ingesta de nutrientes a las necesidades de tu organismo. Incluso el consumo de determinados suplementos puede aportar un valor añadido significativo, pero es importante ser preciso en su selección.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los beneficios de los batidos de banano?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los beneficios de los batidos de banano?

Los batidos de banano pueden generar efectos positivos en la salud, siempre y cuando se consuman de manera adecuada. Conoce más al respecto.



  • Abdelhamid AS, Brown TJ, Brainard JS, Biswas P, Thorpe GC, Moore HJ, Deane KH, AlAbdulghafoor FK, Summerbell CD, Worthington HV, Song F, Hooper L. Omega-3 fatty acids for the primary and secondary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev. 2018
  • Aune D, Giovannucci E, Boffetta P, Fadnes LT, Keum N, Norat T, Greenwood DC, Riboli E, Vatten LJ, Tonstad S. Fruit and vegetable intake and the risk of cardiovascular disease, total cancer and all-cause mortality-a systematic review and dose-response meta-analysis of prospective studies. Int J Epidemiol. 2017 Jun 1;46(3):1029-1056.