Falsas creencias sobre el consumo de cerveza

La cerveza es una bebida muy popular en los países occidentales. Al tratarse de un elemento tan presente en la vida cotidiana, existen muchas desinformaciones que a continuación proponemos aclarar.
Falsas creencias sobre el consumo de cerveza
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 16 noviembre, 2021.

Última actualización: 16 noviembre, 2021

El consumo de cerveza resulta perjudicial para la salud y es poco adecuado para aquellas personas que realizan deporte, pues deteriora el rendimiento. Sin embargo, todavía siguen existiendo muchos mitos y falsas creencias acerca de esta bebida. Resulta habitual que la gente la consuma a diario, algo que no es nada positivo.

Lo primero que hay que dejar claro es que el alcohol es una sustancia tóxica, independientemente de la dosis consumida. No solo provoca alteraciones en la funcionalidad del organismo en el corto plazo, sino que incrementa también la incidencia de muchas patologías crónicas y complejas.

Falsas creencias sobre el consumo de cerveza

A continuación, te vamos a contar cuáles son los mitos relacionados con el consumo de cerveza más extendidos en los países occidentales.

La cerveza hidrata

La cerveza es un líquido, pero no por ello tiene capacidad hidratante. De hecho, es todo lo contrario. El alcohol genera un incremento de la diuresis y afecta a la función renal, por lo que podría repercutir negativamente sobre el balance hidroelectrolítico en el organismo.

La mejor herramienta para garantizar un buen estado de hidratación es el agua mineral. Esto es algo que hay que tener siempre muy claro. Las bebidas alcohólicas, los refrescos azucarados y los zumos no suponen una buena alternativa. Además, pueden afectar a la función metabólica.

El consumo de cerveza no es saludable en ningún contexto.

Es buena idea beber cerveza después de entrenar

El alcohol dificulta la recuperación del deportista tras un esfuerzo intenso. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Journal of Functional Morphology and Kinesiology.

Luego de consumir alcohol, no solo se incrementarán los niveles inflamatorios, sino que además se reducirán la síntesis proteica endógena y la producción de testosterona.

Como resultado de esa alteración fisiológica, se experimentará un proceso de recuperación mucho menos eficiente. De este modo, es más probable que el atleta se lesione en la siguiente sesión de trabajo intenso.

Por este motivo, conviene alejar el consumo de alcohol de los entrenos duros o de las competiciones. Incluso lo más adecuado sería eliminar esa sustancia de la dieta.

Beber cerveza engorda

La cerveza no se considera una bebida saludable. Ahora bien, esto no quiere decir que engorde bajo cualquier circunstancia. Es posible incluirla en la pauta regular y no experimentar una alteración significativa de la composición corporal, al menos a medio plazo. Con el tiempo, el equilibrio hormonal se alterará y puede que se noten más los efectos.

De todos modos, a la hora de mantener un peso determinado intervienen otras muchas variables. Por ejemplo, es preciso realizar ejercicio físico de forma regular y plantear una dieta equilibrada que no introduzca en el organismo más calorías de las que se gastan a diario.

Existen algunas evidencias de que un consumo de alcohol moderado no influye de manera significativa sobre el riesgo de sobrepeso. Esto se confirma en una investigación publicada en 2019.

Aun así, esto no quita que la cerveza sea una bebida con bastantes calorías vacías. El peligro viene cuando se consume en exceso.

Por ende, es una mejor opción incluir vino en la pauta dietética, ya que la cantidad ingerida suele ser bastante menor. En este caso, el impacto a nivel energético se reduce.

La cerveza siempre se toma muy fría

Evitar tóxicos como el alcohol es importante en la dieta de 1500 calorías, así como en otras.

A pesar de que en muchos países, por cuestión de clima, se suele ofrecer la cerveza muy fría, esto no es en todas partes igual. De hecho, algunas variedades es mejor consumirla a mayor temperatura para disfrutar sus matices organolépticos. En determinadas culturas, se suele ingerir la bebida a temperatura ambiente o ligeramente caliente.

Reduce el consumo de cerveza para mejorar la salud

Como has podido comprobar, la cerveza es una bebida repleta de mitos a su alrededor. Ahora bien, no conviene abusar de ella, ya que en ningún caso se considera como saludable. Lo mejor sería optar por las variedades sin alcohol y con menos calorías para reducir su impacto sobre el organismo.

Por último, ten en cuenta que, para conseguir mantener un buen estado de salud a medio plazo, es fundamental combinar buenos hábitos de vida. Será preciso plantear una dieta adecuada y realizar ejercicio físico de manera frecuente.

Asimismo, es aconsejable evitar los tóxicos y dormir lo suficiente, costumbres que también marcarán la diferencia a largo plazo. Incluso exponerse con frecuencia a la luz solar es determinante.

Te podría interesar...
3 errores que arruinan una dieta
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 errores que arruinan una dieta

Existen una serie de errores que arruinan una dieta con suma frecuencia y que deberás evitar para conseguir el éxito en los objetivos planteados.



  • Lakićević N. (2019). The Effects of Alcohol Consumption on Recovery Following Resistance Exercise: A Systematic Review. Journal of Functional Morphology and Kinesiology, 4(3), 41. https://doi.org/10.3390/jfmk4030041
  • Xu, X., Zhou, M., Gao, R. Q., Guo, Y., Tian, X. C., Bian, Z., Tan, Y. L., Pei, P., Yu, C. Q., Wang, S. J., Chen, Z. M., Li, L. M., & China Kadoorie Biobank Collaborative Group (2019). Zhonghua liu xing bing xue za zhi = Zhonghua liuxingbingxue zazhi, 40(7), 759–764. https://doi.org/10.3760/cma.j.issn.0254-6450.2019.07.005