3 razones por las que un deportista debería comer yogur 3 veces al día

El yogur y los alimentos lácteos fermentados en general pueden aportar beneficios en la dieta de un deportista. A continuación, te contamos por qué es positivo consumirlos a diario.
3 razones por las que un deportista debería comer yogur 3 veces al día
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 19 noviembre, 2021.

Última actualización: 19 noviembre, 2021

Un deportista debería comer yogur con frecuencia, hay pocas dudas de ello. En concreto, lo óptimo es que este alimento aparezca en la dieta unas 3 veces al día, ya que esta rutina a nivel dietético conlleva ciertos beneficios. Te vamos a explicar los más influyentes para que los tengas en cuenta.

Antes que nada, hemos de destacar que los lácteos son alimentos considerados como saludables que se han demonizado durante años por su contenido en grasas. Lo cierto es que los lípidos que concentran son saludables, por lo que en ningún caso generarán un perjuicio sobre el organismo. A partir de eso, podemos analizar otras ventajas de su consumo.

Razones por las que un deportista debería comer yogur 3 veces al día

A continuación, te daremos las principales razones por las que el yogur y los lácteos fermentados deberían abundar en la dieta de los atletas.

Mejoran la salud intestinal

El yogur cuenta en su interior con bacterias beneficiosas conocidas como probióticas. Estas pueden colonizar el tubo digestivo de forma selectiva, con lo que generan un efecto positivo sobre el huésped. De hecho, un estudio publicado por Advances in Nutrition ha demostrado que mantener funcional la microbiota previene el desarrollo de problemas a nivel intestinal.

Con esto, no solo se reducirá la incidencia de las patologías con base inflamatoria, sino que también se manejará de un modo más eficiente el estreñimiento. Esto resulta determinante en los atletas, pues así se evitarán las molestias durante los entrenos o competiciones, algo que podría condicionar negativamente el rendimiento. Para mejorar la experiencia intestinal, se recomienda que el aporte dietético de fibra sea suficiente.

Los yogures son fundamentales para cuidar la salud digestiva del deportista.

Mantienen la estructura muscular

Para que los músculos se mantengan en perfecto estado de funcionamiento, es necesario garantizar la ingesta de proteínas de alto valor biológico de manera diaria. Estas contienen todos los aminoácidos esenciales y son fáciles de digerir. Las proteínas presentes en el yogur y en los lácteos fermentados cumplen con estas características.

Como norma general, un deportista puede llegar a necesitar hasta más de 2 gramos de proteína por kilo de peso al día. Incluso se podría superar esta cifra, bajo ciertas condiciones, según evidencia una investigación publicada en la revista Journal of the International Society of Sports Nutrition. Consumir 3 yogures al día hace más fácil que se cubran estos requerimientos.

Previene problemas a nivel óseo

El yogur es una fuente de calcio. Este mineral es el material constituyente del tejido óseo del organismo, es decir, los huesos.

Es fundamental asegurar un buen aporte diario de calcio para evitar problemas con los huesos según pasa el tiempo. Hay que tener en cuenta que los atletas pueden estar sometidos a impacto o a un estrés físico elevado. Si la densidad mineral se ve reducida por algún motivo, se podría poner en riesgo el estado de salud y la funcionalidad del deportista.

Por otra parte, para conseguir que el calcio se fije de manera eficiente en los huesos, habrá que asegurar que los niveles de vitamina D en el organismo se encuentran en rangos óptimos. Para ello, será imprescindible exponerse a la luz del sol de manera frecuente, ya que así se estimula la síntesis endógena del nutriente.

Los lácteos son una gran ayuda para aumentar la masa muscular con el desayuno.

En el caso de que no sea posible este hábito, habría que plantearse la opción de tomar algún tipo de suplemento, ya que la administración de la vitamina solamente a partir de los alimentos que aparecen en la dieta no suele resultar suficiente. De hecho, la mitad de la población sufre un déficit en los niveles de vitamina D en sangre.

Un deportista debería comer yogur 3 veces al día

Como has podido comprobar, es importante que el deportista consuma yogur 3 veces al día para garantizar un buen estado de salud y para maximizar el rendimiento deportivo.

Ahora bien, el comestible elegido ha de ser de buena calidad. Deben evitarse aquellos que tienen gran cantidad de azúcares añadidos en su composición, ya que podrían poner en riesgo el buen funcionamiento del metabolismo.

De todos modos, recuerda que no solo basta con esta estrategia para conseguir que el organismo funcione de forma óptima y el desempeño sea el esperado. En líneas generales, la dieta ha de estar bien balanceada, con predominancia de los alimentos frescos frente a los ultraprocesados industriales. Los niveles de hidratación también han de ser los correctos, ya que de lo contrario, se perdería rendimiento a corto plazo.

Te podría interesar...
3 diferencias entre prebióticos y probióticos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 diferencias entre prebióticos y probióticos

Los probióticos y los prebióticos son dos elementos que cuentan con varias diferencias entre sí, aunque ambos son beneficiosos.



  • Dimidi, E., Christodoulides, S., Scott, S. M., & Whelan, K. (2017). Mechanisms of Action of Probiotics and the Gastrointestinal Microbiota on Gut Motility and Constipation. Advances in Nutrition (Bethesda, Md.), 8(3), 484–494. https://doi.org/10.3945/an.116.014407
  • Jäger, R., Kerksick, C. M., Campbell, B. I., Cribb, P. J., Wells, S. D., Skwiat, T. M., Purpura, M., Ziegenfuss, T. N., Ferrando, A. A., Arent, S. M., Smith-Ryan, A. E., Stout, J. R., Arciero, P. J., Ormsbee, M. J., Taylor, L. W., Wilborn, C. D., Kalman, D. S., Kreider, R. B., Willoughby, D. S., Hoffman, J. R., … Antonio, J. (2017). International Society of Sports Nutrition Position Stand: protein and exercise. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 14, 20. https://doi.org/10.1186/s12970-017-0177-8