¿Qué dieta saludable es buena para Navidad?

07 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
Plantear una buena dieta durante la Navidad evita ganancias de peso indeseadas que condicionen negativamente el estado de salud a medio o a largo plazo. ¿Qué métodos es posible adoptar?

Mucha gente se pregunta qué dieta saludable es buena para la Navidad, ya que se trata de un periodo en el que abundan los excesos desde el punto de vista nutricional. Por este motivo, es válido conocer una serie de claves al respecto, con el objetivo de evitar ganancias de peso indeseadas.

Antes de comenzar, ten en cuenta que existen cientos de dietas distintas. No obstante, no todas se ajustan a cada individuo o al momento del año en el que se encuentra. Asimismo, recuerda que hacer dieta va más allá de comer de una determinada forma durante un periodo de tiempo determinado, y es algo que está ligado a los hábitos saludables mantenidos en el tiempo.

La dieta cetogénica es buena para Navidad

Si no quieres perderte el marisco y tampoco le guardas un gran aprecio a las patatas y a los dulces, plantéate probar la dieta cetogénica durante la Navidad. Este método de alimentación consiste en restringir los hidratos de carbono.

La dieta cetogénica ha demostrado ser efectiva para el mantenimiento o la pérdida de peso, según un estudio publicado por Nutrición Hospitalaria. Incluso resulta útil para prevenir el desarrollo de ciertas patologías complejas.

No obstante, tiene sus limitaciones. Las personas con trastornos en el metabolismo de las grasas o las embarazadas no deberían poner esta dieta en marcha; tampoco los niños en edad de crecimiento. Ni siquiera es aconsejable los deportistas de fuerza, ya que podría afectar a su rendimiento.

La cetogénica es una de las dietas que puede ser buena para Navidad.

Para realizar una dieta cetogénica, solamente has de suprimir aquellos alimentos de la dieta con elevado contenido en carbohidratos. Estos serían las legumbres, los cereales, el arroz, las harinas, los dulces…

Trata siempre de priorizar el consumo de alimentos frescos frente al de ultraprocesados. La buena noticia es que podrás comer casi todo el marisco que quieras, siempre dentro de unos límites razonables, claro.

La dieta Atlántica es más que recomendable

Si no quieres plantear un protocolo dietético restrictivo, valora implementar una dieta Atlántica durante la Navidad. Este modelo se basa en el consumo de alimentos frescos frente al de procesados, en el que gozan de un gran protagonismo los pescados y los vegetales, así como los tubérculos.

Además, es una dieta que restringe el consumo de alcohol, lo que resulta ampliamente saludable. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nutrients, la alimentación Atlántica es capaz de reducir el riesgo de desarrollar patologías de tipo cardiovascular. Esto se debe, entre otras cosas, a la ingesta de ácidos omega 3 que propone, por medio de los pescados y de los aceites en crudo. Dichos nutrientes cuentan con capacidades antiinflamatorias.

Con este modelo también podrás consumir mariscos, carnes y pescados durante la Navidad. Solamente has de limitar la ingesta de dulces y de bebidas alcohólicas, lo que claramente resulta beneficioso para la salud. Trata además de no escatimar en verduras.

La dieta Mediterránea, otra opción para la navidad

En la misma línea que la dieta Atlántica se sitúa la Mediterránea, aunque con ciertas diferencias. En este caso, se prioriza la ingesta de carbohidratos, pero siempre de tipo complejo. Por el contrario, se evitan todos aquellos productos ultraprocesados e industriales que pueden poner en riesgo la salud a medio plazo.

La dieta mediterránea limita el consumo de alimentos ultraprocesados.

Al mismo tiempo, se aboga por un consumo moderado de alcohol. No obstante, lo más adecuado sería suprimirlo totalmente de la alimentación.

Como contrapartida, podemos destacar que la dieta Mediterránea considera el pan como un alimento saludable. Sin embargo, este incrementa la glucosa en sangre de manera agresiva, ya que está compuesto por harinas que se absorben rápido a nivel intestinal. De todos modos, si se plantea adecuadamente, es una dieta saludable.

Es posible hacer dieta saludable en Navidad

A pesar de que la Navidad se asocia con los excesos alimenticios y con el aumento de peso, es posible plantear una dieta durante este periodo que permita disfrutar y cuidarse al mismo tiempo. Cualquiera de las opciones que te hemos ofrecido será eficiente para conseguir ambos objetivos y velar así por la salud a medio plazo.

Lo que debes tratar de evitar siempre es excederte durante este tiempo y optar después por una dieta milagro. Así solo conseguirás empeorar la salud y generar un estado de frustración para nada aconsejable.

Piensa que la prevención y la anticipación son claves de cara a lograr los objetivos y decide ya qué tipo de alimentación seguirás en Navidad para evitar arrepentimientos después.

  • Martín Moraleda E., Delisle C., Collado Mateo D., Aznar Lain S., Weight loss and body composition changes through ketogenic diet and physical activity: a methodological and systematic review. Nutr Hosp, 2019. 36 (5): 1196-1204.
  • Rodríguez Martín C., Garcia Ortiz L.., Rodriguez Sanchez E., Maderuelo Fernandez C., et al., The relationship of the atlantic diet with cardiovascular risk factors and markers of arterial stiffness in adutls without cardiovascular disease. Nutrients, 2019. 11 (4): 742.