¿Cuál es la importancia de una alimentación sana?

La alimentación sana se caracteriza por la predominancia de los alimentos frescos frente a los ultraprocesados industriales, además de presentar un carácter normocalórico. Ten en cuenta las siguientes pautas.
¿Cuál es la importancia de una alimentación sana?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 05 mayo, 2021.

Última actualización: 05 mayo, 2021

Plantear una alimentación sana puede impactar de forma significativa en el estado de salud y en el rendimiento deportivo. Incluyendo productos de calidad se asegura un correcto aporte nutricional, lo que favorece el buen funcionamiento del organismo.

Los expertos aconsejan, como norma general, priorizar la presencia de alimentos frescos en la dieta frente a la de ultraprocesados industriales. Estos últimos cuentan con sustancias en su interior capaces de causar ineficiencias en el desempeño de los órganos, de modo que aumentan la incidencia de las patologías crónicas.

Una alimentación sana para combatir la inflamación

La inflamación es uno de los mecanismos subyacentes a muchas enfermedades complejas, como varios tipos de cáncer. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Biomolecules, cuando se incrementan los estados inflamatorios se experimenta un mayor riesgo de desarrollar aterosclerosis.

Para mantener controlado este proceso, basta con plantear unos buenos hábitos de vida, haciendo especial hincapié en la dieta diaria. Existen nutrientes con la capacidad de ayudar a recuperar una situación de equilibrio en el medio interno, como son los ácidos grasos de la serie omega 3.

No obstante, no solo hay que centrarse en los nutrientes que se deben consumir, sino también en aquellos que es bueno evitar. Por ejemplo, un consumo excesivo de azúcares simples incrementa los estados inflamatorios e impacta negativamente sobre el cuerpo humano. Lo mismo sucede con las grasas de tipo trans.

Gracias a la dieta, se evita la oxidación

El vinagre de manzana puede utilizarse como aliño para las ensaladas.

Además de la inflamación crónica, existe otro proceso capaz de afectar negativamente a la salud: la oxidación. Se trata de un mecanismo muy relacionado con el envejecimiento y con el desarrollo de enfermedades graves asociadas a la edad, como las neurodegenerativas.

La oxidación se produce a partir de la utilización del metabolismo y de los tejidos del cuerpo humano. Así, se generan una serie de especies reactivas de oxígeno cuya acumulación resulta nociva. Para evitar tal situación, es necesario un aporte regular de sustancias conocidas como antioxidantes.

Normalmente son algunas vitaminas o los fitonutrientes contenidos en los vegetales los elementos que presentan la propiedad de neutralizar los radicales libres. Así lo evidencia una investigación publicada en Critical Reviews in Eukaryotic Gene Expression.

Ahora bien, para amplificar el efecto de los antioxidantes, es necesario garantizar la puesta en marcha de otros hábitos de vida saludables. Por ejemplo, resulta fundamental practicar ejercicio físico de forma regular y descansar al menos 7 horas cada noche.

Una alimentación sana es equilibrada

Uno de los problemas de la dieta actual es su marcado carácter hipercalórico. La gran cantidad de ultraprocesados que la conforman incrementan su densidad energética y provocan una ganancia progresiva de peso. Tanto el sobrepeso como la obesidad promocionan los estados ya mencionados: inflamación y oxidación.

Por este motivo, la alimentación sana es aquella que asegura el equilibrio energético, partiendo de una situación de buen estado de la composición corporal. Incluso plantear una dieta ligeramente hipocalórica ha demostrado tener beneficios para la salud, sobre todo a partir de los 40-50 años.

Las carnes son una fuente natural de creatina.

Para lograr este objetivo, se pueden plantear ciertos protocolos dietéticos como el ayuno intermitente. Este plan genera una gran adherencia y consigue reducir las calorías de la dieta sin incrementar el apetito o la ansiedad. Asimismo, se pueden probar otras técnicas como la reducción de los carbohidratos, sobre todo en situaciones de personas sedentarias.

Plantear una alimentación sana alarga la vida

Si consigues plantear una alimentación sana y mantener esa costumbre a lo largo del tiempo, se reducirá considerablemente la incidencia de las patologías crónicas que ponen en riesgo la vida. Además, se retrasará el proceso de envejecimiento, gracias al poder de las vitaminas, minerales y antioxidantes.

Ahora bien, recuerda que no solo es importante aquello que se come, sino también lo que se evita. La restricción del consumo de bebidas alcohólicas y la limitación de los azúcares simples y las grasas trans será crucial. De este modo, será mucho más sencillo garantizar que el organismo se mantiene funcional.

Por último, recuerda incrementar la práctica deportiva, haciendo especial énfasis en el ejercicio de fuerza. Este mecanismo ayuda a mantener controladas la inflamación y la oxidación, lo que produce un mejor estado de salud a largo plazo. Además, es una de las mejores formas de luchar contra la pérdida de funcionalidad del cuerpo.

Te podría interesar...
¿Cuál es la mejor proteína para los deportistas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuál es la mejor proteína para los deportistas?

Te vamos a enseñar a elegir la mejor proteína para los deportistas con el objetivo de mejorar la recuperación y la composición corporal.



  • Zhu Y, Xian X, Wang Z, Bi Y, Chen Q, Han X, Tang D, Chen R. Research Progress on the Relationship between Atherosclerosis and Inflammation. Biomolecules. 2018 Aug 23;8(3):80. doi: 10.3390/biom8030080. PMID: 30142970; PMCID: PMC6163673.
  • Sharma GN, Gupta G, Sharma P. A Comprehensive Review of Free Radicals, Antioxidants, and Their Relationship with Human Ailments. Crit Rev Eukaryot Gene Expr. 2018;28(2):139-154. doi: 10.1615/CritRevEukaryotGeneExpr.2018022258. PMID: 30055541.