Mejora tu salud con una dieta baja en azúcar

Te vamos a mostrar los principales beneficios de plantear una dieta baja en azúcar. El organismo experimentará una pronta mejora en cuanto a eficiencia.
Mejora tu salud con una dieta baja en azúcar
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 14 mayo, 2022

Mejora la salud implementando una dieta baja en azúcar. Este nutriente es necesario en cierta cantidad para los deportistas, pero a medida que se reduce la intensidad del ejercicio se vuelve prescindible. Si se consume en grandes cantidades se podría incrementar el riesgo de desarrollar patología metabólica a medio plazo.

Hay que tener en cuenta que una dieta baja en azúcar no quiere decir una pauta sin carbohidratos. Se pueden incluir estos elementos, aunque priorizando siempre los de tipo complejo. Estos se caracterizan por presentar una digestión más lenta, por lo que su impacto sobre las glucemias es muy inferior. Además suelen estar acompañados de fibra, elemento determinante para lograr una buena salud intestinal.

Los beneficios de una dieta baja en azúcar

Chica en la cocina con alimentos y bebida.
La dieta libre en azúcar permite bajar de peso.

El principal beneficio de una dieta baja en azúcar es que ayuda a controlar el peso y el estado de composición corporal. Esta sustancia puede estar muy ligada a situaciones de obesidad, tal y como evidencia una investigación publicada en la revista Current Diabetes Reports. Sobre todo resulta peligrosa cuando se ingiere a través de un medio líquido, como puede ser el caso de los refrescos. También los dulces o la bollería suponen alimentos de baja calidad con alto contenido en azúcares.

Por otra parte, un consumo elevado de azúcar cuando no se realiza ejercicio físico de manera intensa puede provocar resistencia a la insulina. Este es el paso previo a la diabetes, según los estudios más recientes. A partir de aquí se experimentan problemas en la utilización de los sustratos energético y poco a poco se va acumulando grasa a nivel abdominal. La propia patología metabólica supone un factor de riesgo para el desarrollo de otras enfermedades, ya que genera inflamación a nivel interno.

¿Cómo plantear una dieta baja en azúcar?

En ocasiones puede resultar complicado plantear una dieta baja en azúcar, sobre todo cuando el consumo de procesados industriales es frecuente. Existe una cierta costumbre a la ingesta de alimentos dulces, y la mayor parte de ellos cuentan con endulzante en su interior. Para controlar el problema se propone un cambio a nivel de hábitos que empieza por darle prioridad a los alimentos frescos como los mayoritarios en la dieta.

También se pueden poner en marcha otras estrategias como la sustitución del azúcar como tal por edulcorantes artificiales. Así no se pierden las características organolépticas, pero se reduce el impacto a nivel glucémico. Ahora bien, abusar de esta clase de aditivos no es tampoco la mejor idea. A medio plazo podrían causar daños en la microbiota intestinal, por lo que suponen una solución temporal al problema.

Conviene irse acostumbrando poco a poco a reducir la presencia del sabor dulce en la pauta, que podría terminar por provocar una cierta adicción. Al fin y al cabo, cuando se consumen alimentos con estas características se suelen generar en el medio interno una serie de transmisores relacionados con la sensación de bienestar, lo cual puede llegar a ser peligroso.

Fíjate en el etiquetado para mejorar la salud

A parte de lo comentado es importante hacer especial hincapié en la necesidad de observar las etiquetas de los alimentos antes de comprarlos en el supermercado. Muchos de ellos llevan azúcares añadidos de manera oculta, como puede ser el caso de las salsas de tomates. Es clave fijarse en el valor nutricional para elegir comestibles de calidad que se ajusten a las expectativas.

De este modo mejorará mucho la composición de la dieta diaria. El organismo poco a poco empezará a experimentar mejoras significativas a nivel de funcionamiento que se reflejarán también en el peso y en el porcentaje de masa grasa. Incluso la inflamación disminuirá, aunque esto no es tan perceptible desde fuera.

Es importante conocer el índice glucémico de un alimento, pero debemos considerar también otros factores.
Aprender a leer las etiquetas de los alimentos permite alejarse del azúcar.

Mejora la salud con una dieta baja en azúcar

Como has visto, es posible mejorar la salud por medio de una dieta baja en azúcar, logrando así controlar la inflamación y conseguir que el organismo funcione de manera eficiente. De lo contrario podría incrementarse la incidencia de muchas patologías con el paso del tiempo.

Para terminar, ten en cuenta que no solo hay que centrarse en la alimentación cuando el objetivo es cuidar el cuerpo. También habrá que poner el foco en otros hábitos. Por ejemplo, es fundamental practicar ejercicio físico de manera frecuente, enfatizando sobre todo el trabajo de fuerza.

Te podría interesar...
3 consejos para contar calorías cuando comes fuera de casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 consejos para contar calorías cuando comes fuera de casa

Es necesario tener una serie de consejos en cuenta para contar calorías de un modo eficiente cuando comes fuera de casa.



  • Yoshida, Y., & Simoes, E. J. (2018). Sugar-Sweetened Beverage, Obesity, and Type 2 Diabetes in Children and Adolescents: Policies, Taxation, and Programs. Current diabetes reports, 18(6), 31. https://doi.org/10.1007/s11892-018-1004-6.
  • Ndisang, J. F., Vannacci, A., & Rastogi, S. (2017). Insulin Resistance, Type 1 and Type 2 Diabetes, and Related Complications 2017. Journal of diabetes research, 2017, 1478294. https://doi.org/10.1155/2017/1478294.