¿El alcohol te puede impedir adelgazar?

Ese "vasito de cerveza" que tomamos sin culpa puede significar un paso atrás en caso de que tengamos el objetivo de perder peso. ¿Cómo influye esta sustancia en ese proceso?
¿El alcohol te puede impedir adelgazar?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 12 noviembre, 2021

El alcohol es una de las sustancias que pueden impedir adelgazar. Estamos hablando de un elemento que resulta tóxico, independientemente de la dosis consumida. Por este motivo, es necesario limitarlo o incluso suprimirlo de la dieta para conseguir alcanzar un buen estado de salud.

Las bebidas alcohólicas resultan una constante en la pauta de muchas personas. Esto es especialmente preocupante, sobre todo cuando hablamos de adolescentes. Su consumo no solo afectará negativamente a la composición corporal, sino también al desarrollo y al bienestar de la persona.

El alcohol aporta muchas calorías

Lo primero que es necesario tener claro es que el alcohol es una sustancia muy calórica: puede aportar hasta 7 calorías por gramo. Sin embargo, no cuenta con nutrientes en su interior, por lo que se denominan «calorías vacías».

Es sencillo que estas calorías se conviertan en grasa, con lo que fomentan por lo tanto la ganancia de peso. El alcohol provocará también alteraciones en el estado hormonal, dado que disminuye la producción de testosterona.

Además, esta sustancia ha demostrado afectar negativamente a la función metabólica. La ingesta de alcohol reduce la eficiencia en la movilización y  oxidación de las grasas, lo que resultará en una mayor tendencia a utilizar los carbohidratos como fuente principal. A medio plazo, esto se traduce en un deterioro de la composición corporal, con mayor porcentaje de tejido adiposo.

Por otra parte, el alcohol genera una reducción de la flexibilidad metabólica, algo que solo se puede solucionar limitando la presencia de esta sustancia en la dieta, mejorando la pauta alimenticia y promocionando la práctica deportiva.

El metabolismo es un mecanismo que se torna esencial para conseguir estimular la pérdida de peso, ya que la resistencia a la insulina se vincula de manera muy estrecha con la obesidad. Así lo afirma una investigación publicada en Eat and Weight Disorders.

Tampoco supone una buena idea compensar el consumo de bebidas alcohólicas con un exceso de ejercicio. La introducción de estas bebidas en la pauta incrementaría el riesgo de lesión por incidencia sobre la síntesis endógena de proteínas.

Evitar el alcohol es importante para no subir de peso.

Juntar alcohol con refrescos es muy nocivo para adelgazar

Si el alcohol por sí mismo ya es una sustancia que impide perder peso, peor se ponen las cosas cuando se combina con refrescos azucarados. En este caso, no solo se incrementa la acumulación de grasa en órganos vitales como el hígado, sino que se produce una mayor conversión de carbohidratos a grasas, con su posterior deposición en los tejidos.

Con esto, el metabolismo se verá muy afectado, ya que el consumo de grandes cantidades de azúcares a través de un medio líquido afecta en gran medida a la resistencia a la insulina. Poco a poco, el organismo perderá capacidad para utilizar los lípidos como fuente de energía, con lo que perjudica al estado de composición corporal.

No se resuelve gran cosa sustituyendo los refrescos por sus versiones sin azúcares añadidos. En este caso, se incluyen en la receta edulcorantes artificiales para mantener el sabor dulce, lo que provoca un impacto negativo sobre la diversidad de la microbiota. A partir de aquí, también se pueden experimentar disfunciones metabólicas que incrementen la inflamación y el riesgo de desarrollar obesidad central.

Por este motivo, lo mejor es limitar el consumo de esta clase de bebidas. La mejor herramienta para asegurar un buen estado de hidratación es el agua mineral.

En tanto, los lácteos enteros pueden suponer un buen complemento en alguna ocasión, como la leche. Ahora bien, a la hora de elegir una bebida para una festividad, lo mejor será optar por un zumo natural con pulpa.

La combinación de bebidas energéticas con alcohol es peligrosa.

Sí, el alcohol impide adelgazar

Como has podido comprobar, el alcohol impide adelgazar e impacta negativamente sobre la composición corporal. Esta sustancia desequilibra la producción hormonal, lo que genera una destrucción progresiva de la masa muscular, algo que se considera totalmente malo para el estado de salud. No se debe olvidar que el músculo contribuye a mantener en equilibrio los estados inflamatorios del organismo.

Por último, no pienses que existen bebidas alcohólicas que sean de mayor calidad. El vino, considerado durante muchos años como beneficioso, también provoca un daño en el organismo. Los antioxidantes que concentra en su interior no reparan el daño causado por el tóxico. Por eso, lo recomendable es que aparezcan lo menos posible en la dieta.

Te podría interesar...
3 errores que arruinan una dieta
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 errores que arruinan una dieta

Existen una serie de errores que arruinan una dieta con suma frecuencia y que deberás evitar para conseguir el éxito en los objetivos planteados.



  • Jeon, S., & Carr, R. (2020). Alcohol effects on hepatic lipid metabolism. Journal of Lipid Research, 61(4), 470–479. https://doi.org/10.1194/jlr.R119000547
  • Barazzoni, R., Gortan Cappellari, G., Ragni, M., & Nisoli, E. (2018). Insulin resistance in obesity: an overview of fundamental alterations. Eating and Weight Disorders : EWD, 23(2), 149–157. https://doi.org/10.1007/s40519-018-0481-6